Historia de Ferrari, la marca más asociada a las carreras, la velocidad y el éxito | Tentulogo

Historia de Ferrari, la marca más asociada a las carreras, la velocidad y el éxito

By Tentulogo 6 meses ago
Home  /  [Colección] Historia de las grandes marcas  /  Historia de Ferrari, la marca más asociada a las carreras, la velocidad y el éxito
Si bien hoy día hay súper autos que superan en calidad, prestaciones y velocidad a Ferrari, ésta sigue siendo una marca emblemática que vende algo que va más allá de los autos en si mismos. Su imagen de marca está introducida de un modo muy profundo en las mentes de las personas, asociando lujo, velocidad y éxito.

Ferrari es una de las marcas más importantes del mundo automotriz: no sólo se trata de la elegancia millonaria de sus productos, sino de la alta calidad de estos, tanto como máquinas de velocidad como de confort. Pero hay una razón por la cual este fabricante de automóviles deportivos es una de las empresas más rentables del mundo. ¿Quieres saber por qué? Lee más de este post para enterarte:

Ferrari

Foto: vía Pexels.

Inicios de Ferrari

Enzo Ferrari fue su creador. Inicialmente, no estaba interesado en producir autos de uso diario, así que fundó la Scuderia Ferrari en 1929, con sede en Módena, con la cual compró, preparó y distribuyó autos de carreras. Para ese momento, las carreras de autos estaban en pleno furor en Italia, por lo que, rápidamente, se convirtió en un “puesto avanzado” dentro de las carreras técnicas de la marca Alfa Romeo y terminó con su propio departamento oficial de carreras en 1933.

Enzo Ferrari en su juventud

Foto: Enzo Ferrari en su juventud | vía Wikipedia.

Entonces, Ferrari amplió su flota con monopostos (autos de carrera) Alfa Romeo P3, les cambió el emblema por el del Cavallino Rampante (se explica más adelante en el apartado dedicado al logo), y absorbió a muchos pilotos famosos, como Tazio Nuvolari y Achille Varzi.

En 1935, el taller de Ferrari diseñó y construyó su primer auto de carrera, el Alfa Romeo Bimotore, dando los primeros pasos en la ruta para convertirse en un fabricante de automóviles, y durante 1937 los primeros ensambló en su taller de Módena varios ejemplares del Alfetta 158 bajo la supervisión del propio Enzo Ferrari. Debido a su talento para este mundo, en 1938, Alfa Romeo lo contrató como gerente de su nuevo departamento de carreras y esta acción disolvió la Scuderia Ferrari momentáneamente.

Enzo percibió que lo que buscaban los de Alfa Romeo era neutralizar su potencial absorbiéndolo a él y a su Scuderia, pues lo consideraban como un fuerte competidor, por eso, el 6 de septiembre de 1939, abandonó a Alfa Romeo bajo la cláusula de que no utilizaría el nombre “Ferrari” en asociaciones o autos de carreras durante al menos cuatro años.

Días después de su renuncia, fundó Auto Avio Costruzioni, con sede en las instalaciones de la antigua Scuderia Ferrari en Módena. Con esta nueva empresa fabricó ostensiblemente herramientas y piezas para aviones, y en 1940, construyó dos ejemplares de un auto de carreras: el Auto Avio Costruzioni 815, basándose en la plataforma de un Fiat 508C. Fue el primer automóvil de Enzo que debutó en la Mille Miglia de 1940, pero debido a la Segunda Guerra Mundial el mercado de las carreras se había ralentizado y ya no suponía un beneficio para él.

En 1943, la fábrica de Ferrari se trasladó a la ciudad de Maranello, donde se ha mantenido desde entonces. Durante la guerra, como todas las empresas italianas y por obligación del régimen fascista de Mussolini, la compañía se enfocó principalmente en fabricar máquinas rectificadoras que eran copias de las máquinas originales de herramientas alemanas. El edificio fue bombardeado por los Aliados en 1944, pero fue reconstruido rápidamente y, a finales de 1945, después de que terminó la guerra, Ferrari encargó a Gioacchino Colombo el diseño de un nuevo motor V12.

Francesco Baracca

Foto: El aviador Francesco Baracca antes de despegar para los combates de la Primera Guerra Mundial. Se puede ver la marca del Cavallino Rampante en al costado de su avión | vía Wikipedia.

