Blog para emprendedores y empresarios de Tentulogo

Blog Tentulogo

Para emprendedores, empresarios y diseñadores

Coco Chanel, una mujer con pantalones

septiembre 7, 2017
Con su estilo característico, Coco Chanel creó diseños muy creativos y atemporales que siguen siendo populares hoy en día, los cuales han dado base a un imperio de la moda valorado en dos mil millones de dólares. Ella misma se convirtió en un icono del estilo, y en un personaje muy conocido y venerado por sus trajes sencillos pero sofisticados, combinados con grandes accesorios, tales como los hilos de perlas. En ese sentido, su frase más representativa fue: “El lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”. Primeros años La famosa diseñadora de modas, Coco Chanel, nació como Gabrielle Bonheur Chanel, el 19 de agosto de 1883, en Saumur, Francia. Sus primeros años, sin embargo, fueron cualquier cosa menos glamurosos. Después de la muerte de su madre, Gabrielle fue puesta en adopción por su padre, quien entonces trabajaba como vendedor ambulante. Fue criada, desde los doce años, en la abadía de Aubazine por monjas que le enseñaron a coser, la habilidad que daría lugar a la obra de su vida. Cuando cumplió dieciocho años, fue enviada a un internado religioso en Moulins. Estando allí, tuvo una breve carrera como cantante que llevó a cabo en algunos cabarets de esa ciudad y de la ciudad de Vichy, donde comenzó a ser conocida por primera vez como “Coco”. Algunos dicen que el nombre proviene de una de las canciones que solía cantar, pero la misma Chanel dijo para un artículo en The Atlantic que era un acrónimo de “cocotte”, un vocablo francés que significa “mantenerse mujer”. Sombreros, vestidos y perfumes Ya con veinte años de edad, Chanel se involucró sentimentalmente con Etienne Balsan, quien se ofreció a ayudarla a iniciar su negocio de sombreros en París. Ella lo dejó por uno de sus amigos más ricos, Arthur “Boy” Capel, quien luego murió prematuramente en un accidente de coche en 1919, lo que le supuso un durísimo golpe emocional. Ambos hombres fueron fundamentales para su empresa de modas. Abrió su primera tienda en la Rue Cambon de París, en 1910, donde comenzó con la venta de sombreros; más tarde, abrió tiendas en Deauville y Biarritz, y comenzó a hacer otro tipo de prendas. Su primer éxito en la moda parisina fueron los vestidos que confeccionó a partir de camisetas viejas para los días fríos. Hizo uno para ella y luego la gente comenzó a preguntarle en las calles de dónde lo había sacado, por lo que se ofreció a confeccionarlos para muchos clientes. “Mi fortuna se basa en aquella vieja camiseta que me puse en un frío día en Deauville”, le comentó al autor Paul Morand. En la década de 1920, Chanel llevó su próspero negocio a otro nivel, lanzando su primer perfume, Chanel Nº 5, el primero de sus productos en llevar su nombre y el cual perdura hasta hoy en día. Coco pensaba que, aunque no se viera, el perfume era inolvidable, era el último de todos los accesorios que la gente se colocaba y que, además de anunciar

