[Biografía] Enzo Ferrari, el comendador de las carreras de autos | Tentulogo

[Biografía] Enzo Ferrari, el comendador de las carreras de autos

Nelson PeraltaBy Nelson Peralta 6 meses ago
Home  /  [Colección] Grandes Magnates de la Historia  /  [Biografía] Enzo Ferrari, el comendador de las carreras de autos
Para todo se necesita buen gusto, incluso para el ámbito de la velocidad. Las carreras de autos han significado algo top que ahora sugiere nuestras aspiraciones, y esto ha llegado a ser así gracias a personajes como Enzo Ferrari.

Conocido como “El comendador”, Enzo Ferrari nos dejó un legado de buen gusto y pasión por la velocidad. Como creador de una de las marcas de autos deportivos más emblemáticas que existen, también ha dejado una herencia valiosa y sofisticada. Pero tal vez no fuera el hombre que cualquiera pensaría que fue, pues vivió muchas eventualidades difíciles en el proceso de convertirse en un referente acaudalado. Entérate sobre estos interesantes datos de su vida a continuación:

Primeros años de Enzo Ferrari

Enzo Ferrari en su juventud

Foto: Enzo Ferrari en su juventud | vía Wikipedia.

La vida de Enzo empezó con un error: nació el 18 de febrero de 1898 en la ciudad de Módena, Italia; no obstante, el certificado de nacimiento que se tiene de él, registró el nacimiento el 20 de febrero debido a que hubo una fuerte nevada que impidió a sus padres informar sobre el parto en la oficina de registro local el mismo día. Fue el menor de dos hijos del matrimonio entre Alfredo y Adalgisa Bisbini; su hermano mayor se llamaba como su padre, Alfredo, pero cariñosamente le decían “Dino”.

Enzo creció con poca educación formal, pues su familia era muy humilde y se dedicaba a la fabricación de piezas de metal en un taller familiar en Carpi. A la edad de 10 años, su padre lo llevó a él y a Dino a una carrera en el Circuito de Bolonia de 1908, donde atestiguó la victoria del piloto Felice Nazzaro; desde ese momento, empezó a tener una inexplicable pasión por las carreras de autos y deseó poder dedicarse a ellas a tiempo completo en algún momento de su vida.

Durante la Primera Guerra Mundial tuvo que servir en el 3er Regimiento de Artillería de Montaña del Ejército Italiano, y fue así como inició un período muy crudo de su vida: en el año 1916, su padre y su hermano contrajeron la Gripe Española (H1N1) y murieron, al igual otros 400.000 italianos (esta pandemia mató a alrededor de 40 millones de personas en todo el mundo; es considerada como la más letal de la historia). Enzo también contrajo la enfermedad en 1918 y, aunque no murió, esta lo inhabilitó gravemente y por eso fue dado de baja del ejército italiano.

Carrera en las carreras

Tras el colapso empresarial de la carpintería familiar a consecuencia de la pandemia y la guerra, Enzo comenzó a buscar un trabajo, concentrando sus esfuerzos en el sector automovilístico. Sin haber tenido éxito en su búsqueda, se ofreció como voluntario en la fábrica de Fiat que estaba situada en la ciudad de Turín, pero no lo aceptaron y finalmente se conformó con un trabajo como piloto de pruebas para Costruzioni Meccaniche Nazionali (CMN), una empresa fabricante de automóviles de Milán que reconstruía cuerpos de camiones usados ​​en pequeños automóviles de pasajeros.

Enzo conduciendo un Alfa Romeo en 1921

Foto: Enzo conduciendo un Alfa Romeo en la carrera de Targa Florio en el año 1921 | vía Wikipedia.

Su talento y dedicación hicieron que pronto ascendiera a piloto estelar e hizo su debut en la carrera de montaña Parma-Poggio di Berceto en 1919, donde terminó en cuarto lugar en la categoría donde se desempeñaba. Participó ese mismo año, específicamente el 23 de noviembre, en el Targa Florio, pero tuvo que retirarse a mitad del trayecto después de que el tanque de combustible de su vehículo se rasgó. No obstante, todo indicaba que el joven Enzo tenía un potencial indiscutible para el oficio y fue gracias a esto que uno de los fabricantes de autos de carreras más importantes de ese entonces en Italia, Alfa Romeo, le puso el ojo.

En 1920, Enzo se unió al departamento de carreras de Alfa Romeo como conductor y, en 1924, ganó su primera carrera representando a esta marca: la Coppa Acerbo en Pescara, un éxito que animó a Alfa Romeo a ofrecerle la oportunidad de participar en competiciones mucho más prestigiosas.