  • DATO: El primer automóvil con insignia de Ferrari fue el 125 Sport, lanzado oficialmente en 1947. Enzo Ferrari llevó el auto a su primer test-drive en carreteras abiertas el 12 de marzo de ese mismo año y respondió de acuerdo con las expectativas, para luego llevar dos ejemplares del modelo al circuito de carreras de Piacenza el 11 de mayo; uno de estos ejemplares fue conducido por Franco Cortese y el otro por Nino Farina. Esta fue la primera vez que un auto con insignia de Ferrari ingresó en una carrera y marcó un camino de éxitos para la marca en grandes campeonatos mundiales, como el Gran Premio de Mónaco.

Metamorfosis

La fuerte personalidad de Enzo Ferrari le había sido de gran ayuda para manejar su compañía y su equipo de carreras durante décadas, pero también provocaron tensiones internas que llegaron a su punto de ebullición en noviembre de 1961. El veterano gerente de ventas de Ferrari, Girolamo Gardini, no estuvo de acuerdo con la participación de Laura, la esposa de Enzo, en las actividades diarias.

Modelo Ferrari 125S

Foto: Modelo Ferrari 125S | vía Wikipedia.

Ambos discutían por eso con mucha frecuencia, y dichas disputas terminaron por convertirse en una crisis institucional. Gardini, junto con otros 4 ejecutivos (el gerente Romolo Tavoni, el ingeniero jefe Carlo Chiti y el jefe de desarrollo de autos deportivos Giotto Bizzarrini), hizo un ultimátum a Enzo, exigiendo por escrito la remoción de su esposa.

Este último, cegado por su carácter, respondió al hecho con la expulsión de los 4 ejecutivos y esto significó una enorme pérdida de capital humano para empresa. De hecho, los desertores inmediatamente formaron una nueva compañía, ATS, para competir con Ferrari tanto en las carreteras como en las pistas de carreras, y se llevaron a la Scuderia Serenissima, uno de los mejores clientes de carreras de Ferrari, consigo.

Modelo Alfa Romero 8C Ferrari y Shell

Foto: Modelo Alfa Romero 8C con el logo de Ferrari y Shell | vía Wikipedia.

Hubo un “gran paro” en Ferrari y ocurrió además un momento especialmente difícil para la compañía, pues sus más recientes modelos de carreras no estaban dando la talla y estaban siendo superados por modelos de otras marcas como Jaguar. Durante este vacío, Enzo contrató al joven ingeniero Mauro Forghieri y al veterano de los autos de carrera Sergio Scaglietti.

Ambos mejoraron el modelo GTO, el cual fue a la Sebring International Raceway con el piloto Phil Hill y llegó en primer lugar; continuó ganando hasta 1962 y se convirtió en uno de los autos deportivos más famosos de la historia. Estos triunfos, y el talento para la ingeniería de Forghieri, hicieron que la década de 1960 fuera aún más exitosa para Ferrari que en la década anterior.

Rivalidades

El gran Shelby Cobra propulsado por un motor V8 desafió a los autos Ferrari en la década de los 60s y eso sin mencionar que, a mediados de la década, Ford intentó comprar la empresa, pero los acuerdos no se concretaron; aun así, la gran automotriz americana terminó con el dominio de los prototipos de Ferrari en el campeonato de las 24 Horas de Le Mans, en 1966, cuando sus GT-40 Mark II terminaron en los primeros puestos.

Los 70s vinieron con nuevos desafíos. Compitiendo antiguamente sólo con autos más pequeños, los alemanes inauguraron una nueva clase de prototipos de autos deportivos de 3 litros en 1968, con el Porsche 908, mientras que Ferrari les siguió el paso con el modelo 312P, aunque este modelo apareció en muy pocos eventos.

  • DATO: En marzo de 1969, la presentación del Porsche 917 de 5 litros, modelo del cual fueron construidos 25 ejemplares por adelantado, sorprendió también a Ferrari, quien ese mismo año respondió con 25 ejemplares por adelantado del Ferrari 512S, financiado con el dinero ganado por un acuerdo que hizo con Fiat. En ese momento, Porsche tenía casi una temporada completa de experiencia con su nuevo auto, y ambos autos compitieron en el Campeonato Mundial de Autos Deportivos donde Ferrari quedó en 4to lugar.

La temporada de 1970 vio batallas épicas entre Ferrari y Porsche; esta última ganó casi todos los eventos excepto el Sebring. Por su parte, Ferrari decidió renunciar a los modelos 512 en 1971 con el fin de preparar un nuevo modelo 312PB para la temporada de 1972, cuando solo se permitiría la clase de 3 litros y así intentar una vez superar a su mayor rival de ese entonces.

Fiat: ¿el aliado?

Logo del Grupo Fiat

A principios de 1969, Fiat adquirió una participación del 50% en Ferrari. Un resultado inmediato fue un aumento en los fondos de inversión disponibles, lo que dio inicio al trabajo en una extensión de la fábrica destinada a transferir la producción de la planta de Fiat en Turín. Además, Ferrari pudo con este dinero empezar a evaluar la construcción de nuevos modelos mayormente orientados a la alta gama.

No tan positivo así fue el efecto sobre las relaciones laborales en la planta de Ferrari en Maranello. En junio, un periodista visitante presenció cómo un grupo de trabajadores salía de repente de un taller en respuesta a un silbido, esto era parte de un paro industrial que estaba comenzando en la planta principal, aunque no se sabe bien si fue por malas condiciones laborales o por la convivencia entre los trabajadores y los ejecutivos de Fiat. Lo que sí se sabe es que el control sobre las operaciones y la producción aumentó vertiginosamente como consecuencia de la nueva influencia que estaba teniendo Fiat sobre Ferrari.

Conquistando la Fórmula 1

Ya en los años 70s, Ferrari estaba consolidada como una de las marcas de autos de carrera más emblemáticas del mundo, se había vuelto extremadamente popular y, además, la gente la asociaba con la velocidad, que lo que más gustaba a los aficionados de la automovilística. En esta época, la empresa se concentró en el desarrollo de automóviles para la Fórmula 1, y disfrutó de una racha exitosa en este circuito de carreras de la mano del piloto Niki Lauda. De hecho, Ferrari abandonó otros tipos de carreras de autos deportivos para dedicarse casi de lleno a la Fórmula 1.

Niki Lauda

Foto: El piloto italiano Niki Lauda en el año 1982 | vía Wikipedia

Saltemos entonces al año 1985, cuando uno de los Ferrari más emblemáticos apareció en los carteles de todo el mundo: el Testarossa, el cual inauguró una serie de modelos que marcó un antes y un después en la historia de la marca, entre los cuales estuvieron el convertible Mondial y el F40, que fue construido para conmemorar el 40 aniversario de la compañía. Con esto, el reconocimiento de la marca Ferrari alcanzó su máximo histórico.

Ferrari Testarossa

Foto: Ferrari Testarossa | vía Wikipedia.

Muerte de Enzo Ferrari

Pero la década finalizó de forma amarga con un hecho que conmocionó a todo el mundo: la muerte de Enzo Ferrari. Si bien es cierto que el hecho se veía venir, pues el hombre ya era muy anciano (murió el 18 de febrero de 1988, a la edad de 90 años), produjo una serie de cambios importantes, como la venta casi total de la marca al grupo Fiat, concretamente un 90% de la participación, el nombramiento del exdirector deportivo, Luca Cordero di Montezemolo, como presidente en 1991 (en lugar de Piero, el hijo de Enzo, que terminó como vicepresidente) y el retiro temporal de Ferrari de la Fórmula 1.

Aunque la contratación de Jean Todt como director deportivo, en el año 1993, y del piloto Michael Schumacher en 1996, provocó un regreso triunfal la Scuderia Ferrari a las carreras de la Fórmula 1, con tres victorias en 1996, que daban a entender que el período de crisis que devino por la muerte de Enzo había sido superado. Asimismo, y como un hecho sin precedentes, Schumacher y Ferrari dominaron la F1 al ganar el Campeonato Mundial de Pilotos desde 2000 hasta 2004 y el Campeonato de Constructores desde 1999 hasta 2004.

El negocio del Grupo Fiat

En junio de 2002, Fiat vendió el 34% de Ferrari a un consorcio de bancos liderado por Mediobanca, por la cifra de 775,2 millones de euros. Dicho consorcio estuvo compuesto además por Commerzbank (que obtuvo una participación del 10%), Banca Popolare dell’Emilia Romagna (que tuvo el 1.5%) y Compagnie Monégasque de Banque (que tuvo el 1%). Por su parte, Mediobanca retuvo una participación de 21.5% y en julio de 2005 vendió, por 114 millones de euros, un 5% a Mubadala Development Company, una compañía de inversión del gobierno de Abu Dhabi.

En octubre de 2006, siendo fiel a los deseos que tuvo desde un principio de dominar una cuota importante del mercado de las carreras de autos, Fiat recuperó una participación del 29% en Ferrari que le costó 892 millones de euros; pero no fue sino hasta noviembre de 2010 que pudo recuperar el total de la participación que había vendido previamente comprando el 5% de la propiedad de Ferrari que pertenecía a Mubadala Development por 122 millones de euros.