Cómo manejar tu emprendimiento y continuar con tus estudios al mismo tiempo

septiembre 6, 2017
Si eres un emprendedor que también estudia es porque o comenzaste tu emprendimiento durante tu etapa universitaria, o decidiste pulir tus conocimientos por el bien de tu negocio. Sea cual sea la razón, queremos felicitarte y también ayudarte, así que hemos preparado esta guía que esperamos sea de ayuda. ¿Sientes que a veces es demasiado?, ¿que pierdes el control de tu vida?, ¿sientes que no estás dando el 100% ni en tu emprendimiento, ni en tus estudios? Una vez leas este artículo esas sensaciones comenzarán a desaparecer y te convencerás de que es posible llevar estos dos aspectos de tu vida sin convertirla en un desastre. La madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. Lo bueno de emprender desde tu etapa universitaria (si es tu caso), es que podrás crear tu propio horario sin tener que apegarte a las exigencias exigidas por cualquier oficina o establecimiento. Otra increíble ventaja es que si tienes éxito, una vez te gradues contarás con una fuente de empleo e ingresos de la cual tú eres el jefe, hasta podrías no verte en la necesidad de buscar otro empleo. Y por último la madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. No te vamos a mentir, puede ser algo duro, por lo que necesitarás de disciplina, balance y control. Es importante que ames tu emprendimiento y tu carrera (o lo que estés estudiando en este momento), así a la hora de manejarlos será mucho mucho más sencillo, gracias a la pasión. Debes hacer todo lo posible por organizar y controlar el balance entre estos dos aspectos de tu vida, no querrás que uno te absorba y haga que te pierdas del otro poco a poco. Establece objetivos en tu empresa. Establece horarios para tus estudios. Sé exigente contigo mismo. Ten claro cuales son las prioridades en ambos campos. Aprovecha todos los recursos que ofrece el mundo educativo para integrarlos a tu negocio. No te asustes y toma los riesgos que consideres necesarios. Cede algunas de tus responsabilidades menos importantes Como fundador de un emprendimiento cuentas con muchas responsabilidades, esto sumado a las responsabilidades estudiantiles puede ser simplemente abrumador. Cede esas responsabilidades de las que se puede encargar alguien más a un asociado, un empleado, un familiar o un amigo que pueda echarte la mano. Sentirás se aligera la presión al deshacerte de una carga innecesaria para tus hombros. Dedícale un día entero a tu educación/emprendimiento Un día que lo creas conveniente, olvida por completo que tienes un emprendimiento y dedícate a nada más que a estudiar. Lo mismo con tu emprendimiento, cuando sientas que puedes soltar tus estudios por un día y dedicarte a tu empresa nada más, hazlo. No te sientas culpable, ambas cosas las haces por tu desarrollo personal y de alguna manera ambos aspectos de tu vida se fortalecen entre sí, así que no será tiempo perdido ni para uno, ni para el otro. No te abrumes con tus estudios Cuando sientas que estás abrumado por tus estudios, ya sea universitarios

Louis Vuitton, de Napoleón III a una marca de lujo muy actual

septiembre 5, 2017
Cuando se trata de lujo, no hay otro experto como Louis Vuitton, la marca favorita de muchas celebridades y personas influyentes del mundo. Porque Louis Vuitton es suntuosidad en su máxima expresión, cosa que ha demostrado en sus casi 200 años de evolución como marca, años que empezaron con exclusivamente el diseño de equipaje. Louis Vuitton no sería lo que es hoy sin hablar de su fundador, un refinado hombre de negocios con muy buen gusto que puso los cimientos de un imperio de la moda que no sólo ha sobrevivido hasta el día de hoy, sino que sigue marcando la tendencia en lo que se está llevando en la industria del fashion. Conozcamos más datos interesantes sobre Louis Vuitton a continuación: Louis, el maletero de los aristócratas El diseñador y empresario Louis Vuitton nació el 4 de agosto de 1821, en Anchay, una pequeña aldea en la región montañosa de Jura (este de Francia). Descendiente de una familia de clase trabajadora establecida allí desde hacía mucho tiempo, los antepasados de Vuitton eran carpinteros, agricultores y modistos. Su padre, Xavier Vuitton, era un granjero, y su madre, Coronne Gaillard, era molinera. Coronne falleció cuando Louis tenía sólo diez años, y su padre pronto se volvió a casar con otra mujer. Como cuentan las leyendas, la nueva madrastra de Vuitton era tan severa y perversa como cualquier villano de cuento de hadas, por lo que Louis se volvió un niño testarudo y obstinado. Hostigado y aburrido por la vida provincial en Anchay, Louis decidió huir a la bulliciosa París en la primavera de 1835, tan sólo tenía trece años de edad. Viajó durante más de dos años, tomando trabajos extraños para alimentarse a lo largo del camino y quedándose dondequiera que pudiera encontrar refugio, mientras hacía la larga caminata de doscientas noventa y dos millas desde su natal Anchay hasta París. Llegó en 1837, habiendo cumplido recientemente la edad de 16 años. Lo primero que le pareció curioso fue que la capital estaba convulsa en medio de una revolución industrial que había producido tremendos contrastes: imponente grandeza y pobreza, rápido crecimiento y epidemias devastadoras… El adolescente Vuitton fue admitido como aprendiz en el taller de un exitoso fabricante de embalajes llamado Monsieur Marechal. En la Europa del siglo XIX, la fabricación de maletas era un arte muy respetable y mayoritariamente urbano, por eso Louis tuvo el cuidado de aprender todo lo que pudiera. Tardó sólo unos años en hacerse una buena reputación entre la burguesía parisina como uno de los mejores practicantes del oficio. El 2 de diciembre de 1851, dieciséis años después de que Vuitton llegara a París, Luis Napoleón Bonaparte realizó un golpe de Estado que lo llevó a ser el primer y único presidente de la Segunda República Francesa. Un año más tarde, asumió el título de emperador de los franceses bajo el nombre Napoleón III. Curiosamente, el restablecimiento del imperio resultó en un negocio redondo para el joven Vuitton. La esposa de Napoleón III, la emperatriz consorte