Tazio Nuvolari al volante de un antiguo modelo Alfa Romeo con Enzo Ferrari

Foto: Tazio Nuvolari al volante de un antiguo modelo Alfa Romeo. Enzo Ferrari es el que está sentado en el asiento trasero, hacia el lado izquierdo de la foto | vía Wikipedia.

Más que las carreras, la pasión de Enzo eran los automóviles. Se dio cuenta de esto cuando varios episodios en su vida le hicieron bajar mucho su rendimiento en la pista: el primero de estos eventos fue la muerte de su amigo, el piloto Antonio Ascari, en el año 1925, y, el segundo, fue el nacimiento de su hijo Dino en el año 1932, que fue la excusa perfecta para abandonar las carreras, pues éstas no le dejaban suficiente dinero para poder ocuparse de su nueva familia. Así fue como decidió centrarse en la gestión y el desarrollo de automóviles de carrera y, finalmente, formó un equipo de más de cuarenta pilotos, incluidos Giuseppe Campari y Tazio Nuvolari, al que llamó Scuderia Ferrari en el año 1929 y que actuó como una división de carreras para Alfa Romeo; de esta forma se consolidaría el inicio de una de las marcas más emblemáticas de la industria automotor en el mundo.

  • DATO: Cuando Enzo tenía 20 años, el veterano piloto Francesco Baracca le regaló un collar con un emblema de caballo encabritado (levantado de las patas traseras) antes de su último despegue, pues este sería derribado por un avión austríaco en plena Primera Guerra Mundial. Baracca se convirtió en un héroe de la aviación italiana y, en memoria de su muerte, Enzo utilizó el emblema del caballo para marcar sus autos. Inicialmente exhibido en los Alfa Romeo de su creación, el escudo fue visto por primera vez en un Ferrari en el año 1947.

De la pequeña fábrica de repuestos a la rivalidad con Alfa Romeo

En 1937, la Scuderia Ferrari se disolvió y Enzo regresó al equipo de carreras de Alfa Romeo; la empresa había decidido recuperar el control total de su división de carreras, conservando a Enzo como su Director Deportivo, para evitar a toda costa que desencadenara su potencial en solitario y pudiera convertirse en un aguerrido competidor.

Benito Mussolini en un Alfa Romeo

Foto: El dictador italiano Benito Mussolini al volante de un Alfa Romeo, y con él todo el equipo de la escudería. De derecha a izquierda serían: Decimo Compagnoni (mecánico), Enzo Ferrari, Prospero Gianferrari (ejecutivo de Alfa Romeo), Tazio Nuvolari, Achille Varzi y Rudolf Caracciola | vía Wikipedia.

Como Enzo tenía tiempo dándose cuenta del plan de Alfa Romeo, su relación con la empresa comenzó a tensarse cada vez más. Después de un desacuerdo con el Director General, Ugo Gobbato, terminó por abandonar Alfa Romeo de una forma poco amigable en 1939 y fundó Auto-Avio Costruzioni, una empresa de suministro de repuestos y piezas para autos de carreras. Aun cuando las cláusulas de su contrato le impedían participar en carreras o en el diseño de automóviles de carreras durante cuatro años, Enzo fabricó dos automóviles para la Mille Miglia de 1940, que fueron conducidos por Alberto Ascari (el hijo de su fallecido amigo Antonio) y Lotario Rangoni.

  • DATO: Aunque con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, la fábrica de Ferrari se utilizó para producir material para el ejército italiano, no se tienen referencias de que Enzo fuera un militante fascista; esto fue así porque, al igual que en la Alemania Nazi, los empresarios estaban obligados a colaborar con el ejército, estuvieran de acuerdo o no con el régimen. Cuando ocurrió el bombardeo aliado, la fábrica de Ferrari fue destruida y tuvo que mover sus operaciones a la ciudad de Maranello.

Enzo decidió luchar incansablemente contra Alfa Romeo para mermar su poderío en el ámbito de las carreras. El debut de su equipo en las pistas descubiertas tuvo lugar en Turín en 1948 y la primera victoria se produjo a finales de año en la carrera de Lago di Garda. Aunque la primera gran victoria se produjo en la carrera de las 24 Horas de Le Mans de 1949, con su modelo 166M conducido por Luigi Chinetti.

Enzo Ferrari en 1953

Foto: Enzo en el Autódromo Nacional de la ciudad de Monza, en 1953. A su derecha, el piloto de la Scuderia Ferrari, Mike Hawthorn | vía Wikipedia.

Conquistando la Fórmula 1

Las carreras de la Fórmula 1 fueron creadas en el año 1950 como consecuencia de una unificación de varios campeonatos internacionales por la también recientemente creada Federación Internacional del Automóvil. Ese mismo año de su creación, la participación de las Scuderia Ferrari estuvo garantizada, aunque el primer lugar fue para el piloto italiano Giuseppe Farina de Alfa Romeo.

