Consejos para emprendedores | Tentulogo

Consejos para emprendedores

Blog de Tentulogo

Cómo manejar tu emprendimiento y continuar con tus estudios al mismo tiempo

septiembre 6, 2017
Si eres un emprendedor que también estudia es porque o comenzaste tu emprendimiento durante tu etapa universitaria, o decidiste pulir tus conocimientos por el bien de tu negocio. Sea cual sea la razón, queremos felicitarte y también ayudarte, así que hemos preparado esta guía que esperamos sea de ayuda. ¿Sientes que a veces es demasiado?, ¿que pierdes el control de tu vida?, ¿sientes que no estás dando el 100% ni en tu emprendimiento, ni en tus estudios? Una vez leas este artículo esas sensaciones comenzarán a desaparecer y te convencerás de que es posible llevar estos dos aspectos de tu vida sin convertirla en un desastre. La madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. Lo bueno de emprender desde tu etapa universitaria (si es tu caso), es que podrás crear tu propio horario sin tener que apegarte a las exigencias exigidas por cualquier oficina o establecimiento. Otra increíble ventaja es que si tienes éxito, una vez te gradues contarás con una fuente de empleo e ingresos de la cual tú eres el jefe, hasta podrías no verte en la necesidad de buscar otro empleo. Y por último la madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. No te vamos a mentir, puede ser algo duro, por lo que necesitarás de disciplina, balance y control. Es importante que ames tu emprendimiento y tu carrera (o lo que estés estudiando en este momento), así a la hora de manejarlos será mucho mucho más sencillo, gracias a la pasión. Debes hacer todo lo posible por organizar y controlar el balance entre estos dos aspectos de tu vida, no querrás que uno te absorba y haga que te pierdas del otro poco a poco. Establece objetivos en tu empresa. Establece horarios para tus estudios. Sé exigente contigo mismo. Ten claro cuales son las prioridades en ambos campos. Aprovecha todos los recursos que ofrece el mundo educativo para integrarlos a tu negocio. No te asustes y toma los riesgos que consideres necesarios. Cede algunas de tus responsabilidades menos importantes Como fundador de un emprendimiento cuentas con muchas responsabilidades, esto sumado a las responsabilidades estudiantiles puede ser simplemente abrumador. Cede esas responsabilidades de las que se puede encargar alguien más a un asociado, un empleado, un familiar o un amigo que pueda echarte la mano. Sentirás se aligera la presión al deshacerte de una carga innecesaria para tus hombros. Dedícale un día entero a tu educación/emprendimiento Un día que lo creas conveniente, olvida por completo que tienes un emprendimiento y dedícate a nada más que a estudiar. Lo mismo con tu emprendimiento, cuando sientas que puedes soltar tus estudios por un día y dedicarte a tu empresa nada más, hazlo. No te sientas culpable, ambas cosas las haces por tu desarrollo personal y de alguna manera ambos aspectos de tu vida se fortalecen entre sí, así que no será tiempo perdido ni para uno, ni para el otro. No te abrumes con tus estudios Cuando sientas que estás abrumado por tus estudios, ya sea universitarios

El producto perfecto no existe, pero aquí te decimos cómo lograr algo bastante parecido