Onassis, el millonario de los excesos

agosto 31, 2017
Pocos magnates han dado de que hablar en la historia, y eso es porque sólo se les conoce por ser ricos y por sus vidas escandalosas y extravagantes, como fue precisamente el caso de Aristóteles Onassis, el multimillonario griego de la industria naviera. La fortuna de Onassis, cuestionada por muchos al estar basada en su relación estrecha con los diferentes gobiernos que concedieron a sus empresas contratos millonarios para la construcción y el transporte de mercancías, fue la más grande del mundo en su momento, y a él le gustaba gastarla de forma indecorosa, literalmente en, como diría el vals de Johann Staruss, vino, mujeres y canto. Pero de igual manera eso no quita que fuera un hombre con un olfato privilegiado para los negocios, y eso es lo que realmente debería importar. Así que conozcámoslo un poco más: Primeros años Onassis nació en Karatass, un suburbio de la ciudad portuaria de Esmirna (hoy Izmir, Turquía). Sus padres eran Sócrates y Penélope Dologu. Onassis tenía una sola hermana, Artemisa, y dos medias hermanas, Kalliroi y Merope, del segundo matrimonio de su padre tras la muerte de su madre. Sócrates se convirtió en un empresario de éxito y envío a sus hijos a escuelas prestigiosas. Cuando Aristóteles Onassis se graduó de la escuela local a la edad de 16, ya hablaba cuatro idiomas: griego (su lengua materna), turcos, español e inglés. Esmirna fue brevemente administrada por Grecia (desde 1919 hasta 1922) a raíz de la victoria aliada en la Primera Guerra Mundial, pero luego fue retomada por Turquía durante la Guerra Greco-Turca (1919 – 1922). Los patrimonios inmobiliarios de la familia Onassis se perdieron en la guerra, haciendo que estos se convirtieran en refugiados que huyeron a Grecia tras el gran incendio de Esmirna en 1922. En este período, Aristóteles perdió tres tíos, una tía, el marido de su tía, Chrysostomos Konialidis, y a una prima, quienes se quemaron en una iglesia en Tiatira junto con otros quinientos cristianos que buscaban refugio del gran incendio. Buenos Aires, Nueva York y Monaco En 1923, a la edad de diecisiete años, Aristóteles Onassis fue a Buenos Aires, Argentina, con el pasaporte Nansen, y consiguió su primer trabajo como telefonista en la British United River Plate Telephone Company. Entró en los negocios por sí mismo e hizo una fortuna importando tabaco. Finalmente, se trasladó a Nueva York, donde empezó sus negocios de envío de mercancías. Constituyó una flota de cargueros y buques cisterna que finalmente superó las setenta unidades. Tenía banderas panameñas y navegó libre de impuestos, al ser Panamá un paraíso fiscal. Debido a esto, Onassis pudo obtener el beneficio total de cada transacción y ofrecía los precios más bajos de toda la marina mercante de entonces. Hizo muy buenas ganancias cuando las grandes compañías petroleras como ExxonMobil, Socony y Texaco firmaron contratos a largo plazo y a precios fijos con él por el uso de su flota, y es que éstas tenían problemas para manejar sus propias flotas que operaban con banderas