La Scuderia Ferrari ganó su primer Gran Premio con José Froilán González en el circuito Silverstone de la Fórmula 1, en el año 1951 (aunque llegó al tercer puesto del ranking final). La historia cuenta que Enzo lloró como un bebé cuando su equipo finalmente derrotó al poderoso Alfetta 159; se había cumplido el peor temor de Alfa Romeo, pues Ferrari se estaba convirtiendo en su peor adversario, y eso se hizo más evidente al año siguiente cuando el piloto Alberto Ascari se hizo con el campeonato en nombre de la Scuderia.

No obstante, viendo que cada vez tenía que esforzarse más para poder ganar y, por tanto, invertir más para mejorar sus autos en materia de velocidad y seguridad, Enzo comenzó a evaluar la posibilidad de vender sus autos deportivos. Esta estrategia también le permitiría no sólo optimizar sus participaciones en la Fórmula 1 sino en otras carreras importantes como la Mille Miglia y Le Mans, entre otras, de manera de tener una importante presencia en todos lados.

De hecho, la decisión de Ferrari de continuar compitiendo en Mille Miglia le dio a la compañía un mayor reconocimiento público. No obstante, había un lado negativo asociado a esto, y era la seguridad cada vez más precaria: el aumento de la velocidad, que se aunaba a las malas condiciones de las carreteras y la inexistente protección de multitudes, eventualmente significaron un desastre tanto para este evento como para Ferrari.

Ferrari en una prueba de velocidad en el Autódromo Nacional de Monza, en 1962

Foto: Ferrari en una prueba de velocidad en el Autódromo Nacional de Monza, en 1962 | vía Wikipedia.

Durante la Mille Miglia de 1957, cerca de la ciudad de Guidizzolo, un Ferrari 335S conducido por Alfonso de Portago viajaba a 250 kilómetros por hora cuando su neumático explotó y lo hizo estrellarse contra la multitud en el camino, matando al propio Portago, a su copiloto y a 9 espectadores, 5 de los cuales eran niños. Tanto Enzo Ferrari como Englebert, el fabricante de neumáticos, fueron acusados ​​de homicidio involuntario en un prolongado proceso penal que finalmente fue desestimado en 1961.

Un carácter destructivo

Algunos piensan que el éxito hizo mella en la personalidad de Enzo Ferrari pues, con el paso de los años se volvió un intransigente y soberbio, lo cual también afectó su estilo de gestión empresarial, haciéndose cada vez más autoritario e insoportable en todo sentido. A esto se sumaba el trauma que significó para él la repentina muerte de su hijo Dino, quien falleció a causa de una distrofia muscular a la edad de 24 años el 30 de junio de 1956. Este hecho lo amargó muchísimo…

Cheque firmado por Ferrari

Foto: Cheque firmado por Ferrari por un valor de 2.800.000 liras italianas | vía Wikipedia.

Pero sus actitudes difíciles comenzaron a ser más notorias a principios de la década de los 60s, cuando tuvo roces con varios altos gerentes de su empresa: Girolamo Gardini, Romolo Tavoni, Carlo Chiti, Giotto Bizzarrini y otros. Ellos terminaron abandonando Ferrari para fundar su propio fabricante de autos y equipos para carreras, Automobili Turismo e Sport (ATS); la “gran retirada” se produjo en un momento especialmente difícil para Ferrari, pues Enzo no parecía darse cuenta de que su carácter estaba pasando factura a su desempeño como líder.

En 1998, Romolo Tavoni rompió el silencio acerca de este tema y declaró en una entrevista que él y el resto de las figuras principales de Ferrari no se fueron por su propia iniciativa, sino que fueron expulsados ​​después de un desacuerdo con Enzo sobre el papel que tenía su esposa dentro de la empresa. Dijo: “Nuestro error fue consultar a un abogado y escribirle una carta, en lugar de discutir abiertamente el asunto con él. Sabíamos que su esposa no lo estaba haciendo bien. Deberíamos haber sido capaces de enfrentarlo de otra manera. Convocó a la reunión para despedirnos, y ya había nombrado inclusive a nuestros sustitutos”.

Embed from Getty Images

No conforme con eso, algunos de los detractores de Enzo cuentan que él aumentó deliberadamente la presión psicológica sobre sus conductores, fomentando rivalidades entre ellos y propiciando una atmósfera de competencia intensa, pues creía que eso “produciría mejores resultados”, dijo el piloto Tony Brooks. “Esperaba que un conductor fuera más allá de los límites razonables… Puedes conducir al máximo de tu capacidad, pero una vez que comienzas a prepararte para hacer cosas que no sientes dentro de tus capacidades, resulta estúpido”.

Durante los últimos años de la década de los 60s, siete conductores de Ferrari murieron mientras competían y, aunque ese alto número de muertos no era necesariamente inusual en el automovilismo de aquel entonces, se cree que la presión que Enzo ejercía en sus pilotos era un factor determinante en ese sentido. De hecho, el periódico L’Osservatore Romano se hizo eco de los rumores que entonces corrían sobre el carácter de Enzo y lo comparó con el dios Saturno, que “consumió a sus propios hijos”.

Embed from Getty Images

Vendiendo el alma al Diablo

A finales de la década de 1960, el aumento de las dificultades financieras y la necesidad de cumplir con los nuevos requisitos de seguridad y emisiones de aire limpio para la producción y desarrollo de automóviles deportivos, hicieron que Enzo comenzara a buscar urgentemente un socio comercial; fue entonces cuando apareció el enorme Grupo Fiat, el monopolista de la industria automotriz en Italia que llevaba tiempo detrás de Ferrari y de otras marcas especializadas en autos deportivos.

Firma de Enzo Ferrari

Foto: Firma de Enzo Ferrari.

En 1965, Enzo vendió el 10% de su compañía al Grupo Fiat y, posteriormente, en 1969, le vendió otro 40% más con la condición de que le permitieran tener el 100% del control sobre las operaciones referentes a las carreras; además, Fiat tendría que pagarle una considerable subvención hasta su muerte por el uso de sus plantas de producción en Maranello y Módena. Ya para finales de los años 80s, la participación de Fiat sobre Ferrari sería de un 90%, un porcentaje que aún hoy mantiene.

  • DATO: Anteriormente, en 1963, Enzo le había ofrecido a Ford la oportunidad de comprar Ferrari en su totalidad por 18 millones de dólares, pero como el fabricante de autos estadounidense no estaba dispuesto a darle a Enzo la carta abierta en las actividades relacionadas con las carreras que quería, la negociación no se concretó.

Datos curiosos sobre la vida personal de Enzo Ferrari

  • Sólo se casó una vez, con Laura Garello. El matrimonio tuvo un hijo, Alfredo (Dino), a quien Enzo llamó así en memoria de su padre y su hermano fallecidos.
  • Tuvo una amante, Lina Lardi, con quien procreó a su segundo hijo, Piero. Este último no pudo ser reconocido por Enzo hasta 1978, cuando Lina murió, debido a dificultades legales que se les ponía a quienes concebían hijos fuera del matrimonio en la Italia de antes de los 80s.
  • Llevó una vida bastante reservada y discreta; rara vez concedió entrevistas.
  • Fue relativamente austero, a pesar de que su actividad en el mundo de las carreras le dejó buenos dividendos. Aunque no existe una estimación acerca de la fortuna personal que llegó a tener en vida (algunas fuentes indican que podría haber rondado los 100 millones de dólares), sí se sabe que su hijo Piero, único heredero de aquel 10% de la marca que aún pertenecía a la familia, se convirtió en multimillonario después de la Oferta Pública Inicial de Ferrari que se llevó a cabo en 2015; obtuvo una cantidad en efectivo de 1.140 millones de dólares.
  • No le gustaba viajar. Raramente salió de Módena y Maranello las veces que vivió en esas ciudades, excepto cuando tuvo lugar el Gran Premio Anual de Italia en las afueras de Milán, o cuando viajó a París en 1982, también por motivos de trabajo.
  • Murió el 14 de agosto de 1988 en Maranello, a la edad de 90 años. Su muerte no se hizo pública hasta dos días después por petición propia, se cree que con la intención de compensar el registro tardío de su nacimiento.

Frases célebres de Enzo Ferrari

  1. “Detrás del éxito hay algo terrible. Los italianos lo perdonan todo: los ladrones, los asesinos, menos el éxito”.
  2. “Nunca agaches la cabeza, mira siempre bien alto ganes o pierdas”.
  3. “En las ideas es en donde reside nuestra fuerza y tanto mejor si las sostenemos con obstinación”.
  4. “Nunca me he tenido por ingeniero o inventor, solamente me considero un promotor y agitador de ideas”.
  5. “Ningún hombre será el mejor si no tiene fuego en la sangre”.
  6. “La voluntad obstinada de perseguir una ambición propia es verdaderamente una fuerza que puede hacer superar obstáculos”.
  7. “La victoria más bella es siempre la próxima”.
  8. “Vencer es bello, pero combatir es mucho mejor”.
  9. “Cuando usted compra un Ferrari, está pagando por el motor. El resto se lo doy gratis”.
  10. “Un Ferrari es un sueño para los pocos afortunados que lo tienen y también para la mayoría de las personas que no”.
  11. “La aerodinámica es para los fracasados que no saben hacer motores”.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] Grandes Magnates de la Historia

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Nelson Peralta
About

 Nelson Peralta

  (87 articles)

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.