Cómo impulsar el potencial de tu equipo de trabajo | Tentulogo

Cómo impulsar el potencial de tu equipo de trabajo

Brynner TorresBy Brynner Torres 3 meses ago
Portada  /  Consejos para emprendedores  /  Cómo impulsar el potencial de tu equipo de trabajo
¿Se imaginan tener una empresa fundada sobre una gran idea, con buenos recursos y un buen plan de acción, pero, con un equipo de trabajo que no está ni motivado, ni ofrece lo mejor de sí? A pesar de lo bueno, sin un equipo que ofrezca todo de sí y se sienta bien en su trabajo, el futuro de esta empresa está más cerca del fracaso que del éxito y esto es algo que como líder, fundador, director, gerente o jefe no puedes dejar que ocurra.

Como bien ha aclarado en varias ocasiones Howard Behard, fundador de la famosa industria cafetera Starbucks, los incentivos y beneficios que reciben tus empleados son una estrategia que asegurará el éxito en el mundo de los negocios.

En el mundo de los negocios es muy fácil perderse entre muchas cosas, como números, ventas, salidas, comisiones, estadísticas, análisis. Pero, esto no debe hacer que abandones algo crucial: el factor humano, que son tus empleados. Cada empresa está conformada por personas que tienen el potencial de ser exitosas y está en ti, como líder, hacer todo lo posible para descubrir este potencial, destaparlo e impulsarlo de manera que no sólo ayudará al crecimiento de tu empleado, sino también el de tu empresa.

Para lograr esto puedes recurrir a diferentes estrategias, a continuación leerás las más efectivas y que han dado resultado en el equipo de trabajo de Tentulogo, en un artículo que hemos tratado de nutrir en este tema tanto como sea posible.

Formando el equipo perfecto

Foto: Pexels

No puedes destapar el potencial de un equipo si no lo tienes, mucho menos lograr la perfección. Y con equipo no nos referimos al sentido más literal de la palabra, sino el más profundo, en el que un grupo de personas se comprometen en colaborar, ayudarse unos a los otros, dar lo mejor de sí mismos y ser unidos por un objetivo en común. Para lograr esto debes:
  • Desarrollar una cultura de trabajo centrada en las personas y el compañerismo. Más vale que en tu equipo la actitud de “cada quien trabaja por sí mismo” quede a un lado y en su lugar se apoder del conocido “todos para uno y uno para todos”. Para ello debes desarrollar de tal manera tu entorno laboral para que cada uno de tus trabajadores sepa trabajar en equipo a la perfección y se preocupe por sus compañeros como por sí mismo. El verdadero trabajo en equipo siempre da unos resultados increíbles.
  • Contrata con sabiduría. A la hora de contratar tienes que ser la versión más sabia de ti mismo, haz las preguntas claves, deja claro cuál será el rol del empleado en tu empresa y descubre si el entrevistado cuenta con las cualidades para cumplir con las tareas que le serán asignadas. Contrata siguiendo la cultura laboral que has desarrollado, es decir, personas capaces de trabajar en equipo, que se preocupen por los demás. Contrata personas de buena naturaleza y con energía positiva, esto le sumará a tu empresa un factor valioso. Si contratas con sabiduría, escogerás a las personas correctas, no tendrás que estar encima de ellos, tomarán la iniciativa y te sorprenderán gratamente.
  • Descubre los talentos ocultos de tus empleados. La innovación se logra a través del talento. Una vez contrates tu personal sabiamente, conócelos mejor, descubre sus aspiraciones, capacidades y habilidades. Eventualmente descubrirás esos talentos que no son visibles a la vista y pueden ser de gran ayuda en tu empresa. Reconoce su talento y aprovéchalo al máximo, teniendo el progreso y crecimiento de tu trabajador como una prioridad.
  • Lidera con autenticidad. Esto depende absolutamente de ti. Desde el comienzo de todo este proceso, el liderazgo auténtico es importante y una vez obtengas los resultados deseados no lo abandones, refuérzalo. Trata de estar lo más disponible posible para tus empleados, proporciona herramientas, preocúpate por el éxito de cada uno de ellos, escúchalos a ellos y sus ideas, hazlos sentir cómodos y valorados.

