Mentalidad, Inspiración y Motivación | Blog de Emprendedores | Tentulogo

[7] Mentalidad, Inspiración y Motivación

Blog de Emprendedores

¿Qué tipo de líder positivo eres para tu equipo de trabajo?

octubre 9, 2017
En un ambiente laboral, los resultados de la empresa van a depender en gran medida de la actitud que ejerce el líder sobre el equipo de trabajo. ¿Ya sabes si estás siendo uno positivo? Es cierto que una mala persona puede ser un buen líder, pero también es real que una buena persona puede llegar a ser un pésimo líder. Es tu empresa y comprendemos por qué eres tan delicado con todo lo que tenga que ver con la misma, quieres que todo salga a la perfección, así que es común que a veces existan conductas que al promedio puedan parecerle un poco tiránicas, pero está en nosotros como líderes lograr el balance perfecto entre la exigencia y lo que es justo. A veces ocurre el error de que todo se realice y se ajuste a las necesidades que tiene el líder de una organización, cuando en realidad es él quien debe adaptarse a las necesidades de la empresa, es decir la realidad. Un buen líder es figura de ejemplo y no un dictador, reconoce lo mejor de cada miembro de su equipo y lo lleva al máximo en busca del beneficio colectivo y empresarial. Dependiendo de la actitud que tomes ante cualquier circunstancia negativa que pueda ocurrir dependerá si el desenlace de la misma será favorable o no Dependiendo de la actitud que tomes ante cualquier circunstancia negativa que pueda ocurrir dependerá si el desenlace de la misma será favorable o no, es por ello que siempre recomendamos mantener una actitud positiva, más no ilusa, en todo momento, esta actitud será transmitida a tu equipo y juntos podrán seguir adelante y obtener experiencias colectivas de gran valor. En Tentulogo estamos seguros de que eres un líder positivo es por ello que hemos decidido realizar este post para que reconozcas exactamente qué tipo de líder eres, para que de esta manera refuerces tus cualidades o adoptes otras que te interese implementar. Líder carismático Es amable y con sentido del humor, hace que todos se sientan en confianza de poder hacer una broma de vez en cuando e incentiva a la comunicación de todos los integrantes del equipo de trabajo. Que sea carismático no quiere decir que carezca de seriedad, más bien es un punto sumamente positivo pues incentiva a los trabajadores a perseguir las metas con una buena actitud. El aspecto negativo de este tipo de líder es que aquellos que no diferencian amistad de trabajo, pueden llegar a verlo como una figura sumamente amistosa, que les perdonará constantemente sus errores, por lo que pueden relajarse en sus responsabilidades laborales en exceso. Es en este punto donde como líder debes dejar claro que sí, puedes ser muy agradable y risueño, pero sigues esperando y exigiendo que den lo mejor de sí mismos por su futuro y el de la empresa. Líder demócrata Este tipo de líder toma en cuenta la opinión de todos los trabajadores antes de llegar a una decisión definitiva, por lo que se sienten totalmente involucrados y con