YouTube: motivos del rediseño y más curiosidades

agosto 30, 2017
Por motivos conceptuales y estratégicos se ha decidido rediseñar el logo de YouTube, una marca icónica y entrañable en la historia de internet.

Netflix y el modelo de negocio que los llevó a la cima

agosto 29, 2017
Pasó de ser un simple VOD a ser una de las compañías de streaming de video más grandes del mundo, y es que los activos principales de Netflix siempre han sido sus ideas revolucionarias y cómo rompe todos los paradigmas establecidos una vez que entra en acción. Conoce mucho más datos interesantes sobre compañía leyendo más abajo. Netflix fue fundada en Scotts Valley, California, en agosto de 1997 por Reed Hastings y Marc Randolph, ambos veteranos empresarios del alquiler y venta de DVDs a través de Internet. Randolph había ayudado previamente a fundar una empresa de pedidos por correo electrónico llamada “MicroWarehouse” y luego se desempeñó como vicepresidente de marketing de Borland International, mientras que el antiguo profesor de matemáticas Hastings había fundado “Pure Software”. Hastings, que suministró el capital de inicio, dos millones y medio de dólares, habría tenido la idea de alquilar por correo cuando se vio obligado a pagar cuarenta dólares en multas después de devolver una videocinta de la película Apollo 13. El formato de DVD, que puede almacenar una copia de alta calidad de una película completa en un solo disco de cinco pulgadas, se había introducido en la primavera de 1997 y había menos de mil títulos disponibles. Aunque el hardware necesario para reproducir DVDs era bastante costoso y sólo pocos estadounidenses lo tenían, Hastings y Randolph pensaron que el disco tenía el claro potencial de reemplazar al VHS. La clave de la estrategia inicial de la firma era el hecho de que pocas tiendas de video tenían DVDs, lo que los convirtió en una opción rápida para quienes querían disfrutar de este formato. La compañía también fue capaz de aprovechar el pequeño tamaño y peso ligero de los discos para enviarlos a los usuarios por un costo relativamente económico. NetFlix.com (con una “F” mayúscula, como fue nombrada originalmente) se comprometió a garantizar que los títulos estarían siempre disponibles, con la entrega razonablemente rápida ofrecida a través del servicio postal de los EEUU. La compañía se comprometió a comprar más de mil copias de los nuevos lanzamientos que podrían ser reservados con antelación para el envío el día en que fueron puestos a disposición en tiendas. NetFlix abrió sus puertas el 14 de abril de 1998, con treinta empleados y novecientos veinticinco títulos para alquiler, que comprendían casi todo el catálogo de DVDs impresos para entonces. La firma ofreció algunos títulos “soft-core” de Playboy, pero se alejó de la pornografía hardcore para evitar problemas legales en ciertos estados de Estados Unidos. NetFlix inicialmente ofreció un alquiler de DVD de siete días por cuatro dólares, más los dos dólares de envío. El costo bajaba cuando se alquilaban varios DVDs a la vez. Los discos se podían mantener más tiempo por un cargo adicional, y además de esto, ofrecían muchos otros servicios adicionales relacionados con la compra de DVDs. En diciembre, NetFlix anunció que dejaría de vender DVDs, dirigiendo a los clientes interesados en las compras al sitio web de comercio electrónico pesado, Amazon.com, que había