El poder de la palabra

Un líder auténtico y asertivo cuenta con el poder de la palabra, no es arrogante ni altivo, pero tampoco trata de caerle bien a todos, simplemente es justo, positivo y real.

No sabes el poder que tienen las palabras indicadas en el desarrollo de tu equipo de trabajo, a través de ellas puedes mostrar agradecimiento, aprecio y reconocimiento. Con las frases indicadas la motivación alcanzará niveles inimaginables.

Algunas cosas que debes expresar siempre con tus palabras son:

  • Agradecimiento por sus aportaciones.
  • Elogios al desempeño.
  • Halagos a las grandes ideas.
  • Reconocimiento al crecimiento individual.

No temas utilizar frases que puedan “ruborizar” a tu empleado o que incluso sean un tanto emotivas. Frases como: “trabajadores como tú hacen que logremos grandes metas”, “sin ti no hubiera sido posible”. “sé que contigo podremos lograr grandes cosas”, motivarán a tu empleado y afianzarán un poco más su compromiso con la empresa.

Ve más allá de la palabra

Foto: Pexels

En este punto hacemos énfasis en la autenticidad, mencionada más atrás. No dejes todo a las palabras, que ésas se las lleva el viento. Acompaña a tus empleados, entabla buenas relaciones con ellos y crea estrategias codo a codo.

Como buen líder debes:

  • Conocer. Conoce más sobre ellos, su vida, su historia, sus sueños.
  • Empatizar. Empatiza con todos tus empleados, preocupate por ellos y sus necesidades.
  • Preguntar. Antes de iniciar un proyecto pregúntales qué ideas tienen, qué pueden aportar, qué creen que es necesario.
  • Crear planes de acción y estrategias. Esto es un trabajo que si haces codo a codo unirá al equipo y evitará que se sientan como ovejas siguiendo un pastor. Una vez recibas todas sus aportaciones e ideas, toma las mejores y a partir de ellas crea un plan de acción que funcione para todos.

Algo que puedes hacer con tu equipo y que les hará sentir verdaderamente importantes y comprometidos, es el establecimiento de prácticas, políticas y procedimientos fundamentales de tu empresa. Esto más que un plan de acción o estrategia, es un impulso a los seis puntos fundamentales de una empresa:

  1. Misión.
  2. Visión.
  3. Liderazgo.
  4. Principios.
  5. Estrategias
  6. Metas.

Cuando te sientes con tu equipo a desarrollar estos puntos, sentirán que son uno, que son escuchados y que van tras el mismo objetivo, y se comprometerán tanto que habrá una motivación constante maquinando en su mente.

  • Poner el ejemplo. No puedes exigir lo que no das, conviértete en un modelo a seguir.
  • Incentivar su conocimiento. El conocimiento no puede dejar de crecer, nunca hay suficiente conocimiento. Un empleado con conocimientos elevados puede ser la clave en los proyectos de tu empresa. Motívalos a seguir aprendiendo, si está en tus posibilidades inscribelos en talleres y cursos como parte de un plan de beneficios.
  • Impulsar la creatividad y la imaginación. Estas dos cosas están completamente ligadas con el ingenio, la inventiva y la originalidad, si las impulsas harás que lleguen a nuevos niveles. Un trabajo que se desarrolla con base en la creatividad y la imaginación es más estimulante y agradable, que uno que se desarrolla sobre la monotonía. Un equipo creativo e imaginativo destaca sobre el resto, si tu equipo destaca tu empresa también lo hará.

Puedes impulsar la creatividad e imaginación con:

  1. Un ambiente de trabajo adecuado y estimulante, donde todos se sientan cómodos y ¿por qué no?, felices.
  2. Brainstorming. Reuniones donde lancen ideas, se unan, florezcan y crezcan juntas.
  3. Métodos y prácticas diferentes. Analogías, mapas mentales, entre otros, los métodos no convencionales estimularán la mente, harán el trabajo más placentero y traerá consigo inspiración.
  • Estimular. Estimula el trabajo desde cosas sutiles como frases motivadoras, reconocimientos agradables e inesperados, la promesa de recompensas futuras,pequeñas celebraciones. Hasta cosas grandes como mejoras de beneficios, ascensos y aumentos salariales. Esto motivará a tu equipo a dar lo mejor de sí para ir escalando en la empresa y asegurarse un mejor puesto.

Acciones que harán la diferencia

  • Delegar tareas mantendrá a tu equipo con la mente ocupada por lo que siempre serán productivos. Dales responsabilidades y no temas desligarte un poco de ellas, esto hará que se sientan más valorados y comprometidos con el proyecto y la empresa.
  • Mantén siempre el contacto con tu equipo. En persona, en chats, correos y documentos corporativos. Mantén un flujo constante de comunicación e interacción.
  • Crea procesos que desarrollen la autonomía entre los compañeros, esto desarrollará compromiso y confianza.
  • Entrena en la toma de decisiones. Tus trabajadores deben ser capaces de analizar situaciones y tomar las decisiones correctas en nombre de la empresa. Si los entrenas en la toma de decisiones no sólo estás creando empleados que facilitarán tu trabajo y le sumarán a la empresa, les estarás demostrando confianza.
  • Dile no al control, opta por las tutorías. No te conviertas en un controlador, esto hará sentir incómodo a tu equipo y no trabajaran a plenitud. Si has escogido a tu equipo sabiamente no necesitarán ser controlados constantemente para cumplir. En lugar del control, recurre a la tutoría y apoyo.

Integración de equipo

Foto: Pexels

Ve a tu equipo como un ser vivo conformado por varios órganos, tú y tus trabajadores son estos órganos y deben conocerse bien y trabajar unidos para que el organismo se mantenga sano y fuerte. Para lograr esto no temas recurrir a prácticas un tanto íntimas o emotivas.

  • Rompan el hielo. Desde el primer día debes hacer todo lo posible porque no exista una capa fría entre nadie del equipo. Realiza actividades que los haga interactuar de un manera más amena y que les permita romper pequeñas barreras que generan la timidez.
  • Llévenlo a un nivel emocional. Tu equipo debe estar unido, al estar unidos se complementarán los unos a los otros. Lleva la relación laboral a cierto grado emocional en el que se conozcan más, sus aspiraciones, miedos, debilidades, sueños, alegrías. Conocer más sobre otro persona te hace sentir empatía por ella, si tus coladores sienten empatía entre sí, se apoyarán de manera natural.
  • Conversen sobre las expectativas que tienen los unos de los otros. Saber qué esperan los demás de ti, hace que tu meta como compañero esté más clara.
  • Desarrollen esa pasión que todos comparten. La pasión por el trabajo existe y si la puedes desarrollar y vincular con otros, es increíble.
  • Apóyense en los tiempos difíciles. Que el ambiente laboral no se convierta en un lugar de presión durante tiempos duros, todo lo contrario, que sea un lugar de desahogo y hallazgo de soluciones a la problemática a través de la fraternidad y compañerismo.
  • Respeten la privacidad del otro. Si bien quieres un equipo unido, debes recordar que la privacidad es importante para el proceso creativo individual, no querrás distracciones entre tu equipo. Además, al tener un espacio laboral demasiado abierto las tensiones que se generan en tiempo difíciles podrían tomar mayor fuerza.
  • Celebren. Cuando algo bueno ocurre, cuando se supera una dificultad hay que celebrarlo. Que no vayan corriendo a celebrarlo con su familia, primero que lo celebren todos juntos como empresa.
  • Crezcan juntos.

Si haces lo correcto tu equipo se sentirá como una segunda familia donde todo es posible, siempre y cuando se apoyen. El equipo fuerte, creativo, motivado y casi perfecto existe, pero está en ti como líder formarlo.

Referencias
Foto de cabecera: Unsplash
Con información de: Forbes | Alto Nivel | Entrepreneur | reliableplant | Thought Leaders | Randstad | Paul Keijzer

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5,00 sobre 5.00 / Votaciones totales: 3) Déjanos tu votación!
Cargando...
Category:
  Consejos para emprendedores

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 300
Brynner Torres
Acerca de

 Brynner Torres

  (6 Artículos)