agosto 23, 2017
No planeamos desmotivarte al decirte que el producto perfecto no existe, todo lo contrario. Cuando decimos que el producto perfecto no existe es porque una vez creas algo, siempre puede ser mejorado. Siempre existe la probabilidad de que no satisfagas por completo a toda la audiencia o que esta misma audiencia a pesar de estar satisfecha, pida ciertas características que no habías considerado, pero esto es normal, así que no te desanimes y descubre todo lo necesario para acercar tu producto lo más posible a la perfección. La perfección cuando ofreces un producto o servicio podría considerarse como el progreso constante, la reinvención y la búsqueda de satisfacer al máximo a todos los clientes que conforman tu target, pero no el producto en sí mismo. Antes de crear un producto y durante la creación del mismo, muchas cosas tienen que ser planteadas y solucionadas. Oportunidades de valor Para empezar, tenemos que considerar las oportunidades de valor, que son las características que le agregaran utilidad, funcionalidad, usabilidad y deseabilidad al producto. Un perfecto conjunto de estos aspectos fundamentales lo acercarán a la perfección. ¿Cómo podemos desarrollar estos aspectos? Lo hacemos desde: Calidad: el material, la durabilidad, la precisión, la presentación, la afinación de detalles; son algunas cosas que incrementan la calidad de nuestro producto. Emoción: la experiencia, las sensaciones que tiene el cliente a la hora de consumir tu producto o servicio, tienen que ser lo mejor posible. Estética: la belleza del producto y como está es percibida es importante. Identidad: la individualidad, personalidad y originalidad de un producto. Impacto: los efectos que tiene tu producto en la sociedad y en el ambiente están directamente relacionados con la receptividad del cliente. Ergonomía: se traduce en la practicidad, la comodidad y la seguridad que ofrece un producto. Tecnología: las características tecnológicas del producto tienen que ser las más óptimas para responder a la demanda actual y cumplir con las expectativas. Ahora quizás te estés preguntando cómo saber que estás llevando estas siete características al máximo, para poder hacerlo necesitas realizar un estudio de mercado y de tu clientela. Cuando realices este estudio, serás perfectamente capaz de diferenciar las características necesarias y las descartables, y por supuesto que partirás desde las necesarias. Para llegar a estas conclusiones existen métodos y criterios. El Modelo Kano Uno de los métodos más recomendados es el “Modelo Kano”, y es que a pesar de ser bastante práctico ofrece unos resultados excelentes. Una vez tenemos la idea de un producto, debemos llevar esta idea a un concepto más preciso con el cual podamos hallar las necesidades que el producto debe satisfacer y las características que necesita para hacerlo. Esto lo podremos definir a través de una estricta jerarquización de requerimientos y características. Aunque la jerarquización de estas características pueda parecerte complicada en realidad no lo es, ya que utilizando el “Modelo de Kano” la puedes dividir en cuatro categorías específicas. Obligatorias: son esas características que si no están presentes harán al producto inservible e insatisfactorio para el cliente, pero

Emprender en tiempos de crisis: en absolutamente todo hay una oportunidad

agosto 17, 2017
El término “emprender” se ha vuelto común en nuestras conversaciones cotidianas; día a día vemos cómo diferentes medios incentivan a arriesgarse a emprender (incluyéndonos). Pero cuando el viento comienza a correr en nuestra contra y cada día vemos la cima más cuesta arriba ¿qué es lo que se debe hacer? Desmotivación, estrés y miedo producto de la incertidumbre, hacen parecer una desfachatez atreverse a comenzar desde cero, pero si tienes una idea que lleva un buen rato dando vueltas en tu cabeza y no consigues coger el valor para ponerla en acción, te comentamos que este puede que sea el mejor momento para arrancar a cumplir tus sueños. Sí, estamos en crisis, actualmente hablamos de “crisis mundial”; desde el 2007 varios han sido los países que se han visto afectados por el desbalance entre las verdaderas riquezas o la economía real (compuesta por industrias, el comercio, o la agricultura por dar algunos ejemplos) y la sobreestimación de dichas riquezas a través de la economía financiera (mediante títulos de valor, bonos, inversiones, entre otros). Pero no es la primera ni será la última crisis, de hecho ni siquiera es la peor. En 1929 se vivió lo que hoy conocemos como “La Gran Depresión”, crisis económica que se prolongó por una década producto de políticas erradas y la incidencia de diferentes factores, como la guerra europea y la especulación de las acciones en la bolsa de valores de Estados Unidos; el casi nulo deseo de consumir, de invertir, la imposibilidad de financiamiento y la destrucción de los ahorros familiares (por nombrar sólo algunas consecuencias) tuvo efectos devastadores y sin precedentes en la economía de casi todos los países tanto pobres como ricos. La economía es cíclica, es decir, siempre se combinarán etapas de crecimiento con etapas de contracción, entendiéndose que en las de crecimiento aumentará la actividad o el auge y en la de contracción se vivirá un descenso o incluso recesión, hasta que los indicadores vuelvan a subir generando la reactivación, este hecho confirma que la crisis actual no será la última al igual que no es la primera. Lo que sí es cierto es que existen diferentes tipos de crisis, consecuencia de diferentes tipos de causas y que partiendo de allí, debemos ejecutar nuestros planes de acción. Detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. En tiempos de crisis lo último que podemos hacer es quedarnos paralizados, es decir que si queremos algo, a partir de nuestra voluntad debemos juntar todos los medios para lograrlo, siempre teniendo en consideración un plan A, un plan B y un plan C inclusive. Entre tantas malas circunstancias hay algo que es cierto, y es que detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. Sentir la necesidad de emprender de por sí, obedece nuestras ganas de concretar ideas y sueños, transformar los planes mediante acciones creativas cambiando un rol pasivo por uno productivo y si aún tienes dudas, acá te dejamos algunos motivos por los

Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar

agosto 4, 2017
Si trabajas desde casa es probable que sientas que a veces no llevas tu productividad al máximo por distracción o falta de organización. Es por ello que hemos preparado esta lista de trucos que podrían ser la clave para incrementar tu productividad. El lugar Para empezar, considera el lugar en el que vas a trabajar, trabajar desde casa nos ofrece la posibilidad de escribir en la cocina o gestionar nuestros deberes desde la cama, pero lo más recomendable es que tengas un lugar de trabajo designado, un lugar en el que disfrutes estar, sea organizado y puedas acceder a todo lo que necesitarás a lo largo de tu jornada fácilmente. Si tienes la posibilidad de tener una habitación desocupada que pueda ser tu oficina, perfecto, sólo acomodala según tus necesidades. Si no cuentas con una habitación disponible, no hay problema, estoy seguro que hay algún lugar en el que podrás dedicarte 100% a tu trabajo. ¿Qué genera esas ganas de producir en ti? Primeramente, espero que estés haciendo algo que te haga feliz o al menos te agrade, porque sino difícilmente hallarás un verdadero motor. Esta pregunta es esencial, ya que todos tenemos ese motor o motivación que nos hace arrancar y no parar, encuentra el tuyo. Puede ser, alcanzar tus metas de vida, mejorar tu emprendimiento, destacar en tu especialidad, lograr que tu marca se posicione alto en las redes sociales, entre otros. Halla ese motor principal y busca la manera de mantenerlo siempre presente para no aflojar nunca. Trucos Muy bien, ya tienes el lugar y sabes bien cuál es tu motor, pero aún sientes que ese trabajador incansable que hay en ti no da el máximo. Hay varios trucos que pueden ser lo que necesitas. Trabaja cuando tu mente esté al máximo Todos tenemos horarios mentales distintos, algunos son más productivos en la mañana, otros en la tarde y unos son máquinas nocturnas. Descubre qué tipo de persona eres, en qué momento del día tu mente da el máximo y haz de ese momento el perfecto para trabajar. Establece un horario Una vez descubras a qué horas eres más productivo, trata de establecer un horario regular para trabajar, el que tú quieras. Tu mente se acostumbrará a esta rutina y estará más preparada a la hora de poner manos a la obra. Planifícate Ten un orden de lo que vas a hacer, cómo y cuándo lo harás. Hacer una planificación diaria o semanal te ayudará a mantener el orden de tus responsabilidades. Todos tenemos nuestras preferencias a la hora de planificar, pero trata de incluir el trabajo más pesado en los primeros momentos de tu agenda. Un poco de música Está demostrado que la música indicada en el momento indicado incrementa la concentración, la creatividad y la retentiva, por lo que ¡comienza a crear ese playlist! Puedes hacer distintas listas de reproducción para distintos tipos de trabajo; considera la música energizante, la relajante, la que te pone de buen humor y la que hacen artistas que te inspiran. Todos funcionamos

Cómo evitar los 6 errores más comunes en las finanzas

julio 26, 2017
Con esta guía no sólo podrás percatarte de lo que has venido haciendo mal todo este tiempo con tus finanzas, sino también podrás encontrar la solución a cómo enmendar estos errores. Una de las cosas más difíciles que acompañan a la adultez y al asumir nuevas responsabilidades es el hecho de llevar una finanza personal lo más pulcra posible. Suena sencillo, pero a la hora de la verdad para muchos puede resultar increíblemente complicado mantenerse estable económicamente y nos vemos envueltos en esas molestas preguntas internas de: ¿Qué es lo que estoy haciendo mal que el dinero no me alcanza para llegar a fin de mes? Cuando emprendemos un negocio propio, el tema de saber manejar nuestras finanzas se torna aún más importante, porque de esa tarea depende que nuestro emprendimiento sea rentable y que por lo tanto no estemos perdiendo valioso tiempo y por supuesto, valioso dinero. Como comentábamos más arriba, cometer errores al manejar las finanzas personales es más común de lo que pensamos, y mediante estudios se ha llegado a la conclusión de que las personas tenemos un mismo patrón cometiendo las mismas equivocaciones financieras. Si te encuentras constantemente luchando para sobrevivir mes tras mes administrando tu dinero, esta guía te servirá para detectar qué estás haciendo mal y, lo más importante, qué puedes comenzar a cambiar desde hoy para mejorar tu situación económica. A continuación los errores más comunes que cometemos al manejar nuestras finanzas: 1. Olvidarse del tema “ahorro” Algunas personas caen en el grandísimo error de creer que como hoy están ganando bien, así será para siempre. Una de las mejores estrategias para no caer en la deriva económica es ahorrar alguna porción todo los días, así tengas dinero de sobra, porque hay dos cosas que no podemos cambiar: la muerte y la economía. La segunda es tan impredecible que un día podemos estar posicionados cómodamente y al siguiente ocurre algo y nos desestabilizamos a tal punto que quedamos en un limbo. Es importante que consideres en qué moneda vas a ahorrar Es cierto que tampoco es apropiado vivir para ahorrar sin aprovechar el presente, pero también es equivocado pensar que no existe el mañana. Ahorrar una porción de lo que ganas diariamente te permitirá crear un “colchón” que podrá sacarte de apuros para cualquier inversión que tengas que hacer en un futuro o una oportunidad que no puedes perderte. Es importante que consideres en qué moneda vas a ahorrar. Trata siempre de que sea en una un poco más estable, como por ejemplo el dólar o el euro, para que la inflación no te pase tanta factura luego y tanto sacrificio se convierta en agua y sal con el paso del tiempo. 2. Gastar más dinero del que ganas y depender totalmente de los créditos No se necesita ser un crack de la economía para saber que si gastamos más de lo que ganamos, vamos a crear un agujero en nuestras finanzas que será cada vez más difícil de cerrar. Los créditos existen

¿Renunciar de inmediato a tu trabajo para iniciar tu emprendimiento?

julio 21, 2017
¿Espero a que mi emprendimiento sea estable para renunciar a mi trabajo actual? Muchos se hacen esta difícil pregunta.

Pros y contras del trabajo en equipo para las empresas y emprendimientos

julio 19, 2017
Una cultura laboral que se basa en las constantes colaboraciones y la ausencia de privacidad puede amenazar el crecimiento de tu empresa. Conoce los motivos.