Mellon, el hombre que sacó a Estados Unidos de la era rural

agosto 24, 2017
Andrew William Mellon era un banquero americano, hombre de negocios, empresario, filántropo, coleccionista de arte, embajador de Estados Unidos en el Reino Unido y Secretario del Tesoro de los Estados Unidos desde el 4 marzo de 1921 hasta el 12 de febrero de 1932, el cual llegó a tener una de las fortunas personales más altas de la historia. Nació en Pittsburgh el 24 de marzo de 1855. Su nombre aparece en el Censo de 1860 como William A. Mellon. Su padre fue Thomas Mellon, un banquero, juez e inmigrante escocés-irlandés del condado de Tyrone, Irlanda; y su madre era Sarah Jane Negley Mellon. Tenía tres hermanos mayores, Thomas A., James R. y Samuel, y un hermano menor llamado Richard B. Fue educado en la Universidad Occidental de Pensilvania (ahora Universidad de Pittsburgh) pero se retiró antes de graduarse. Sin especialidades, simplemente un hombre de negocios Demostró capacidad financiera a temprana edad. Se unió a la firma bancaria de su padre, T. Mellon & Sons, en 1880, y dos años más tarde se le transfirió una parte de la propiedad. En 1889, ayudó a organizar la Union Trust Company y la Caja de Ahorros de Pittsburgh. También incursionó en actividades industriales como el petróleo, el acero, la construcción naval y la construcción de infraestructuras. Respaldó financieramente a empresas gigantes en el ámbito del aluminio, los abrasivos industriales y el coque. Financió a Charles Martin Hall, cuya refinería creció en la Aluminum Company of America (Alcoa). Se convirtió en el socio de Edward Goodrich Acheson en la fabricación de carburo de silicio y creó toda una gran industria con su ayuda a Heinrich Koppers, inventor de los hornos de coque que transformaron los residuos industriales en productos utilizables como el gas de hulla, el alquitrán de hulla y el azufre. También se convirtió en uno de los primeros inversores en la New York Shipbuilding Corporation. Mellon era una de las personas más ricas de los Estados Unidos y el tercer mayor contribuyente de impuestos a mediados de la década de 1920, detrás de John D. Rockefeller y Henry Ford. Mientras se desempeñó como Secretario del Departamento del Tesoro, desde 1929 a 1930, su riqueza alcanzó los cuatrocientos millones de dólares, que equivaldría en la actualidad a más del doble de la fortuna de Bill Gates. Las políticas de un empresario Entró en el Departamento del Tesoro con el objetivo de reducir la enorme deuda federal después de la Primera Guerra Mundial. Para ello, necesitaba aumentar los ingresos y disminuir el gasto federal. Creía que si las tasas de impuestos eran demasiado altas, entonces las personas evadirían más, creía que mediante la reducción de los impuestos se podrían aumentar los ingresos, algo que llamó “Tributación Científica”. Observó que a medida que las tasas aumentaron durante la primera parte del siglo XX, los inversores se movieron para evitar las más altas eligiendo, por ejemplo, bonos municipales libres de impuestos. Su teoría era que mediante la reducción de las tasas impositivas en todos los

El producto perfecto no existe, pero aquí te decimos cómo lograr algo bastante parecido

agosto 23, 2017
No planeamos desmotivarte al decirte que el producto perfecto no existe, todo lo contrario. Cuando decimos que el producto perfecto no existe es porque una vez creas algo, siempre puede ser mejorado. Siempre existe la probabilidad de que no satisfagas por completo a toda la audiencia o que esta misma audiencia a pesar de estar satisfecha, pida ciertas características que no habías considerado, pero esto es normal, así que no te desanimes y descubre todo lo necesario para acercar tu producto lo más posible a la perfección. La perfección cuando ofreces un producto o servicio podría considerarse como el progreso constante, la reinvención y la búsqueda de satisfacer al máximo a todos los clientes que conforman tu target, pero no el producto en sí mismo. Antes de crear un producto y durante la creación del mismo, muchas cosas tienen que ser planteadas y solucionadas. Oportunidades de valor Para empezar, tenemos que considerar las oportunidades de valor, que son las características que le agregaran utilidad, funcionalidad, usabilidad y deseabilidad al producto. Un perfecto conjunto de estos aspectos fundamentales lo acercarán a la perfección. ¿Cómo podemos desarrollar estos aspectos? Lo hacemos desde: Calidad: el material, la durabilidad, la precisión, la presentación, la afinación de detalles; son algunas cosas que incrementan la calidad de nuestro producto. Emoción: la experiencia, las sensaciones que tiene el cliente a la hora de consumir tu producto o servicio, tienen que ser lo mejor posible. Estética: la belleza del producto y como está es percibida es importante. Identidad: la individualidad, personalidad y originalidad de un producto. Impacto: los efectos que tiene tu producto en la sociedad y en el ambiente están directamente relacionados con la receptividad del cliente. Ergonomía: se traduce en la practicidad, la comodidad y la seguridad que ofrece un producto. Tecnología: las características tecnológicas del producto tienen que ser las más óptimas para responder a la demanda actual y cumplir con las expectativas. Ahora quizás te estés preguntando cómo saber que estás llevando estas siete características al máximo, para poder hacerlo necesitas realizar un estudio de mercado y de tu clientela. Cuando realices este estudio, serás perfectamente capaz de diferenciar las características necesarias y las descartables, y por supuesto que partirás desde las necesarias. Para llegar a estas conclusiones existen métodos y criterios. El Modelo Kano Uno de los métodos más recomendados es el “Modelo Kano”, y es que a pesar de ser bastante práctico ofrece unos resultados excelentes. Una vez tenemos la idea de un producto, debemos llevar esta idea a un concepto más preciso con el cual podamos hallar las necesidades que el producto debe satisfacer y las características que necesita para hacerlo. Esto lo podremos definir a través de una estricta jerarquización de requerimientos y características. Aunque la jerarquización de estas características pueda parecerte complicada en realidad no lo es, ya que utilizando el “Modelo de Kano” la puedes dividir en cuatro categorías específicas. Obligatorias: son esas características que si no están presentes harán al producto inservible e insatisfactorio para el cliente, pero

IBM, un diseño icónico para una marca con mucha historia

agosto 22, 2017
IBM es una marca con más de 100 años de historia en donde el diseñador Paul Rand cambió el destino de la compañía con un logotipo icónico.