Ferrari 488 GTB

Foto: Ferrari 488 GTB en el Geneva Motor Show de 2015 | vía Wikipedia.

Una vez habiendo recuperado su supremacía, en octubre de 2014, el Grupo Fiat anunció sus intenciones de separar a Ferrari de su holding, convirtiéndola en un grupo empresarial aparte o “spin-off”, para que de esta manera pudiera cotizar en la bolsa. La separación comenzó en octubre de 2015, con una reestructuración que estableció a Ferrari NV como el nuevo holding del grupo de empresas que constituían a Ferrari. De esta manera, se tomó un 10% de las acciones y se lanzaron en una Oferta Pública Inicial con una cotización simultánea de acciones ordinarias en la Bolsa de Nueva York.

  • DATO: Como hemos mencionado varias veces en los artículos sobre marcas y empresas de Tentulogo, lo que está a la vista parece ser muy distinto a lo que se teje bajo la mesa en el mundo empresarial. En ese sentido, si bien Ferrari tiene un potencial propio como marca, su historia está muy ligada a la de Fiat y, por tanto, al monopolio automovilístico de la familia Agnelli (sus fundadores), quienes estuvieron detrás de Ferrari y de otras marcas automovilísticas prácticamente desde siempre. De hecho, hoy en día, el Grupo Exor (propiedad de los Agnelli, con un valor de más de 23.000 millones de dólares y el consorcio número 19 del mundo por volúmenes de venta), es dueño de casi todas las marcas de automóviles que en algún momento se propuso adquirir, incluso marcas que en algún momento fueron rivales, como Ferrari, Alfa Romeo, etc., y de otros grupos empresariales como Chrysler y CNH (que produce vehículos de transporte masivo y de carga pesada como tractores). Esto quiere decir que en el ámbito automovilístico italiano de hoy prácticamente no hay competencia, sino que es un monopolio.

Interesantes curiosidades históricas sobre Ferrari

  1. En 1908, el padre de Enzo Ferrari lo llevó a él y a su hermano mayor a una carrera en Bolonia. Allí fue donde éste último se enamoró de las carreras y desde entonces quiso convertirse en piloto. Este sueño de Ferrari se hizo realidad en 1919, cuando hizo su debut en las carreras a la edad de 21 años.
  2. Durante la Primera Guerra Mundial, Enzo Ferrari fue herrero y mula de carga del ejército italiano.
  3. Después de una época muy difícil para su vida, Enzo Ferrari solicitó un trabajo en Fiat en el año 1918, pero esta empresa lo rechazó. Paradójicamente, la empresa que Ferrari crearía después sería una de las adquisiciones más valiosas de Fiat en el futuro.
  4. En 1985, un folleto del Ferrari 250 que participó en el Campeonato de Le Mans en los años 60s recaudó 1.070 libras en una subasta en Mónaco.
  5. El Ferrari más caro jamás vendido fue un Ferrari 250 Testarossa del año 1957. Obtuvo 9.02 millones de euros en una subasta reciente.
  6. El modelo Ferrari 250 GTO es a menudo conocido como “el automóvil más buscado en el mundo”, pues sólo se produjeron 39 ejemplares del mismo.
  7. En 2002, Ferrari presentó el Enzo Ferrari, modelo del cual sólo fueron fabricados 400 ejemplares… Al ser un auto de colección, su precio oscila el millón de dólares la unidad.
  8. Todos los Ferrari que están equipados con un motor DOHC V6 de 1.5 litros reciben el nombre de “Dino” uno de los hijos de Enzo, el cual ayudó a diseñar este motor antes de su muerte prematura a la edad de 24 años como víctima de una distrofia muscular.
  9. El “accidente automovilístico más caro de la historia” involucró a 8 autos Ferrari y ocurrió en la ciudad de Shimonoseki, al suroeste de Japón, el 6 de diciembre de 2011.
  10. El 12 de septiembre de 2012, se estableció un nuevo Record Guinness cuando 964 autos Ferrari fueron ensamblados en el hipódromo de Silverstone UK en un mismo día.

Logo de Ferrari

El logo de Ferrari que conocemos hoy ha sido prácticamente el mismo desde que se fundó la empresa. No ha tenido más que simples cambios superficiales en el fondo y en el uso. Se trata de un caballo negro sobre un escudo amarillo (simboliza a la ciudad de Modena), arriba tiene la bandera de Italia y abajo la palabra Ferrari con una tipografía serif, en la que el primer rabillo de la letra F en altas se extiende hasta la altura de la última r, justo hasta donde comienza el puntillo de la i.

En algunos usos del logo, se agrega dentro del escudo las siglas SF, que quiere decir Scuderia Ferrari. La forma del escudo también varía a rectangular para cuestiones corporativas de la empresa y como estampa para algunos modelos especiales.

Significado del caballo de Ferrari

El logo posee una historia muy particular, y tiene que ver con un aviador italiano, héroe de la Primera Guerra Mundial, que se llamaba Francesco Baracca, quien dibujó en el fuselaje de su avión este caballo, conocido como Cavallino Rampante (y tomado del escudo de la ciudad alemana de Stuttgart), que fue usado por Enzo Ferrari por recomendación de la madre del ilustre aviador como amuleto de buena suerte para sus coches.

Foto: vía Pexels.

Algunas fuentes consultadas expresan que a esta historia le falta un detalle importante, y es el color original del caballo en el fuselaje del avión de Baracca, que era rojo. Éste, según, fue cambiado a negro por Ferrari con motivo del luto hacia la trágica muerte del aviador, cuyo aeroplano fue incendiado por artillería enemiga durante la guerra. En ese sentido, si la marca no ha hablado de esto es porque a sus ejecutivos no les gustaría que ésta se asociara a un episodio funesto.

¿Cómo es Ferrari en el ámbito del marketing?

La principal estrategia de marketing de Ferrari es el patrocinio. Tiene un nombre imborrable en las carreras de la Fórmula 1, lo que implica una inversión de millones en publicidad y pago a estrellas de este deporte, a través de su Scuderia Ferrari. Por ella han pasado personajes de la talla del alemán Michael Schumacher, el brasilero Rubens Barrichello, el español Fernando Alonso y el finlandés Kimi Räikkönen. Asimismo, organiza carreras privadas donde sólo compiten autos de sus diferentes colecciones.

Ferrari también utiliza estrategias de segmentación demográfica y psicográficas para delimitar su target group, el cual se ha orientado de forma selectiva a individuos de poder adquisitivo mediano-alto. Su objetivo como marca no es que todos sean propietarios de un Ferrari, sino ricos y celebridades, algo que le ayuda en la aplicación de una estrategia “aspiracional” que supone cada vez más compradores deseos de tal y exclusivo producto.

Ahora, cuando decimos que “no cualquiera” puede tener un Ferrari, no nos referimos a que la empresa ponga determinadas condiciones (como sí lo hace Rolls-Royce) para acceder a alguno de sus vehículo; nos referimos fundamentalmente a los precios, lo cuales no bajan de los 230.000 dólares cuando se trata de ejemplares nuevos. En ese sentido, todo aquel que posea el poder adquisitivo necesario para acceder a productos de esta gama, puede tener un Ferrari.

Fábrica de Ferrari en ciudad de Maranello

Foto: Fábrica de Ferrari en ciudad de Maranello | vía Wikipedia.

Y si bien se ha posicionado como un fabricante de autos deportivos de lujo asociado estrechamente con los eventos de carreras de mayor renombre en todo el mundo, en líneas generales, suele tener ejemplares más asequibles a los de marcas como Lamborghini o Rolls-Royce. Pudiéramos compararla incluso con Mercedes-Benz, aunque esta última no se especializa necesariamente en autos deportivos.

  • DATO: Para mantener sus altos precios, Ferrari, además de basarse en una fuerte presencia de marca (publicidad), ha mantenido una producción anual muy controlada, haciendo uso de aquella ley de la economía que indica que los productos escasos son más valiosos a medida que su demanda aumenta. Esto, que supone gastos operativos bajísimos y unas altas ganancias (en torno a 500 millones de euros al año), hace que Ferrari sea una de las marcas más rentables del mundo. De hecho, en 2017, la revista Forbes la colocó en el octavo puesto de su lista de las empresas más rentables de ese año.
Es así como Ferrari ha conquistado al mundo automovilístico y se ha convertido, quizás, en la marca de autos deportivos más representativa y conocida de todas, haciendo desear tener alguno de sus productos en algún momento de nuestras vidas. Ejemplo de éxito y saber hacer las cosas bien.
Referencias
Foto de cabecera: vía Pixabay.
Con información de: Ferrari | Nova Era GC | Muy interesante | Marketing Directo.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] Historia de las grandes marcas

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 100
About

 Tentulogo

  (82 articles)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.