Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar | Tentulogo

Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar

Brynner TorresBy Brynner Torres 3 meses ago
Portada  /  Consejos para emprendedores  /  Trucos para incrementar tu productividad laboral en el hogar
Si trabajas desde casa es probable que sientas que a veces no llevas tu productividad al máximo por distracción o falta de organización. Es por ello que hemos preparado esta lista de trucos que podrían ser la clave para incrementar tu productividad.

El lugar

Foto: Pixabay

Para empezar, considera el lugar en el que vas a trabajar, trabajar desde casa nos ofrece la posibilidad de escribir en la cocina o gestionar nuestros deberes desde la cama, pero lo más recomendable es que tengas un lugar de trabajo designado, un lugar en el que disfrutes estar, sea organizado y puedas acceder a todo lo que necesitarás a lo largo de tu jornada fácilmente. Si tienes la posibilidad de tener una habitación desocupada que pueda ser tu oficina, perfecto, sólo acomodala según tus necesidades. Si no cuentas con una habitación disponible, no hay problema, estoy seguro que hay algún lugar en el que podrás dedicarte 100% a tu trabajo.

¿Qué genera esas ganas de producir en ti?

Foto: Unsplash

Primeramente, espero que estés haciendo algo que te haga feliz o al menos te agrade, porque sino difícilmente hallarás un verdadero motor.

Esta pregunta es esencial, ya que todos tenemos ese motor o motivación que nos hace arrancar y no parar, encuentra el tuyo. Puede ser, alcanzar tus metas de vida, mejorar tu emprendimiento, destacar en tu especialidad, lograr que tu marca se posicione alto en las redes sociales, entre otros. Halla ese motor principal y busca la manera de mantenerlo siempre presente para no aflojar nunca.

Trucos

Muy bien, ya tienes el lugar y sabes bien cuál es tu motor, pero aún sientes que ese trabajador incansable que hay en ti no da el máximo. Hay varios trucos que pueden ser lo que necesitas.

Trabaja cuando tu mente esté al máximo

Foto: stockpic

Todos tenemos horarios mentales distintos, algunos son más productivos en la mañana, otros en la tarde y unos son máquinas nocturnas. Descubre qué tipo de persona eres, en qué momento del día tu mente da el máximo y haz de ese momento el perfecto para trabajar.

Establece un horario

Foto: Pexels

Una vez descubras a qué horas eres más productivo, trata de establecer un horario regular para trabajar, el que tú quieras. Tu mente se acostumbrará a esta rutina y estará más preparada a la hora de poner manos a la obra.

Planifícate

Ten un orden de lo que vas a hacer, cómo y cuándo lo harás. Hacer una planificación diaria o semanal te ayudará a mantener el orden de tus responsabilidades. Todos tenemos nuestras preferencias a la hora de planificar, pero trata de incluir el trabajo más pesado en los primeros momentos de tu agenda.

Un poco de música

Foto: Pixabay

Está demostrado que la música indicada en el momento indicado incrementa la concentración, la creatividad y la retentiva, por lo que ¡comienza a crear ese playlist! Puedes hacer distintas listas de reproducción para distintos tipos de trabajo; considera la música energizante, la relajante, la que te pone de buen humor y la que hacen artistas que te inspiran. Todos funcionamos diferente, sólo tienes que hallar tu fórmula.

Break de cinco minutos y una distracción oculta a la vista

Foto: Pexels

Los breaks de cinco minutos son excelentes para relajar, refrescar la mente y retomar el trabajo con ganas. Cuando sientas que es necesario un break, hazlo. Mientras estás en tu break puede recurrir a una distracción que te quitará cualquier sensación de flojera, fastidio o letargo. Pero, mantenla fuera de tu vista, no querrás “trabajar” cinco horas y darte cuenta que no has hecho nada por distraerte constantemente.

Ten disponible algo para tomar notas

Foto: Pexels

Muchas veces mientras, trabajamos  tendremos la necesidad de realizar notas, ya sean ideas, datos o recordatorios. Ten un lugar especial siempre disponible para anotar estar cosas, un Google Doc, un bloc de notas, alguna aplicación de notas, una libreta, ¡lo que sea! Lo importante es tener un lugar donde registrar estas cosas.

Guía tu cerebro a nada más que el trabajo a través de pequeñas trampas

Foto: Unsplash

Considera qué es lo que haces normalmente al comenzar a trabajar y cuales son las herramientas y programas que necesitas para poner manos a las obras. Una vez las tengas en mente, crea un plan en el que tu vista y tu mente se dirijan directamente a estas herramientas para que sepa que el trabajo ha comenzado. Evita distracciones, piensa si hay algunas ocultas y deshazte de ellas.

Por ejemplo, al encender mi computadora lo primero que aparece es el reproductor de música, selecciono la música que deseo escuchar y cierro inmediatamente la aplicación. Luego me dirijo al acceso directo que tengo de las distintas herramientas que utilizo a lo largo de mi jornada y alrededor de estas herramientas hay otras cosas que relaciono con el trabajo (carpetas, archivos).

Adopta una planta o abre las ventanas

Foto: Pexels

Las plantas limpian el aire de gases y a cambio nos dan oxígeno (uno de los procesos más maravillosos del mundo), gracias a esto la pesadez que producen los gases en ambientes cerrados desaparece y es reemplazada por un ambiente más ligero, si no lo crees haz la prueba.

Consigue unas plantas de interior y sentirás la diferencia (además se ven muy bonitas). Si hay una ventana en tu lugar trabajo que te dé la posibilidad de recibir aire fresco directo de la madre naturaleza o de plantas de exterior, ¡abre esa ventana!

Luz y colores suaves

 

Foto: Pixabay

Una mala iluminación y colores muy fuertes pueden producir la sensación de pesadez, ahogamiento y estrés

Una mala iluminación y colores muy fuertes pueden producir la sensación de pesadez, ahogamiento y estrés. Si tu lugar de trabajo tiene un color muy oscuro o fuerte que te distrae, te incomoda o te abruma, mejor deshazte de él y reemplazalo por un color que te relaje, todos tenemos un color que nos relaja pero psicológicamente los tonos suaves y pasteles son ideales. Personalmente, el blanco me funciona de maravilla.

La iluminación es igual de importante que el color, no querrás estar trabajando y sentir que estás en una cueva. Busca la manera de iluminar agradablemente tu oficina, si es luz natural mucho mejor.

Deshazte de lo innecesario

Foto: Pexels

Si en tu espacio de trabajo hay cosas que no necesitas o es un desastre, mejor vete deshaciendo de él, puede generar distracción, estrés, letargo y apatía. Sólo mantén lo escencial cerca de ti, eso que usas diariamente, lo demás que se vaya.

Cuando sientas que es necesario, sal de allí

Foto: Pexels

Si sientes que es necesario tomar una buena pausa del trabajo y respirar, hazlo, estás en tu casa. Sal y toma un café, pasea a tu perro, come algo, compra algo que necesitas. Haz lo que tu mente necesita y verás cómo seguirá funcionando de maravilla y sin estrés.

Algunos trucos extra

Foto: Pexels

Porque es mejor que sobren trucos a que falten trucos.

  • Utiliza aceites y esencias. Estudios han demostrado que las esencias y los aceites esenciales estimulan el cerebro de forma positiva, especialmente los de menta. Así que consigue un poco y aplicalos estratégicamente.
  • Mastica chicles. Masticar chicles incrementa la concentración, ten a la mano una caja de chicles, y si son de menta o libres de azúcar, mejor.
  • Optimiza tu teclado y mouse. Si puedes, consigue un teclado y un mouse ergonómico, tus muñecas lo agradecerán. Además, personaliza tu teclado de manera que una tecla se convierta en un atajo (un teclado para gamers es ideal para esto)
  • Mantente cálido. Trabajar en un ambiente cálido nos hace más precisos y eficientes, además, ¿nunca has sentido ganas de dormir cuando hace frío? Esto hay que evitarlo, y como es tu casa tienes infinitas posibilidades, desde ajustar la calefacción a tu gusto hasta usar una agradable cobija.
  • Bloquea notificaciones que amenazan tu productividad. Probablemente tu móvil y tablet también son herramientas de trabajo, pero en ellos también hay factores distractores, silencia o bloquea las notificaciones que te pueden desconcentrar.
  • Consigue un juguete anti-estrés. El estrés a veces es inevitable, por lo que es mejor que aprendas a lidiar con él, una excelente manera de hacerlo es con un juguete anti-estrés (las pelotas anti-estrés son mis favoritas).

Trabajar desde casa puede ser una verdadera ventaja o desventaja. Todo depende de ti y de lo que hagas para incrementar tu productividad, evitar las distracciones y la pérdida de tiempo, para así dar lo mejor de ti.

Foto de cabecera: Unsplash
Con información de:
Life Hack | Entrepreneur | The Job Network | Entrepreneur

Category:
  Consejos para emprendedores

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 000
Brynner Torres
Acerca de

 Brynner Torres

  (6 Artículos)