Lotes y cestas de Navidad, tradición desde el Imperio Romano

Lotes y cestas de Navidad, tradición desde el Imperio Romano

AvatarBy Tentulogo 3 semanas ago
Home  /  [4] Marketing y publicidad  /  Lotes y cestas de Navidad, tradición desde el Imperio Romano
Los lotes y cestas de Navidad son regalos perfectos para obsequiar a nuestros empleados, clientes y familiares, además, constituyen una excelente estrategia de branding para potenciar nuestra marca.

Desde hace muchos años se ha vuelto una bonita costumbre obsequiar a trabajadores, clientes o amistades durante las navidades con una buena cesta para su disfrute. Si ya te han obsequiado un lote o cesta de navidad, ¡felicidades! Eres una víctima feliz de una genial estrategia de branding, porque sí, la magia de estas fechas nos hace a veces olvidar que todo obsequio tiene un propósito, un pequeño interés de por medio, y justo de eso hablaremos a continuación, porque seguro tú como emprendedor puedes sacar gran provecho de esta bonita costumbre corporativa.

Pero primero, un poco de historia:

Las cestas de Navidad desde el Imperio Romano… 

Las cestas de Navidad desde el Imperio Romano

Saturno entregando cestas de Navidad a sus fieles. Es un fotomontaje, por si no se nota 😛

A pesar de que sea una costumbre practicada principalmente en España a partir de mediados del siglo XX, su origen remonta desde el Imperio Romano.

Aquí se practicaba la sportula, la cual se trataba de una cesta de mimbre compuesta principalmente por laurel, olivo, higos secos y otro tipo de alimentos. No es algo tan diferente a las cestas de ahora, solo que antes no contenían ese típico jamón que tanto nos gusta. Además, no eran cestas destinadas a la Navidad, de hecho, el motivo para regalarlas eran las fiestas paganas de Saturnalia en diciembre, las cuales se ofrecían al Dios Saturno.

Mucho tiempo después, específicamente en el siglo XIX es cuando esta tradición es retomada con fuerza, ya orientada de un modo más parecido a como la conocemos actualmente, primero el sector público, obsequiando a sus trabajadores una cesta de Navidad y tiempo después esta tradición se trasladó también a las empresas privadas.

  • Ya en el S.XX, la costumbre de obsequiar cestas de Navidad se extendió no solo a los trabajadores sino también a los clientes más valiosos de la empresa.

El contenido de estas cestas puede variar muchísimo dependiendo de lo que quiera la empresa -y por supuesto del presupuesto-. El costo de las mismas es sumamente relativo, pueden conseguirse desde 9 euros hasta incluso más de 3000 euros -de nuevo, depende mucho del tamaño de la empresa-.

Por lo general la cesta contiene alimentos que son típicos de la Navidad y que harán que los que la reciban puedan disfrutarlos en estas fechas. Por ejemplo bebidas alcohólicas, turrones, chocolates, mazapanes, otro tipo de golosinas, frutos secos, quesos, y por supuesto jamones.

  • ¿Sabías que las cestas que tienen una pata de jamón son más exitosas que las que no lo tienen? Bueno vamos, ¿a quién no le gusta un buen jamón? (veganos disculparnos).

¿Cómo armar apropiadamente los lotes o cestas de Navidad?

Lo habitual es que uno como propietario de una empresa contacte a otra dedicada al sector de alimentación para que las elabore y se las venda. Si deseas comprar cestas de Navidad, te recomendamos el eCommerce de lotesycestasdenavidad.es, ya que los conocemos de primera mano, son de nuestra confianza, tienen ya décadas de experiencia y sus productos son de calidad, pudiendo también buscar por rangos de precios y muchas otras opciones 🙂

Eso si, antes de elegir las cestas que comprarás, conviene hacerse una serie de preguntas. Aquí te haremos las principales:

¿Las cestas serán para tus trabajadores o para tus clientes?

Por lo general es un obsequio que damos para agradecer a nuestros trabajadores su fidelidad con nosotros, es una manera muy bonita de decirles que los tenemos en cuenta siempre y que estamos agradecidos de que formen parte de nuestra empresa. ¿Cómo se devolverá la inversión que estamos haciendo? Sencillo, en productividad. Un trabajador motivado y contento es uno que dará siempre lo mejor de sí para ayudarte a alcanzar tus metas profesionales, eso ya te lo hemos comentado en otras ocasiones 🙂

Además que el branding no solo se debe construir hacia afuera sino también hacia adentro. Cuanto más sientan tus trabajadores que pertenecen a algo de lo que se sienten orgullosos, no solo trabajarán mejor sino que serán más leales y hablarán bien de ti allá donde vayan.