Henry Ford: un visionario muy inspirador

agosto 17, 2017
Henry Ford no inventó el automóvil. Ni siquiera inventó la cadena de montaje. Pero más que cualquier otro individuo, fue el encargado de transformar el automóvil de una invención de utilidad exótica a uno de los hitos de la historia humana. Los innovadores cambian las cosas, toman nuevas ideas, a veces propias, a veces de otras personas, y las desarrollan y promueven hasta que se convierten en una parte fundamental de la vida cotidiana. La innovación requiere confianza en sí misma, el gusto por correr riesgos, la capacidad de liderazgo y una visión de lo que el futuro debe ser. Henry Ford tenía todas estas características. Lectura relacionada: Ford, marca pionera de toda una industria. En este artículo te hablamos más en detalle sobre la marca Ford. Primeros años de Henry Ford Nació en la granja de su padre en Dearborn, Michigan, el 30 de julio de 1863. En su juventud, demostró algunas de las características que lo harían exitoso, poderoso y famoso. Organizó a otros chicos para construir ruedas de agua rudimentarias y máquinas de vapor. Aprendió sobre las máquinas de vapor de tamaño completo al convertirse en amigo de los hombres que las dirigían en las fábricas. Aprendió a arreglar relojes y conoció con esto los rudimentos del diseño de la máquina. De este modo, el joven Ford demostró un talento sin igual para la mecánica, el liderazgo, y una preferencia hacia el aprendizaje a través del ensayo y error. Pudo seguir los pasos de su padre y convertirse en un agricultor, pero estaba fascinado por las máquinas y tomó riesgos para perseguir esa fascinación. En 1879 dejó la granja para convertirse en un aprendiz de la compañía de coches de Michigan, que fabricaba los vagones para ferrocarriles. Durante los próximos dos años ocupó varios puestos de trabajo similares, a veces se movía cuando pensaba que podría aprender más en otro lugar. Regresó a su casa en 1882, con una preferencia a trabajar por su cuenta y no para alguien más. En 1888 se casó con Clara Bryant y en 1891 se trasladó a Detroit, donde tomó un trabajo como ingeniero nocturno en la Edison Electric Illuminating Company. Ford no sabía mucho acerca de electricidad, pero vio el trabajo como una oportunidad para aprender. Era un buen alumno, y para 1896 se había convertido en ingeniero jefe de la compañía. Pero seguía con sus otros intereses. La primera gran empresa automovilística Con la ayuda de un equipo de amigos, hizo experimentos automotrices que culminaron en 1896 con la realización de su primer vehículo autopropulsado, el “Cuadriciclo”. Tenía cuatro ruedas de alambre que parecían de bicicleta, se conducía con un timón de barco y sólo usaba dos ruedas para el retroceso. Un segundo coche llegó en 1898 y Henry convenció a un grupo de empresarios para que lo apoyara en el emprendimiento más importante de su vida, una compañía para fabricarlo y venderlo. Pero él sabía poco sobre gestión empresarial, y eso lo llevó al fracaso de sus primeras

Emprender en tiempos de crisis: en absolutamente todo hay una oportunidad

agosto 17, 2017
El término “emprender” se ha vuelto común en nuestras conversaciones cotidianas; día a día vemos cómo diferentes medios incentivan a arriesgarse a emprender (incluyéndonos). Pero cuando el viento comienza a correr en nuestra contra y cada día vemos la cima más cuesta arriba ¿qué es lo que se debe hacer? Desmotivación, estrés y miedo producto de la incertidumbre, hacen parecer una desfachatez atreverse a comenzar desde cero, pero si tienes una idea que lleva un buen rato dando vueltas en tu cabeza y no consigues coger el valor para ponerla en acción, te comentamos que este puede que sea el mejor momento para arrancar a cumplir tus sueños. Sí, estamos en crisis, actualmente hablamos de “crisis mundial”; desde el 2007 varios han sido los países que se han visto afectados por el desbalance entre las verdaderas riquezas o la economía real (compuesta por industrias, el comercio, o la agricultura por dar algunos ejemplos) y la sobreestimación de dichas riquezas a través de la economía financiera (mediante títulos de valor, bonos, inversiones, entre otros). Pero no es la primera ni será la última crisis, de hecho ni siquiera es la peor. En 1929 se vivió lo que hoy conocemos como “La Gran Depresión”, crisis económica que se prolongó por una década producto de políticas erradas y la incidencia de diferentes factores, como la guerra europea y la especulación de las acciones en la bolsa de valores de Estados Unidos; el casi nulo deseo de consumir, de invertir, la imposibilidad de financiamiento y la destrucción de los ahorros familiares (por nombrar sólo algunas consecuencias) tuvo efectos devastadores y sin precedentes en la economía de casi todos los países tanto pobres como ricos. La economía es cíclica, es decir, siempre se combinarán etapas de crecimiento con etapas de contracción, entendiéndose que en las de crecimiento aumentará la actividad o el auge y en la de contracción se vivirá un descenso o incluso recesión, hasta que los indicadores vuelvan a subir generando la reactivación, este hecho confirma que la crisis actual no será la última al igual que no es la primera. Lo que sí es cierto es que existen diferentes tipos de crisis, consecuencia de diferentes tipos de causas y que partiendo de allí, debemos ejecutar nuestros planes de acción. Detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. En tiempos de crisis lo último que podemos hacer es quedarnos paralizados, es decir que si queremos algo, a partir de nuestra voluntad debemos juntar todos los medios para lograrlo, siempre teniendo en consideración un plan A, un plan B y un plan C inclusive. Entre tantas malas circunstancias hay algo que es cierto, y es que detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. Sentir la necesidad de emprender de por sí, obedece nuestras ganas de concretar ideas y sueños, transformar los planes mediante acciones creativas cambiando un rol pasivo por uno productivo y si aún tienes dudas, acá te dejamos algunos motivos por los

