Las mascotas publicitarias [Historia y Galería] | Tentulogo

Las mascotas publicitarias [Historia y Galería]

By Tentulogo 5 meses ago
Portada  /  Consejos para su marca  /  Las mascotas publicitarias [Historia y Galería]

Desde el siglo pasado se comenzaron a utilizar las mascotas como una forma más amigable de presentar a las marcas, instituciones o grupos de personas. Tienen un simbolismo especial en las olimpiadas y mundiales de fútbol.

En este artículo vamos a hablar específicamente de las mascotas publicitarias, con un gracioso museo que esperamos te divierta y traiga buenos recuerdos. Dejamos para otro post las mascotas olímpicas y de los mundiales, ya que se merecen un apartado propio.

Las mascotas se suelen personalizar a través de animales caricaturizados o simplificados, aunque también se utilizan personas u objetos animados.

La palabra es de origen reciente y proviene del provenzal mascoto, que quiere decir sortilegio. Se popularizó cuando el compositor francés Edmond Audran compuso la opereta “La Mascotte”, estrenada en París el 30 de diciembre de 1880, que estuvo más de un año en cartel ininterrumpidamente debido al gran éxito que obtuvo.

Pero no fue hasta 1898 cuando por primera vez en la historia, Michelin lanza su primera mascota, el Bibendum, un personaje con mucha historia, muchas “operaciones estéticas” para su rejuvenecimiento, y un gran legado que ha dejado este “abuelo” de las mascotas a lo largo de las posteriores generaciones.

El Bibendum de Michelin:

Como hemos mencionado anteriormente, fue Michelin con su Bibendum la primera aparición registrada históricamente de una mascota como acompañamiento de una marca. Por lo tanto, se merece un apartado especial en nuestro artículo, en donde detallaremos su historia y principales anécdotas.

En el principio fue el verbo…

genesis-bibendum

“Si tuviera brazos parecería un hombre”

Primera etapa: En febrero de 1893, André Michelin defiende las ventajas del neumático en una conferencia en el Colegio de Ingenieros Civiles de París y lanza una frase que se convertiría en el lema de Michelin: “El neumático se traga los obstáculos”. Una frase histórica que dará sus frutos.

Segunda etapa: Un año después, en la Exposición Universal y Colonial de Lyón, los dos hermanos Michelin observan en su pabellón una pila de neumáticos de diferentes tamaños que tiene una sugerente silueta. Dicen que entonces Édouard le comentó a André: “Si tuviera brazos parecería un hombre”.

Los primeros esbozos: En 1897 el ilustrador Marius Rossillon (que firma con el pseudónimo O’Galop) presenta a los hermanos Michelin varios proyectos publicitarios. Entre ellos se encuentra un esbozo realizado para una cervecería que muestra a un bávaro levantando su copa bajo el lema “Nunc est bibendum” (Y ahora bebamos) retomando un verso de Horacio.

A la fértil imaginación de André la cita le recuerda inmediatamente su frase “El neumático se traga los obstáculos”. Enseguida realiza una asociación de ideas entre el gran bávaro del boceto y la imagen de la pila de neumáticos de Lyón y encarga un cartel a O’Galop.

Partida de nacimiento

Primer cartel con Bibendum

Primer cartel con Bibendum

En 1898 O’Galop diseña, siguiendo las indicaciones de André Michelin, un cartel en el que se ve en un banquete a un imponente personaje hecho de neumáticos que levanta su copa llena de clavos y de fragmentos de vidrio y brinda: “Nunc est bibendum” (equivalente a “¡Salud! El neumático se traga los obstáculos”).

Al igual que los escasos propietarios de automóviles de la época, “El muñeco Michelin”, enarbola con orgullo los signos manifiestos de cierta prosperidad: ¡anillo, puro y corpulencia! Las gafas, en cambio, las toma prestadas de André Michelin.

Pero el auténtico “bautizo” de Bibendum tiene lugar algunos meses más tarde durante la carrera París-Ámsterdam-París. El piloto Théry, al reconocer a André Michelin exclama: “¡Mirad, Bibendum!”.

El apodo pasará rápidamente de padres a hijos y desde ese momento el nombre “Bibendum” y el muñeco Michelin permanecerán unidos para siempre.

Las posteriores transformaciones

Bibendum en la I Guerra Mundial

Bibendum en la I Guerra Mundial

Hasta la Primera Guerra Mundial hay, por así decirlo, una perfecta identidad entre Bibendum y los neumáticos Michelin.

Muchos carteles dan testimonio de ello al mostrar a Bibendum quitándose uno de sus neumáticos para socorrer a un desafortunado automovilista.

Dependiendo del dibujante, aparece unas veces próspero e imponente, otras jovial y rollizo, e incluso curiosamente esbelto y atlético cuando pondera el “musculador” Michelin.

Carteles del Bibendum de Michelin

Carteles del Bibendum de Michelin

Sin embargo, ante la creciente importancia de la marca, la silueta de Bibendum tiende a homogeneizarse y se estabiliza en apenas una treintena de neumáticos.