Otra opción muy interesante es regalar cestas de Navidad a tus clientes VIP, sobre todo si tu negocio es B2B y tienes clientes corporativos con los que haces importantes transacciones.

Está demostrado que los regalos son una de las mejores formas de crear vínculos con tus clientes o leads. Cuando le regalas algo a alguien, por pequeño que sea, la otra persona crea una conexión emocional más fuerte contigo y ya sabemos lo importante que son las emociones para las ventas.

Así que si un pequeño regalo (como podría ser merchandising de tu empresa) ya puede ser bastante beneficioso para tu marca, imagina si regalas una cesta de Navidad a esos clientes más destacados. Es una importante muestra de afecto y agradecimiento, además de ser el mejor modo de afianzar su lealtad a largo plazo. 

También puedes crear CONCURSOS para sortear una o varias Cestas de Navidad:

  • Si tienes una tienda física, quedarán muy bonitas las cestas adornando y serán un excelente reclamo para llamar la atención, en donde puedes sortearlas entre todas las personas que te compren algo (a partir de cierto monto). De este modo además de llamar la atención, logras que te compren más.
  • También puedes sortearlas en redes sociales. Ahí piensa bien tu estrategia, si lo que deseas es llevar tráfico a tu web o más seguidores, etc.
  • Como consejo adicional, siempre en un sorteo piensa bien las bases del mismo, para que todo se sienta transparente y legal.

Aspectos a considerar para armar los lotes o cestas de Navidad perfectas:

Que tengan un envoltorio llamativo:

cestas de navidad

No se trata de regalar una caja con alimentos y nada más, recuerda que estás dando un obsequio, así que lo más prudente es presentarlo como tal. Por lo general estas cestas están hechas de mimbre, sin embargo también se utilizan cofres o cajas decoradas. Por encima suelen llevar un papel transparente con algún motivo navideño y por supuesto un lazo llamativo para cerrarla. Es un doble regalo porque luego la cesta podrá quedarle a tus empleados o clientes como un objeto de utilidad.

Piensa para quién va el regalo:

cestas de navidad

Más arriba mencionábamos el diferenciar si es para trabajadores o clientes VIP. Ahora más bien, nos referimos a la persona en sí misma, saber a quién le regalas (sus gustos y preferencias).

A menos que seas propietario de una corporación gigantesca, lo más apropiado es que pienses en las personas que recibirán estas cestas o lotes para poder así darles incluso un obsequio personalizado.

Más arriba bromeábamos con que nos disculparan los veganos (al mencionar la pata de jamón como la más pedida), pero realmente es un bonito gesto considerar por ejemplo a quien es vegano para hacerle una cesta personalizada, o si la persona no come azúcar o es celíaca o no bebe alcohol, lo mismo. Esto transmitirá el mensaje de que no sólo quisiste darles un regalo para salir del paso, sino que realmente te esforzaste en querer hacer algo especial por ellos(as).

Manda a hacerlas con suficiente tiempo:

compras de navidad

Ya sabemos bien que el consumismo dispara increíblemente los precios de los productos dependiendo de las temporadas. Como las cestas y lotes van compuestas en su mayoría por productos que suelen consumirse en Navidad, es evidente que comprarlos en esta fecha hará que todo te salga más caro. Es por ello que la mejor opción es organizar las cestas con anticipación y comprarlas cuando el precio de su contenido no está tan elevado, verás que podrás hacer una cesta o lote mucho más generoso y a un mejor precio.

La calidad sobre la cantidad:

regalos

Si bien es cierto que esto depende mucho de gustos, nosotros te recomendamos que siempre pienses bien lo que vas a meter en estas cestas, no tanto en el precio de las mismas sino en los beneficios a futuro que te traerán. Si le obsequiamos una a nuestros trabajadores, clientes o familiares, lo hacemos porque queremos transmitirle gratitud mediante las mismas, y la gratitud no es barata. Aplica la regla de oro: da lo que quieres que te den a ti.