Ford, marca pionera de toda una industria

agosto 15, 2017
Cuando hablamos de la historia del automóvil, inmediatamente pensamos en Henry Ford, no porque haya sido el que creó los automóviles, sino porque fue el primero que lo convirtió en un artículo de necesidad para el mundo. La historia de Henry Ford fue el primer tramo de la historia de una gloriosa compañía: Ford Motor Company, una corporación automotriz estadounidense fundada en 1903 por Henry Ford y sus once inversores asociados. Henry Ford había construido su primer coche experimental en un taller detrás de su casa en Detroit, alrededor del año 1896, dándole comienzo a lo que sería la empresa más grande de su vida. Lectura relacionada: Henry Ford: un visionario muy inspirador En este artículo te hablamos sobre la vida de Henry Ford. Historia de la marca Después de la formación de la Ford Motor Company, el primer taller de ensamblaje Ford fue montado en la planta Mack Avenue en julio de 1903, en el que producía una cantidad muy baja de vehículos por día. El verdadero éxito de la compañía llegaría cinco años después de su fundación, en 1908, con la introducción al mercado del modelo T, un éxito mundial. La demanda de este coche fue tan grande que Ford tuvo que desarrollar nuevos métodos de producción y ensamble en masa para fabricarlo en cantidades suficientes para satisfacer al público, de hecho, la compañía tuvo que trasladar su  primer taller de ensamble a la planta de Highland Park para tener el espacio necesario para la maquinaría y los empleados. Con su éxito en Estados Unidos, Ford rápidamente fundó una filial británica que tendría su primera planta de producción en la ciudad de Manchester, Inglaterra, siendo la primera planta extranjera de Ford. Junto con la fundación de esta planta se fundaron también muchas sucursales a lo largo de Estados Unidos. En 1913, Ford, a pesar de contar con todos los sistemas de producción más efectivos y modernos del mundo, revolucionó el mercado introduciendo la primera línea de montaje en movimiento del mundo para automóviles, reduciendo el tiempo de ensamble del chasis de 12 horas y media a tan solo 100 minutos. En 1914, para mejorar aún más la productividad laboral, introdujo el salario diario de cinco dólares por una jornada de ocho horas (reemplazando a los dos coma treinta y cuatro dólares por una jornada de nueve horas). La Ford Motor Company, se había convertido en el lugar ideal para trabajar. El crecimiento de Ford a lo largo de los años fue inevitable, y en Europa logró establecerse como una de las marcas de automóviles más productivas del continente. Para 1930 ya tenía fábricas a todo lo largo y ancho del Reino Unido y al menos una en España, Francia y Alemania. Tal fue el éxito de la empresa en Europa que se diseño un automóvil especialmente para el continente, el Ford Y 8 HP, que terminó de darle a la marca el impulso que necesitaba en el viejo continente. Quizás uno de los éxitos más notorios de la compañía es haber resistido la Gran