Historia de la tipografía (2). Los primeros alfabetos | Tentulogo

Historia de la tipografía (2). