Blog para emprendedores y empresarios | Tentulogo

Blog Tentulogo

Para emprendedores, empresarios y diseñadores

[Biografía] Los Rothschild: dinero, poder y misterio

agosto 10, 2017
Quizás sea la palabra “misterio” la primera que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en los Rothschild, pero ¿qué tan cierto es lo que se dice de ellos? ¿Realmente han controlado al mundo desde los años 1800? En este artículo te mostramos los hechos que han envuelto a una de las familias más enigmáticas de la historia. En el Siglo XIX, los cinco hijos de Mayer Amschel Rothschild salieron de la casa familiar en Frankfurt a los principales centros financieros de Europa: Londres, París, Frankfurt, Nápoles y Viena, para establecer sus grandes casas bancarias. Los hermanos permanecían estrechamente conectados con su padre y juntos trabajaron como una asociación llamada NM Rothschild & Sons, se unieron por contrato, objetivos y principios. Crearon la red de mensajería más rápida y segura en Europa a través de la cual intercambiaron información sobre el mercado, y pronto se posicionaron como el grupo bancario mejor informado y más eficaz a nivel internacional en el mundo. Orígenes Pero la historia comienza con Mayer Amschel Rothschild, “El Fundador”, en el siglo XVIII. En la década de 1760, el joven Mayer Amschel estableció su negocio de intercambio de monedas y billetes en Frankfurt, de donde era oriundo. En 1769 se convirtió en Agente de Corte de Guillermo de Hanau y, en 1784, se trasladó a la Casa del Escudo Verde con su esposa, Gutle, y los niños. Allí sus cinco hijos aprendieron las habilidades que les permitieron establecer el negocio de la banca Rothschild en toda Europa. En 1798, a la edad de veintiún años, Nathan Mayer Rothschild se fue de casa para establecerse en Inglaterra, en un primer momento en Manchester, donde fue comerciante textil con una reputación de venta agresiva y con mercancías a precios competitivos. En 1809 trasladó su base hasta la ciudad de Londres, tomó locales en el suburbio New Court, y en ellos desarrolló una modesta actividad bancaria, negociación de letras de cambio y préstamos hacia el extranjero. Su mejor negocio llegó en 1814, cuando él y sus hermanos fueron comisionados por el gobierno británico para recaudar los fondos necesarios para Gran Bretaña y sus aliados para derrotar al emperador Napoleón. Este hecho documentado ha servido para aguantar la teoría conspirativa que especula que los Rothschild han financiado guerras a conveniencia a lo largo de los años para salvaguardar intereses económicos (esto no está comprobado). El negocio cada vez más exitoso de Nathan como banquero de Londres proporcionó un modelo para sus hermanos de vuelta en Frankfurt. En 1812, James, el más joven, estableció una casa bancaria en París. Salomon se estableció en Viena, en 1820, donde la familia ya estaba activa en las finanzas imperiales. Y por último, con el fortalecimiento de los intereses imperiales de Austria en Italia, Carl estableció negocios financieros en Nápoles, dejando a Amschel, el mayor de los cinco hijos de Mayer Amschel, dirigiendo el Banco de Frankfurt. Con estas raíces, el negocio de la banca Rothschild se extendió rápidamente por toda Europa. Cuando Nathan murió en

Nestlé, mientras comías sus productos ellos se comían a la competencia

agosto 8, 2017
Te contamos muchas de las claves del éxito y la controversia de una marca con más de 180 años de historia. También todos sus logos desde entonces.

Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar

agosto 4, 2017
Si trabajas desde casa es probable que sientas que a veces no llevas tu productividad al máximo por distracción o falta de organización. Es por ello que hemos preparado esta lista de trucos que podrían ser la clave para incrementar tu productividad. El lugar Para empezar, considera el lugar en el que vas a trabajar, trabajar desde casa nos ofrece la posibilidad de escribir en la cocina o gestionar nuestros deberes desde la cama, pero lo más recomendable es que tengas un lugar de trabajo designado, un lugar en el que disfrutes estar, sea organizado y puedas acceder a todo lo que necesitarás a lo largo de tu jornada fácilmente. Si tienes la posibilidad de tener una habitación desocupada que pueda ser tu oficina, perfecto, sólo acomódala según tus necesidades. Si no cuentas con una habitación disponible, no hay problema, estoy seguro que hay algún lugar en el que podrás dedicarte 100% a tu trabajo. ¿Qué genera esas ganas de producir en ti? Primeramente, espero que estés haciendo algo que te haga feliz o al menos te agrade, porque sino difícilmente hallarás un verdadero motor. Esta pregunta es esencial, ya que todos tenemos ese motor o motivación que nos hace arrancar y no parar, encuentra el tuyo. Puede ser, alcanzar tus metas de vida, mejorar tu emprendimiento, destacar en tu especialidad, lograr que tu marca se posicione alto en las redes sociales, entre otros. Halla ese motor principal y busca la manera de mantenerlo siempre presente para no aflojar nunca. Trucos Muy bien, ya tienes el lugar y sabes bien cuál es tu motor, pero aún sientes que ese trabajador incansable que hay en ti no da el máximo. Hay varios trucos que pueden ser lo que necesitas. Trabaja cuando tu mente esté al máximo Todos tenemos horarios mentales distintos, algunos son más productivos en la mañana, otros en la tarde y unos son máquinas nocturnas. Descubre qué tipo de persona eres, en qué momento del día tu mente da el máximo y haz de ese momento el perfecto para trabajar. Establece un horario Una vez descubras a qué horas eres más productivo, trata de establecer un horario regular para trabajar, el que tú quieras. Tu mente se acostumbrará a esta rutina y estará más preparada a la hora de poner manos a la obra. Planifícate Ten un orden de lo que vas a hacer, cómo y cuándo lo harás. Hacer una planificación diaria o semanal te ayudará a mantener el orden de tus responsabilidades. Todos tenemos nuestras preferencias a la hora de planificar, pero trata de incluir el trabajo más pesado en los primeros momentos de tu agenda. Un poco de música Está demostrado que la música indicada en el momento indicado incrementa la concentración, la creatividad y la retentiva, por lo que ¡comienza a crear ese playlist! Puedes hacer distintas listas de reproducción para distintos tipos de trabajo; considera la música energizante, la relajante, la que te pone de buen humor y la que hacen artistas que te inspiran. Todos funcionamos

[Biografía] J.P. Morgan: iluminando el futuro de América y el mundo

agosto 3, 2017
Cuando John Pierpont, o J.P., era un niño, Junius, su multimillonario padre, le dio a cargar un millón de dólares en efectivo para que supiese lo que se sentía y luego se los quitó diciéndole que aprendiera a ganárselos. Quizás sea una de las lecciones de vida más importantes en cuanto esfuerzo se trata, y si fue real, ahora sabemos por qué J.P. Morgan llegó a ser uno de los hombres más adinerados del mundo. Primeros años J.P. Morgan escapó del servicio militar durante la Guerra Civil pagando trescientos dólares a un sustituto que fuera a luchar por él, aunque no desaprovechó el conflicto. Hizo negocios con fusiles; compró cinco mil a tres dólares con cinco centavos cada uno y los vendió luego a veinte dólares. La mayoría de estos fusiles eran de cuestionable calidad y, más adelante, una comisión del Congreso se dio cuenta, pero el juez federal asignado para el caso sostuvo un acuerdo con Morgan y éste fue exonerado de todo cargo. Dominado por su padre toda su juventud y prácticamente toda su adultez, J.P. decidió ignorar por primera vez esas lecciones de negocios cuando cumplió los cuarenta años, porque quiso que lo recordaran como un industrialista, así como Rockefeller en el petróleo, y Carnegie en el acero. Al igual que el fuego y la rueda, la luz eléctrica revolucionaría a la humanidad y Morgan lo creía, sobre todo porque podía hacerlo muy rico y, lo más importante, más rico que sus rivales. Contrató a Thomas Alva Edison, un chico de telégrafos que se volvió famoso por inventar la bombilla, para instalar electricidad en su mansión de la Quinta Avenida de Manhattan. La casa de Morgan, donde se instaló un pequeño generador de corriente continua que alimentó cuatrocientas bombillas, se convirtió en la primera casa del mundo en ser iluminada por electricidad. Aunque el padre de J.P. creía que sería una moda pasajera, la luz eléctrica se convirtió en una necesidad para la élite de entonces. En contra del consejo de su padre, J.P. invirtió todo su dinero en la compañía de Edison (Edison General Electric Company), la cual construyó la primera central eléctrica del mundo que iluminó a la mitad de Manhattan. Cada hogar y negocio iluminado eléctricamente era un cliente perdido para Rockefeller, quien suministraba queroseno para lámparas de aceite, de modo que éste último comenzó una campaña de terror contra la electricidad, usando historias de grandes incendios producidos por explosiones de bombillas. Un aprendiz de Thomas Edison, Nikola Tesla, de origen serbio, creó por su parte la corriente alterna, pero Edison creía que su alto voltaje era más peligroso con respecto al de la corriente continua. Al ver que Edison no le prestaba atención, Tesla decidió renunciar a Edison General Electric Company y buscar un inversionista propio, que terminó siendo el empresario e ingeniero George Westinghouse, con quien fundó Westinghouse. Para refutar que la corriente alterna fuera peligrosa, Tesla organizó espectáculos escenográficos en los que hacía que la electricidad pasara a través de su

Starbucks, buen concepto + buena marca = éxito

agosto 1, 2017
Starbucks hoy día es más que "una cafetería". Es una marca amada por muchos y criticada por otros. Te contamos su historia y claves.

[Biografía] Cornelius Vanderbilt, el hombre que conectó EE.UU.

julio 27, 2017
El siglo XIX americano estuvo marcado por una época sin ley, cuando la civilización avanzaba de este a oeste, conquistando pueblos y territorios indígenas e interconectándolos entre sí. El responsable de estas conexiones es Cornelius Vanderbilt, empresario de la era victoriana que hizo su vasta fortuna uniendo las diferentes capitales y pueblos de Estados Unidos con vías ferroviarias, hecho por el que ahora es considerado el primero de los titanes de la industria pesada estadounidense. Primeros años Cornelius Vanderbilt nació el 27 de mayo de 1794, en Staten Island, Nueva York. Aunque destinado a ser uno de los primeros magnates de América, Vanderbilt creció pobre y con un padre analfabeto, Cornelius Vanderbilt Sr., quien trabajaba duro como marinero. Tuvo desde pequeño una personalidad competitiva y ruda que marcó parte de su éxito en los negocios. Tras la muerte de uno de sus ocho hermanos a los once años, dejó la escuela para trabajar junto con su padre. Sus primeros días en un barco crearon su interés en el mar, el cual persiguió mediante el estudio de todos los aspectos del negocio del transporte náutico. Vanderbilt fue muy astuto durante la guerra anglo-estadounidense de 1812 al conseguir un contrato militar Cuando tenía dieciséis años, Vanderbilt ya había obtenido cien dólares a través de un préstamo (aunque otras fuentes dicen que lo ahorró de su salario) y usó el dinero para comprar su propio barco de vela, uno pequeño. Comenzó una empresa de transbordadores de pasajeros en el puerto de Nueva York con dicho barco y, a continuación, la compañía evolucionó poco a poco al transporte de mercancías secas entre Staten Island y Manhattan cuando su flota fue aumentando. Conocido como un marinero experto que socavaría rutinariamente a su competencia, Vanderbilt hizo que su negocio creciera estrepitosamente. Fue muy astuto durante la guerra anglo-estadounidense de 1812 al conseguir un contrato militar para proporcionar suministros a fuertes en las orillas del río Hudson. Los desafíos del negocio El auge de los viajes en barco de vapor de pronto se convirtió en una amenaza para el joven empresario, cuyos barcos de vela no podrían proporcionar el mismo nivel de fiabilidad y las tarifas baratas que los clientes comenzaron a exigir. Pero no estaba dispuesto a ver el declive de su negocio tan fácilmente, así que vendió todos sus barcos de vela en 1817 y consiguió un trabajo de operario en el barco de vapor del empresario Thomas Gibbons, donde transportó a pasajeros desde Nueva Jersey a Manhattan, y aprendió lo necesario para, ya a mediados de la década de los treinta del siglo XIX, entrar en el negocio de los vapores por sí mismo. Una vez más, los clientes que lo conocían de antes acudieron a su servicio. Además, la innata capacidad de Vanderbilt para robar clientes de otras empresas fue tan temida que sus competidores le llegaron a ofrecer muchísimo dinero para que abandonara el comercio en el río Hudson. A mediados de los cuarenta, Vanderbilt estaba operando una flota de más de

Adobe, el pez grande que se comió a la competencia

julio 25, 2017
La historia de esta emblemática marca que se hizo grande tanto por el desarrollo propio de software como por la compra de otras empresas relacionadas.

¿Renunciar de inmediato a tu trabajo para iniciar tu emprendimiento?

julio 21, 2017
¿Espero a que mi emprendimiento sea estable para renunciar a mi trabajo actual? Muchos se hacen esta difícil pregunta.

[Biografía] Andrew Carnegie: construyendo una nación con puño de acero

julio 20, 2017
De Andrew Carnegie conocemos su obsesión por el dinero que lo llevó a ser uno de los hombres más ricos de la historia. ¿Pero qué cosas no sabemos de él?

Pros y contras del trabajo en equipo para las empresas y emprendimientos

julio 19, 2017
Una cultura laboral que se basa en las constantes colaboraciones y la ausencia de privacidad puede amenazar el crecimiento de tu empresa. Conoce los motivos.

Nike, la historia de una de las marcas más famosas del mundo

julio 18, 2017
Desde la sorprendente historia en el diseño de su famoso logo Swoosh, como algunas de sus más destacadas acciones de marketing y publicidad.

[Biografía] John D. Rockefeller: el hombre que regaló la fortuna más grande de la historia

julio 13, 2017
John D. Rockefeller es una figura histórica muy controvertida, y en este post intentamos aclarar muchísimas dudas e ideas preconcebidas que existen sobre ella. Pero primero, algo de historia… John D. Rockefeller es recordado como uno de los capitalistas más importantes de la historia americana. Fue a la vez el hombre de negocios más admirado y al mismo tiempo el más odiado en Estados Unidos. Considerado uno de los grandes “Robber Barons” (o industrialistas), ha cambiado de connotaciones muy negativas a comienzos de este siglo a connotaciones mixtas para finales del mismo. La historia de John D. Rockefeller es la historia de la industria petrolera estadounidense. El petróleo paso a ser de un producto no industrializado, a la principal industria económica mundial en manos de este magnate. John D. Rockefeller no sólo creó la Standard Oil, que fue el más grande imperio de negocios en la Tierra a principios del siglo XX, sino que formó el más extenso imperio de filantropía, creando la Universidad de Chicago, el Spelman College, la Universidad Rockefeller, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, The Cloisters, y la Fundación Rockefeller. Su relato muestra a uno de los personajes de negocios más despiadados e implacables de todos los tiempos que luego se convirtió en una de las mentes filantrópicas, caritativas y con mayor visión de futuro que el mundo haya visto jamás. Primeros años Nacido en Richford, Nueva York, el 8 de julio de 1839. Se trasladó con su familia a Cleveland, Ohio, a la edad de catorce años. Sin miedo al trabajo duro, tuvo su primer trabajo en la empresa Hewitt & Tuttle, a los 16 años, como contador asistente. A los veinte años, Rockefeller, que había prosperado bastante en su trabajo, se aventuró por cuenta propia a la comercialización de heno, carne, grano y otros bienes. Al cierre del primer año, su compañía ya había recaudado cuatrocientos cincuenta mil dólares. Estos hechos nos demuestran que desde joven, John tuvo predisposición al enriquecimiento; algo muy común dentro de la religión protestante, concretamente la iglesia bautista. Rockefeller fundó la Standard Oil Company en el 1870 Rockefeller fue un hombre cuidadoso y estudioso que se abstuvo de tomar riesgos innecesarios. Percibió su primera oportunidad en el negocio del petróleo a principios de 1860, cuando pasaba por una mala racha financiera. Con la producción de crudo aumentando gradualmente en el oeste de Pennsylvania, decidió gastarse el total de sus ahorros y establecer una refinería cerca de Cleveland, a poca distancia de Pittsburgh, en 1863. Dos años después ésta se convirtió en la más grande de la zona y no pasaron muchos otros éxitos empresariales para que Rockefeller, de apenas veintiséis años de edad, se diera cuenta de que el negocio del petróleo era lo suyo. Standard Oil En 1870, fundó junto a sus colaboradores la “Standard Oil Company”, que prosperó de inmediato gracias a las condiciones económicas/industriales favorables y gracias al ingenio de Rockefeller para agilizar las operaciones de la empresa. El nombre de la compañía, que en español significa

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.