Que lo que vayas a obsequiar sea de calidad; siempre es mejor sacrificar la cantidad pero dar algo memorable. No vaya a ser que encima que haces la inversión, luego quedes como tacaño/a por haber puesto productos Delmer (Del-mercadillo).

Que exista una coherencia:

cestas de navidad

Así como cuidas minuciosamente los detalles en tu empresa, también hazlo al armar tus cestas de Navidad, porque las mismas transmitirán mucho más de ti de lo que tú mismo crees.

La idea es que los productos que vayan en la misma puedan tener una relación entre ellos, que se lleven bien, que no estén extrapolados. Si por ejemplo está compuesta de productos naturales como quesos o jamones, acompáñala con vinos que queden bien con dichos alimentos y que su cesta sea más rústica. Si al contrario quieres dar productos más modernos o empaquetados como galletas y golosinas, que la cesta que lo sostiene también siga la misma línea de modernidad. Todo está en los detalles.

Además a lo mencionado anteriormente, no olvides añadir una tarjeta a la cesta. ¡Es Navidad! La oportunidad perfecta para darle un mensaje motivacional o de agradecimiento a aquellos que recibirán el obsequio, no seas de esos líderes que sólo añaden una frase genérica con la firma de la empresa, que se note el corazón que eso es muy valioso.

Algunas curiosidades sobre las cestas de Navidad:

  • Son un medidor de la economía: Por ejemplo en la crisis económica del 2008 en España, las ventas por concepto de lotes y cestas navideñas cayó un 40% en relación a sus operaciones regulares, ¡ésta es una cifra muy grande! Y tiene mucho sentido, porque por ejemplo, si tuviste un buen año en ventas, comprar las cestas te puede servir no solo para agasajar sino para compensar tus ventas y en vez de pagar muchos impuestos en el cierre de año, haces buenos regalos (no olvides pedir factura). Y del mismo modo, si el año fue malo, lo primero que se suele recortar es este tipo de gastos.
  • Generan mayor empleo: Navidad es otro pretexto para incrementar el crecimiento económico de un país, esto debido a que gracias al consumismo, se disparan las ventas en las empresas que no han tenido tal vez tanto éxito en el resto del año y además también se originan más emprendimientos y empleos. Los lotes y cestas de Navidad son una oportunidad perfecta también para generar empleos estacionales sobre todo para estudiantes y amas de casa, quienes pueden aprovechar estos meses de bonanza y trabajar en empresas que fabriquen estas famosas cestas -necesitarán muchas manos para producirlas-.
  • No van dedicadas exclusivamente a empresas: Si bien es cierto que en su mayoría ésta es una costumbre propia de las empresas para premiar la fidelidad de los empleados y clientes, también es una alternativa buenísima para resolver el regalo de tus amistades y familiares, de hecho, ¿existe un mejor regalo que darle a tu madre una cesta que contenga literalmente todo lo que más le gusta en el mundo? Puedes encargar a la empresa que fabrica estas cestas o lotes para que diseñen distintos motivos con distintos precios, es una opción ideal para aquellos que aman regalar pero no tienen el tiempo suficiente para poder buscar el regalo perfecto -o sea, todos los emprendedores del mundo-.

Bonus track: Combínalo con merchandising

Siempre es una buena idea incorporar un poquito de merchandising a tus cestas. Es muy sencillo, se trata de agregarles algún artículo que les sirva de utilidad a tus empleados o clientes y que además, tengan sutilmente tu marca.

¿Qué puedes incorporar? Tazas para que tomen su café o chocolate caliente, bolígrafos para firmar las cartas que le entregarán a sus seres queridos, mantitas con tu logo para el frio (en caso en tu hemisferio la Navidad caiga en invierno) o incluso jerséis con colores y motivos navideños y por ahí el logo de tu empresa que se vea entrañable.

Hemos hecho un post especializado de merchandising promocional que puedes ir a leer ahora, donde te damos muchas ideas para incorporar a esta estrategia de branding y así te asegures en regalar las mejores cestas navideñas de todo el mundo.

Definitivamente como dice la canción de Andy Williams: “It’s the most wonderfull time of the year”. Y si no lo es por el espíritu navideño, que lo sea por el espíritu emprendedor ¡qué vivan las ventas!

Esperamos que esta información te haya sido de mucha utilidad querido emprendedor(a) y que las fiestas navideñas te sean muy prósperas.
¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [4] Marketing y publicidad

Si te gusta, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Avatar
About

 Tentulogo

  (105 articles)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.