La actitud del éxito: cuando la mente puede sobre cualquier cosa

julio 12, 2017
Muchas veces nos preguntamos “¿qué es lo que hacemos tan mal que nos impide conseguir el éxito?”, y lo que no vemos es que en la pregunta está la respuesta, no es lo que hacemos, sino lo que no hacemos. Somos esclavos de la cotidianidad y del día a día, por lo general nos perdemos en lo básico, en lo elemental, sin atrevernos siquiera a ver un poco más allá de nuestras narices y salir de la zona de confort en la que vivimos, nos quejamos de lo que no tenemos y olvidamos que el éxito consiste en cómo utilizar lo que sí tenemos. Muchos pensamos equivocadamente que el éxito es un punto máximo de reconocimiento, fama y dinero al que todos queremos llegar, como si se tratase de algo material que sólo es justificado si una buena porción de personas nos ven con admiración y nos aplauden al pasar por las calles, cuando realmente no es más que un recorrido en el que nos proponemos metas y progresivamente las alcanzamos, tal como lo expresó Deepak Chopra en su libro Las siete leyes espirituales del éxito: “El éxito es una travesía, no un destino en sí”. El recorrido del éxito y los aprendizajes en el mismo En ese recorrido aprendemos a conocernos y por lo tanto a descubrirnos, es decir, a definir nuestro talento, saber en qué somos realmente buenos y en qué otras cosas no tanto, es en este punto donde debemos reconocer que cada ser humano tiene sus habilidades, las cuales nos hacen únicos, nos diferencian y si son descubiertas y bien exploradas, esas mismas habilidades pueden llevarnos desde el punto A hasta el punto B, donde el primero vendría siendo una vida ordinaria y el segundo una vida extraordinaria. En este recorrido conocerás a muchas personas que serán buenas para cosas que tú probablemente no lo seas, pero eso no te hace inferior, aunque muchas veces trates de convencerte de que sí lo eres, porque así como ellos, tú cuentas con un talento individual que puede que muchos no tengan, el cual es sólo tuyo y puede llevarte a cualquier lugar si te lo propones. Cuando finalmente nos hacemos conscientes de nuestro talento, es bastante importante trabajar en él, ponerle amor, cariño y atención, porque es tuyo, eres digno de tenerlo y por lo mismo lo justo es dedicarle ciertas horas al día para reforzarlo y moldearlo a tu gusto, para descubrir la mejor manera de hacerlo, eso sí, mientras lo trabajas no pienses en ser mejor que otros, piensa en ser mejor de lo que eras al inicio, tú serás tu única competencia en el recorrido del éxito, y conseguir tu mejor versión se siente mucho más gratificante que llegar a ser la versión de alguien más. A veces se está arriba y a veces se está abajo Atrévete a querer saltar por encima del límite en el que estás acostumbrado a estar siempre. No existe camino que no contenga rocas u obstáculos en el mismo, te

Cómo impulsar el potencial de tu equipo de trabajo

junio 26, 2017
¿Se imaginan tener una empresa fundada sobre una gran idea, con buenos recursos y un buen plan de acción, pero, con un equipo de trabajo que no está ni motivado, ni ofrece lo mejor de sí? A pesar de lo bueno, sin un equipo que ofrezca todo de sí y se sienta bien en su trabajo, el futuro de esta empresa está más cerca del fracaso que del éxito y esto es algo que como líder, fundador, director, gerente o jefe no puedes dejar que ocurra. Como bien ha aclarado en varias ocasiones Howard Behard, fundador de la famosa industria cafetera Starbucks, los incentivos y beneficios que reciben tus empleados son una estrategia que asegurará el éxito en el mundo de los negocios. En el mundo de los negocios es muy fácil perderse entre muchas cosas, como números, ventas, salidas, comisiones, estadísticas, análisis. Pero, esto no debe hacer que abandones algo crucial: el factor humano, que son tus empleados. Cada empresa está conformada por personas que tienen el potencial de ser exitosas y está en ti, como líder, hacer todo lo posible para descubrir este potencial, destaparlo e impulsarlo de manera que no sólo ayudará al crecimiento de tu empleado, sino también el de tu empresa. Para lograr esto puedes recurrir a diferentes estrategias, a continuación leerás las más efectivas y que han dado resultado en el equipo de trabajo de Tentulogo, en un artículo que hemos tratado de nutrir en este tema tanto como sea posible. Formando el equipo perfecto No puedes destapar el potencial de un equipo si no lo tienes, mucho menos lograr la perfección. Y con equipo no nos referimos al sentido más literal de la palabra, sino el más profundo, en el que un grupo de personas se comprometen en colaborar, ayudarse unos a los otros, dar lo mejor de sí mismos y ser unidos por un objetivo en común. Para lograr esto debes: Desarrollar una cultura de trabajo centrada en las personas y el compañerismo. Más vale que en tu equipo la actitud de “cada quien trabaja por sí mismo” quede a un lado y en su lugar se apoder del conocido “todos para uno y uno para todos”. Para ello debes desarrollar de tal manera tu entorno laboral para que cada uno de tus trabajadores sepa trabajar en equipo a la perfección y se preocupe por sus compañeros como por sí mismo. El verdadero trabajo en equipo siempre da unos resultados increíbles. Contrata con sabiduría. A la hora de contratar tienes que ser la versión más sabia de ti mismo, haz las preguntas claves, deja claro cuál será el rol del empleado en tu empresa y descubre si el entrevistado cuenta con las cualidades para cumplir con las tareas que le serán asignadas. Contrata siguiendo la cultura laboral que has desarrollado, es decir, personas capaces de trabajar en equipo, que se preocupen por los demás. Contrata personas de buena naturaleza y con energía positiva, esto le sumará a tu empresa un factor valioso.

En Búsqueda de la Felicidad: La historia REAL detrás de la película

junio 23, 2017
Nunca es tarde para empezar de nuevo, y nunca es demasiado tarde para fijarse un objetivo. En Búsqueda de la Felicidad te demuestra que a veces se puede sacar algo positivo luego de tocar el fondo. Si estás aquí leyendo esto es porque te gusta todo lo relacionado al emprendimiento, ya sea porque eres un emprendedor o porque planeas serlo, y si a eso le adicionamos la pasión que puedes sentir por el cine, entonces te encuentras en el post adecuado. En Búsqueda de la Felicidad es una película basada en la vida de Chris Gardner, un hombre bastante exitoso actualmente, siendo empresario, coach motivacional y filántropo. Pero él no nació siendo tan privilegiado. Es posible que ya hayas visto esta película protagonizada por Will Smith y nominada a los Oscars, debido al éxito que tuvo en el cine y los elogios por parte de los críticos, pero en caso de que no haya sido así, vamos a analizar la película y es posible que incluyamos bastantes spoilers, así que puedes mirarla y luego leer este post, o también puedes leer este post y luego verla, como sea de tu preferencia. La infancia de Chris Gardner En la película no nos llevan a los tiempos donde Chris era un niño, pero nos parece importante hablar sobre esto, pues le agrega más valor al significado del éxito que llegó a alcanzar este hombre. Chris tenía tres hermanos, siendo él el cuarto, y vivía con su madre y su padrastro, pues nunca conoció a su padre. Venía de una familia con bajos recursos y muchos problemas. Su padrastro maltrataba a su madre, y su madre estaba tan desequilibrada mentalmente que llegó a parar varias veces en la cárcel. Una vez incluso incendió la casa donde se encontraba Chris, sus hermanos y su padrastro, con el objetivo de acabar con la vida de este último, siendo inútil el plan y separando a Chris para siempre de su madre que se encontraba en prisión. Chris se la vivió en varios hogares para niños, primero uno y luego otro, recibiendo toda clase de maltratos, llegando a ser violado a la edad de 10 años por un desconocido en uno de esos procesos. Por fortuna pudo conocer a algunos tíos maternos, entre ellos Henry, quien se convertiría en la única figura paterna que ha tenido Gardner en su vida. La relación no duró mucho tiempo, pues Henry falleció ahogado en el Río Mississippi. Sin embargo Chris se vio muy influenciado por su tío, y no llegó a descarrilarse nunca, terminando el instituto y convirtiéndose en un excelente estudiante de matemáticas. Una de las bases fundamentales para emprender con éxito es saber lo que quieres y descartar lo que no deseas. Luego de terminar de cursar sus estudios básicos conoce a la primera persona que marcaría una pieza de su destino, el Dr. Robert Ellis, quien le ofrecería a Chris un trabajo de asistente en investigaciones clínicas en la Universidad de California. En este trabajo Gardner aprendió