Consejos para emprendedores | Blog de Emprendedores | Tentulogo

[2] Consejos para emprendedores

Blog de Emprendedores

Aprender a relacionarse con los clientes: la clave del éxito

noviembre 13, 2017
Una buena relación con tus clientes te acerca más al éxito, es por ello que es importante que leas estos consejos.

La mejor manera de controlar a un cliente disgustado

noviembre 6, 2017
Descubre cómo contentar a un cliente disgustado con estos tips que te ayudarán a mejorar tu atención al público en situaciones difíciles.

Risoterapia: La mejor cura económica para el estrés

octubre 31, 2017
Risoterapia, un tratamiento alternativo anti-entrés que está tomando cada día más fuerza en el ámbito laboral.

Cómo incrementar tu felicidad en el trabajo

octubre 23, 2017
La felicidad laboral es algo que debe formar parte de tu vida. Si eres feliz trabajando, se notará. Descubre los mejores consejos.

¿Negocios en pareja? Sigue estos consejos para emprender juntos sin problemas

octubre 16, 2017
A pesar de lo mucho que recomiendan nunca iniciar negocios con tu pareja romántica, efectivamente sí se puede, sólo deben tener en consideración los aspectos que les explicaremos en este post para que todo fluya de la manera apropiada justo como si se tratara de cualquier otro socio. Existen dos tipos de personas: esas que piensan que emprender con la pareja o cualquier familiar es un gran error, y aquellos que por lo contrario piensan que no existe mejor manera de iniciar un negocio que de la mano de un ser querido. Cuando se inicia un negocio se está comenzando un viaje que por una gran parte va a ser desconocido y lleno de aventuras y desafíos que a veces pueden tomarnos por sorpresa, ¿es conveniente asumir estas situaciones con nuestra pareja o es mejor ir solo? Emprender puede ser una tarea de dos, y esos dos sí pueden estar en una relación, pero lo cierto es que necesita un poco más de paciencia, control y sabiduría. Es importante que tu pareja y tú comprendan qué es lo que están iniciando con claridad, porque el trabajar juntos significa pasar básicamente todo el día juntos, sobre todo cuando está comenzando el emprendimiento, lo cual les dará menos espacio y podría llegar a aburrirlos. La actitud que cada uno tome al respecto va a ser fundamental para que las cosas puedan funcionar bien, tanto en el trabajo como en su relación. Con los siguientes consejos, podrán iniciar un negocio lucrativo y que pueda perdurar en el tiempo, mientras mantienen una relación sana con mayor facilidad. Buscar un equilibrio y alineación entre los objetivos de ambos Lo más probable es que tu pareja y tú vengan de dos mundos diferentes profesionalmente hablando. Tal vez él tiene una carrera y tú tienes otra, pero el punto es que juntos en el camino decidieron que querían unir fuerzas y crear un negocio entre los dos, y eso está muy bien, pero sí será necesario que ambos se tomen su tiempo para hablar las cosas y para definir qué es lo que los ambos buscan que tienen en común. Es natural que tu pareja tenga sus metas y tú tengas las tuyas, pero los dos pueden estar en sintonía y trabajar para alcanzar las metas comunes y apoyarse mutuamente para lograr las individuales. Delimitar tareas o campos laborales Ambas labores son muy importantes y esenciales para que el negocio arranque y siga avanzando Como explicábamos más arriba, será importante trazar una línea en el terreno que indique que de aquél lado va a estar tu pareja y de éste lado estarás tú, juntos pero no revueltos. Cada quién tendrá naturalmente su área donde se le dan mejor las cosas, por ejemplo digamos que ambos montaron un restaurante juntos, tu pareja es excelente en cocina, así que va a estar encargado de las decisiones que se den en esa área, mientras que tu especialidad es el manejo administrativo y de personal, así que tu posición está fuera de la

¿Qué tipo de líder positivo eres para tu equipo de trabajo?