En 1923 Michelin lanza una serie de neumáticos revolucionarios, los Confort con banda de rodadura ancha y baja presión.

Bibendum sufre una nueva mutación para adaptarse con flexibilidad a las nuevas circunstancias. Pierde algunos neumáticos como otros pierden algunos kilos; su silueta gana en claridad, su carácter en cordialidad.
En lo sucesivo Bibendum “mide” 26 neumáticos.

Bibendum más actual

Bibendum más actual

Pronto la personalidad del atractivo muñeco se impone sobre el tosco conjunto de neumáticos original. El aspecto de Bibendum se consolida poco a poco a pesar de una tentativa infructuosa de dotarle de orejas. La figura de Bibendum se humaniza. Bibendum, personificación de un producto desde su origen, se convierte en el emblema de la empresa Michelin, de sus valores y de sus compromisos.

Su última transformación, que se dio a conocer en la conmemoración del centenario de 1998, refleja esta vocación de portavoz de Michelin: una silueta apacible y acogedora, de rasgos serenos e idénticos en todo el mundo.

Posteriormente ha ido teniendo otras adaptaciones ya más relacionadas con las reproducciones digitales en 3 dimensiones, en donde su dinamismo y perfeccionamiento visual ya se depura a los tiempos actuales.

El museo de las mascotas publicitarias

Por supuesto que el Bibendum de Michelin no ha sido la única mascota publicitaria. A lo largo de las posteriores décadas, son múltiples las marcas que han utilizado las mascotas como un buen recurso para hacer más familiares y cercanos sus productos, aumentar su memorización y generar más confianza en el público.

Además, la mayoría de las mascotas son excepcionales para que los niños y adolescentes empaticen mucho más con los productos desde edades muy tempranas, creando vinculos emocionales que refuerzan la fidelidad al producto a lo largo de los años.

Aunque hay mascotas que merecen un artículo propio con toda su historia, de momento hemos creado este “museo” de las mascotas publicitarias!!

Descripción de la imagen:

Comenzamos por el propio Bibendum por ser el “abuelo” de todos los demás. Le sigue Ronald McDonald, Mickey Mouse de Walt Disney, Doki de Discovery Kids, Gato Buba de Bubaloo, Pajarito de Twitter, Bolis Bic, m&m, Conejito Duracell, que curiosamente poco después Energizer hizo una parodia sacando su propio conejo algo más transgresor. De todos modos la mascota más habitual de Energizer es la pila con brazos.

Le sigue el Osito de Bimbo y Doughboy de Pillsbury, el cual se parece al de Bimbo, ¿pero cual fue antes? Porque se parecen bastante. Pude encontrar que el Doughboy es de 1965 y fue creado por Leo Burnett, pero no así el origen el osito de Bimbo. A ver si alguno de ustedes nos aporta ese dato y nos saca de dudas!

Continuamos con Ernie de Keebler, también creado por Leo Burnett, luego el Conejo de Nesquik, Cheetos, Tux de Linux, Mr Muscle, Mr. Proper, 2 marcas también con ciertos parecidos; les sigue el tigre Tony de Kellogg’s Frosted Flakes, Mr. Peanut de Planters, que al parecer lo diseñó un joven de 14 años en 1916.

Seguimos con Pringles y Mr. Monopoly, los cuales también tienen un gracioso parecido. Después el oso panda de World Wildlife Fund, el Toro de Osborne, que con el tiempo se ha llegado a convertir casi más en un símbolo de España que de la propia marca de Osborne.

Sigue Fido Dido de 7Up, que se hizo muy popular en los 90 pero luego fue quedando en el olvido. Continua Kentucky Fried Chicken, AIM, el icono mascota del “messenger” de AOL, Mario Bros de Nintendo y su rival Sonic de Sega.

La gallina de Corn Flakes de Kellog’s, Capitán Crunch, Luxo de Pixar, que dicho sea de paso, es de las pocas mascotas que utilizan un objeto como tal, ya que lo habitual es que sean o personajes, animales, etc.

Continua el niño de Haribo, luego Jaguar y Puma, felinos enfrentados en esta presentación ¿quién crees qué ganaría? Sin duda Jaguar tiene un grafismo más fuerte y agresivo que Puma. Por suerte representan marcas completamente distintas.

El cocodrilo de Lacoste al acecho del corderito de Norit, el mítico león de la Metro Goldwyn Mayer, y por último el Gigante Verde, Big Boy y la jirafa Geoffrey de Toys ‘R’ Us.

Seguro que alguna mascota importante se nos ha pasado, por lo que si echas en falta a alguien en nuestra gran “pandilla”, agradeceremos nos dejes un comentario!

Cierra la puerta al salir no se vayan a escapar!!!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Aún no hay valoraciones. ¡Sé el primero en votar!
Cargando...
Categories:
  Consejos para su marca, Herramientas diseñadores, Historia de las grandes Marcas
Esta publicación fue compartida 0 vez
 200