La actitud del éxito: cuando la mente puede sobre cualquier cosa

julio 12, 2017
Muchas veces nos preguntamos “¿qué es lo que hacemos tan mal que nos impide conseguir el éxito?”, y lo que no vemos es que en la pregunta está la respuesta, no es lo que hacemos, sino lo que no hacemos. Somos esclavos de la cotidianidad y del día a día, por lo general nos perdemos en lo básico, en lo elemental, sin atrevernos siquiera a ver un poco más allá de nuestras narices y salir de la zona de confort en la que vivimos, nos quejamos de lo que no tenemos y olvidamos que el éxito consiste en cómo utilizar lo que sí tenemos. Muchos pensamos equivocadamente que el éxito es un punto máximo de reconocimiento, fama y dinero al que todos queremos llegar, como si se tratase de algo material que sólo es justificado si una buena porción de personas nos ven con admiración y nos aplauden al pasar por las calles, cuando realmente no es más que un recorrido en el que nos proponemos metas y progresivamente las alcanzamos, tal como lo expresó Deepak Chopra en su libro Las siete leyes espirituales del éxito: “El éxito es una travesía, no un destino en sí”. El recorrido del éxito y los aprendizajes en el mismo En ese recorrido aprendemos a conocernos y por lo tanto a descubrirnos, es decir, a definir nuestro talento, saber en qué somos realmente buenos y en qué otras cosas no tanto, es en este punto donde debemos reconocer que cada ser humano tiene sus habilidades, las cuales nos hacen únicos, nos diferencian y si son descubiertas y bien exploradas, esas mismas habilidades pueden llevarnos desde el punto A hasta el punto B, donde el primero vendría siendo una vida ordinaria y el segundo una vida extraordinaria. En este recorrido conocerás a muchas personas que serán buenas para cosas que tú probablemente no lo seas, pero eso no te hace inferior, aunque muchas veces trates de convencerte de que sí lo eres, porque así como ellos, tú cuentas con un talento individual que puede que muchos no tengan, el cual es sólo tuyo y puede llevarte a cualquier lugar si te lo propones. Cuando finalmente nos hacemos conscientes de nuestro talento, es bastante importante trabajar en él, ponerle amor, cariño y atención, porque es tuyo, eres digno de tenerlo y por lo mismo lo justo es dedicarle ciertas horas al día para reforzarlo y moldearlo a tu gusto, para descubrir la mejor manera de hacerlo, eso sí, mientras lo trabajas no pienses en ser mejor que otros, piensa en ser mejor de lo que eras al inicio, tú serás tu única competencia en el recorrido del éxito, y conseguir tu mejor versión se siente mucho más gratificante que llegar a ser la versión de alguien más. A veces se está arriba y a veces se está abajo Atrévete a querer saltar por encima del límite en el que estás acostumbrado a estar siempre. No existe camino que no contenga rocas u obstáculos en el mismo, te

Cómo impulsar el potencial de tu equipo de trabajo

junio 26, 2017
¿Se imaginan tener una empresa fundada sobre una gran idea, con buenos recursos y un buen plan de acción, pero, con un equipo de trabajo que no está ni motivado, ni ofrece lo mejor de sí? A pesar de lo bueno, sin un equipo que ofrezca todo de sí y se sienta bien en su trabajo, el futuro de esta empresa está más cerca del fracaso que del éxito y esto es algo que como líder, fundador, director, gerente o jefe no puedes dejar que ocurra. Como bien ha aclarado en varias ocasiones Howard Behard, fundador de la famosa industria cafetera Starbucks, los incentivos y beneficios que reciben tus empleados son una estrategia que asegurará el éxito en el mundo de los negocios. En el mundo de los negocios es muy fácil perderse entre muchas cosas, como números, ventas, salidas, comisiones, estadísticas, análisis. Pero, esto no debe hacer que abandones algo crucial: el factor humano, que son tus empleados. Cada empresa está conformada por personas que tienen el potencial de ser exitosas y está en ti, como líder, hacer todo lo posible para descubrir este potencial, destaparlo e impulsarlo de manera que no sólo ayudará al crecimiento de tu empleado, sino también el de tu empresa. Para lograr esto puedes recurrir a diferentes estrategias, a continuación leerás las más efectivas y que han dado resultado en el equipo de trabajo de Tentulogo, en un artículo que hemos tratado de nutrir en este tema tanto como sea posible. Formando el equipo perfecto No puedes destapar el potencial de un equipo si no lo tienes, mucho menos lograr la perfección. Y con equipo no nos referimos al sentido más literal de la palabra, sino el más profundo, en el que un grupo de personas se comprometen en colaborar, ayudarse unos a los otros, dar lo mejor de sí mismos y ser unidos por un objetivo en común. Para lograr esto debes: Desarrollar una cultura de trabajo centrada en las personas y el compañerismo. Más vale que en tu equipo la actitud de “cada quien trabaja por sí mismo” quede a un lado y en su lugar se apoder del conocido “todos para uno y uno para todos”. Para ello debes desarrollar de tal manera tu entorno laboral para que cada uno de tus trabajadores sepa trabajar en equipo a la perfección y se preocupe por sus compañeros como por sí mismo. El verdadero trabajo en equipo siempre da unos resultados increíbles. Contrata con sabiduría. A la hora de contratar tienes que ser la versión más sabia de ti mismo, haz las preguntas claves, deja claro cuál será el rol del empleado en tu empresa y descubre si el entrevistado cuenta con las cualidades para cumplir con las tareas que le serán asignadas. Contrata siguiendo la cultura laboral que has desarrollado, es decir, personas capaces de trabajar en equipo, que se preocupen por los demás. Contrata personas de buena naturaleza y con energía positiva, esto le sumará a tu empresa un factor valioso.