octubre 9, 2017
En un ambiente laboral, los resultados de la empresa van a depender en gran medida de la actitud que ejerce el líder sobre el equipo de trabajo. ¿Ya sabes si estás siendo uno positivo? Es cierto que una mala persona puede ser un buen líder, pero también es real que una buena persona puede llegar a ser un pésimo líder. Es tu empresa y comprendemos por qué eres tan delicado con todo lo que tenga que ver con la misma, quieres que todo salga a la perfección, así que es común que a veces existan conductas que al promedio puedan parecerle un poco tiránicas, pero está en nosotros como líderes lograr el balance perfecto entre la exigencia y lo que es justo. A veces ocurre el error de que todo se realice y se ajuste a las necesidades que tiene el líder de una organización, cuando en realidad es él quien debe adaptarse a las necesidades de la empresa, es decir la realidad. Un buen líder es figura de ejemplo y no un dictador, reconoce lo mejor de cada miembro de su equipo y lo lleva al máximo en busca del beneficio colectivo y empresarial. Dependiendo de la actitud que tomes ante cualquier circunstancia negativa que pueda ocurrir dependerá si el desenlace de la misma será favorable o no Dependiendo de la actitud que tomes ante cualquier circunstancia negativa que pueda ocurrir dependerá si el desenlace de la misma será favorable o no, es por ello que siempre recomendamos mantener una actitud positiva, más no ilusa, en todo momento, esta actitud será transmitida a tu equipo y juntos podrán seguir adelante y obtener experiencias colectivas de gran valor. En Tentulogo estamos seguros de que eres un líder positivo es por ello que hemos decidido realizar este post para que reconozcas exactamente qué tipo de líder eres, para que de esta manera refuerces tus cualidades o adoptes otras que te interese implementar. Líder carismático Es amable y con sentido del humor, hace que todos se sientan en confianza de poder hacer una broma de vez en cuando e incentiva a la comunicación de todos los integrantes del equipo de trabajo. Que sea carismático no quiere decir que carezca de seriedad, más bien es un punto sumamente positivo pues incentiva a los trabajadores a perseguir las metas con una buena actitud. El aspecto negativo de este tipo de líder es que aquellos que no diferencian amistad de trabajo, pueden llegar a verlo como una figura sumamente amistosa, que les perdonará constantemente sus errores, por lo que pueden relajarse en sus responsabilidades laborales en exceso. Es en este punto donde como líder debes dejar claro que sí, puedes ser muy agradable y risueño, pero sigues esperando y exigiendo que den lo mejor de sí mismos por su futuro y el de la empresa. Líder demócrata Este tipo de líder toma en cuenta la opinión de todos los trabajadores antes de llegar a una decisión definitiva, por lo que se sienten totalmente involucrados y con

Cómo manejar tu emprendimiento y continuar con tus estudios al mismo tiempo

septiembre 6, 2017
Si eres un emprendedor que también estudia es porque o comenzaste tu emprendimiento durante tu etapa universitaria, o decidiste pulir tus conocimientos por el bien de tu negocio. Sea cual sea la razón, queremos felicitarte y también ayudarte, así que hemos preparado esta guía que esperamos sea de ayuda. ¿Sientes que a veces es demasiado?, ¿que pierdes el control de tu vida?, ¿sientes que no estás dando el 100% ni en tu emprendimiento, ni en tus estudios? Una vez leas este artículo esas sensaciones comenzarán a desaparecer y te convencerás de que es posible llevar estos dos aspectos de tu vida sin convertirla en un desastre. La madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. Lo bueno de emprender desde tu etapa universitaria (si es tu caso), es que podrás crear tu propio horario sin tener que apegarte a las exigencias exigidas por cualquier oficina o establecimiento. Otra increíble ventaja es que si tienes éxito, una vez te gradues contarás con una fuente de empleo e ingresos de la cual tú eres el jefe, hasta podrías no verte en la necesidad de buscar otro empleo. Y por último la madurez, habilidades y experiencias que adquieres son increíbles. No te vamos a mentir, puede ser algo duro, por lo que necesitarás de disciplina, balance y control. Es importante que ames tu emprendimiento y tu carrera (o lo que estés estudiando en este momento), así a la hora de manejarlos será mucho mucho más sencillo, gracias a la pasión. Debes hacer todo lo posible por organizar y controlar el balance entre estos dos aspectos de tu vida, no querrás que uno te absorba y haga que te pierdas del otro poco a poco. Establece objetivos en tu empresa. Establece horarios para tus estudios. Sé exigente contigo mismo. Ten claro cuales son las prioridades en ambos campos. Aprovecha todos los recursos que ofrece el mundo educativo para integrarlos a tu negocio. No te asustes y toma los riesgos que consideres necesarios. Cede algunas de tus responsabilidades menos importantes Como fundador de un emprendimiento cuentas con muchas responsabilidades, esto sumado a las responsabilidades estudiantiles puede ser simplemente abrumador. Cede esas responsabilidades de las que se puede encargar alguien más a un asociado, un empleado, un familiar o un amigo que pueda echarte la mano. Sentirás se aligera la presión al deshacerte de una carga innecesaria para tus hombros. Dedícale un día entero a tu educación/emprendimiento Un día que lo creas conveniente, olvida por completo que tienes un emprendimiento y dedícate a nada más que a estudiar. Lo mismo con tu emprendimiento, cuando sientas que puedes soltar tus estudios por un día y dedicarte a tu empresa nada más, hazlo. No te sientas culpable, ambas cosas las haces por tu desarrollo personal y de alguna manera ambos aspectos de tu vida se fortalecen entre sí, así que no será tiempo perdido ni para uno, ni para el otro. No te abrumes con tus estudios Cuando sientas que estás abrumado por tus estudios, ya sea universitarios

El producto perfecto no existe, pero aquí te decimos cómo lograr algo bastante parecido

agosto 23, 2017
No planeamos desmotivarte al decirte que el producto perfecto no existe, todo lo contrario. Cuando decimos que el producto perfecto no existe es porque una vez creas algo, siempre puede ser mejorado. Siempre existe la probabilidad de que no satisfagas por completo a toda la audiencia o que esta misma audiencia a pesar de estar satisfecha, pida ciertas características que no habías considerado, pero esto es normal, así que no te desanimes y descubre todo lo necesario para acercar tu producto lo más posible a la perfección. La perfección cuando ofreces un producto o servicio podría considerarse como el progreso constante, la reinvención y la búsqueda de satisfacer al máximo a todos los clientes que conforman tu target, pero no el producto en sí mismo. Antes de crear un producto y durante la creación del mismo, muchas cosas tienen que ser planteadas y solucionadas. Oportunidades de valor Para empezar, tenemos que considerar las oportunidades de valor, que son las características que le agregaran utilidad, funcionalidad, usabilidad y deseabilidad al producto. Un perfecto conjunto de estos aspectos fundamentales lo acercarán a la perfección. ¿Cómo podemos desarrollar estos aspectos? Lo hacemos desde: Calidad: el material, la durabilidad, la precisión, la presentación, la afinación de detalles; son algunas cosas que incrementan la calidad de nuestro producto. Emoción: la experiencia, las sensaciones que tiene el cliente a la hora de consumir tu producto o servicio, tienen que ser lo mejor posible. Estética: la belleza del producto y como está es percibida es importante. Identidad: la individualidad, personalidad y originalidad de un producto. Impacto: los efectos que tiene tu producto en la sociedad y en el ambiente están directamente relacionados con la receptividad del cliente. Ergonomía: se traduce en la practicidad, la comodidad y la seguridad que ofrece un producto. Tecnología: las características tecnológicas del producto tienen que ser las más óptimas para responder a la demanda actual y cumplir con las expectativas. Ahora quizás te estés preguntando cómo saber que estás llevando estas siete características al máximo, para poder hacerlo necesitas realizar un estudio de mercado y de tu clientela. Cuando realices este estudio, serás perfectamente capaz de diferenciar las características necesarias y las descartables, y por supuesto que partirás desde las necesarias. Para llegar a estas conclusiones existen métodos y criterios. El Modelo Kano Uno de los métodos más recomendados es el “Modelo Kano”, y es que a pesar de ser bastante práctico ofrece unos resultados excelentes. Una vez tenemos la idea de un producto, debemos llevar esta idea a un concepto más preciso con el cual podamos hallar las necesidades que el producto debe satisfacer y las características que necesita para hacerlo. Esto lo podremos definir a través de una estricta jerarquización de requerimientos y características. Aunque la jerarquización de estas características pueda parecerte complicada en realidad no lo es, ya que utilizando el “Modelo de Kano” la puedes dividir en cuatro categorías específicas. Obligatorias: son esas características que si no están presentes harán al producto inservible e insatisfactorio para el cliente, pero

Emprender en tiempos de crisis: en absolutamente todo hay una oportunidad

agosto 17, 2017
El término “emprender” se ha vuelto común en nuestras conversaciones cotidianas; día a día vemos cómo diferentes medios incentivan a arriesgarse a emprender (incluyéndonos). Pero cuando el viento comienza a correr en nuestra contra y cada día vemos la cima más cuesta arriba ¿qué es lo que se debe hacer? Desmotivación, estrés y miedo producto de la incertidumbre, hacen parecer una desfachatez atreverse a comenzar desde cero, pero si tienes una idea que lleva un buen rato dando vueltas en tu cabeza y no consigues coger el valor para ponerla en acción, te comentamos que este puede que sea el mejor momento para arrancar a cumplir tus sueños. Sí, estamos en crisis, actualmente hablamos de “crisis mundial”; desde el 2007 varios han sido los países que se han visto afectados por el desbalance entre las verdaderas riquezas o la economía real (compuesta por industrias, el comercio, o la agricultura por dar algunos ejemplos) y la sobreestimación de dichas riquezas a través de la economía financiera (mediante títulos de valor, bonos, inversiones, entre otros). Pero no es la primera ni será la última crisis, de hecho ni siquiera es la peor. En 1929 se vivió lo que hoy conocemos como “La Gran Depresión”, crisis económica que se prolongó por una década producto de políticas erradas y la incidencia de diferentes factores, como la guerra europea y la especulación de las acciones en la bolsa de valores de Estados Unidos; el casi nulo deseo de consumir, de invertir, la imposibilidad de financiamiento y la destrucción de los ahorros familiares (por nombrar sólo algunas consecuencias) tuvo efectos devastadores y sin precedentes en la economía de casi todos los países tanto pobres como ricos. La economía es cíclica, es decir, siempre se combinarán etapas de crecimiento con etapas de contracción, entendiéndose que en las de crecimiento aumentará la actividad o el auge y en la de contracción se vivirá un descenso o incluso recesión, hasta que los indicadores vuelvan a subir generando la reactivación, este hecho confirma que la crisis actual no será la última al igual que no es la primera. Lo que sí es cierto es que existen diferentes tipos de crisis, consecuencia de diferentes tipos de causas y que partiendo de allí, debemos ejecutar nuestros planes de acción. Detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. En tiempos de crisis lo último que podemos hacer es quedarnos paralizados, es decir que si queremos algo, a partir de nuestra voluntad debemos juntar todos los medios para lograrlo, siempre teniendo en consideración un plan A, un plan B y un plan C inclusive. Entre tantas malas circunstancias hay algo que es cierto, y es que detrás de cada obstáculo hay una oportunidad para crear algo magnífico con eso. Sentir la necesidad de emprender de por sí, obedece nuestras ganas de concretar ideas y sueños, transformar los planes mediante acciones creativas cambiando un rol pasivo por uno productivo y si aún tienes dudas, acá te dejamos algunos motivos por los

Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar

agosto 4, 2017
Si trabajas desde casa es probable que sientas que a veces no llevas tu productividad al máximo por distracción o falta de organización. Es por ello que hemos preparado esta lista de trucos que podrían ser la clave para incrementar tu productividad. El lugar Para empezar, considera el lugar en el que vas a trabajar, trabajar desde casa nos ofrece la posibilidad de escribir en la cocina o gestionar nuestros deberes desde la cama, pero lo más recomendable es que tengas un lugar de trabajo designado, un lugar en el que disfrutes estar, sea organizado y puedas acceder a todo lo que necesitarás a lo largo de tu jornada fácilmente. Si tienes la posibilidad de tener una habitación desocupada que pueda ser tu oficina, perfecto, sólo acomodala según tus necesidades. Si no cuentas con una habitación disponible, no hay problema, estoy seguro que hay algún lugar en el que podrás dedicarte 100% a tu trabajo. ¿Qué genera esas ganas de producir en ti? Primeramente, espero que estés haciendo algo que te haga feliz o al menos te agrade, porque sino difícilmente hallarás un verdadero motor. Esta pregunta es esencial, ya que todos tenemos ese motor o motivación que nos hace arrancar y no parar, encuentra el tuyo. Puede ser, alcanzar tus metas de vida, mejorar tu emprendimiento, destacar en tu especialidad, lograr que tu marca se posicione alto en las redes sociales, entre otros. Halla ese motor principal y busca la manera de mantenerlo siempre presente para no aflojar nunca. Trucos Muy bien, ya tienes el lugar y sabes bien cuál es tu motor, pero aún sientes que ese trabajador incansable que hay en ti no da el máximo. Hay varios trucos que pueden ser lo que necesitas. Trabaja cuando tu mente esté al máximo Todos tenemos horarios mentales distintos, algunos son más productivos en la mañana, otros en la tarde y unos son máquinas nocturnas. Descubre qué tipo de persona eres, en qué momento del día tu mente da el máximo y haz de ese momento el perfecto para trabajar. Establece un horario Una vez descubras a qué horas eres más productivo, trata de establecer un horario regular para trabajar, el que tú quieras. Tu mente se acostumbrará a esta rutina y estará más preparada a la hora de poner manos a la obra. Planifícate Ten un orden de lo que vas a hacer, cómo y cuándo lo harás. Hacer una planificación diaria o semanal te ayudará a mantener el orden de tus responsabilidades. Todos tenemos nuestras preferencias a la hora de planificar, pero trata de incluir el trabajo más pesado en los primeros momentos de tu agenda. Un poco de música Está demostrado que la música indicada en el momento indicado incrementa la concentración, la creatividad y la retentiva, por lo que ¡comienza a crear ese playlist! Puedes hacer distintas listas de reproducción para distintos tipos de trabajo; considera la música energizante, la relajante, la que te pone de buen humor y la que hacen artistas que te inspiran. Todos funcionamos