En Búsqueda de la Felicidad: La historia REAL detrás de la película

junio 23, 2017
Nunca es tarde para empezar de nuevo, y nunca es demasiado tarde para fijarse un objetivo. En Búsqueda de la Felicidad te demuestra que a veces se puede sacar algo positivo luego de tocar el fondo. Si estás aquí leyendo esto es porque te gusta todo lo relacionado al emprendimiento, ya sea porque eres un emprendedor o porque planeas serlo, y si a eso le adicionamos la pasión que puedes sentir por el cine, entonces te encuentras en el post adecuado. En Búsqueda de la Felicidad es una película basada en la vida de Chris Gardner, un hombre bastante exitoso actualmente, siendo empresario, coach motivacional y filántropo. Pero él no nació siendo tan privilegiado. Es posible que ya hayas visto esta película protagonizada por Will Smith y nominada a los Oscars, debido al éxito que tuvo en el cine y los elogios por parte de los críticos, pero en caso de que no haya sido así, vamos a analizar la película y es posible que incluyamos bastantes spoilers, así que puedes mirarla y luego leer este post, o también puedes leer este post y luego verla, como sea de tu preferencia. La infancia de Chris Gardner En la película no nos llevan a los tiempos donde Chris era un niño, pero nos parece importante hablar sobre esto, pues le agrega más valor al significado del éxito que llegó a alcanzar este hombre. Chris tenía tres hermanos, siendo él el cuarto, y vivía con su madre y su padrastro, pues nunca conoció a su padre. Venía de una familia con bajos recursos y muchos problemas. Su padrastro maltrataba a su madre, y su madre estaba tan desequilibrada mentalmente que llegó a parar varias veces en la cárcel. Una vez incluso incendió la casa donde se encontraba Chris, sus hermanos y su padrastro, con el objetivo de acabar con la vida de este último, siendo inútil el plan y separando a Chris para siempre de su madre que se encontraba en prisión. Chris se la vivió en varios hogares para niños, primero uno y luego otro, recibiendo toda clase de maltratos, llegando a ser violado a la edad de 10 años por un desconocido en uno de esos procesos. Por fortuna pudo conocer a algunos tíos maternos, entre ellos Henry, quien se convertiría en la única figura paterna que ha tenido Gardner en su vida. La relación no duró mucho tiempo, pues Henry falleció ahogado en el Río Mississippi. Sin embargo Chris se vio muy influenciado por su tío, y no llegó a descarrilarse nunca, terminando el instituto y convirtiéndose en un excelente estudiante de matemáticas. Una de las bases fundamentales para emprender con éxito es saber lo que quieres y descartar lo que no deseas. Luego de terminar de cursar sus estudios básicos conoce a la primera persona que marcaría una pieza de su destino, el Dr. Robert Ellis, quien le ofrecería a Chris un trabajo de asistente en investigaciones clínicas en la Universidad de California. En este trabajo Gardner aprendió

Google, uno de los mejores ejemplos empresariales a seguir

noviembre 25, 2010
Dos interesantísimos documentales de Google, que no solo es el buscador más usado del mundo con diferencia, sino todo un ejemplo a seguir en cuanto a gestión, filosofía empresarial, trato con los empleados, su gran búsqueda de una democracia de la información y con una continua innovación, rompiendo los pre-conceptos que teníamos de casi todo lo relacionado con internet y la informática, haciendo infinidad de...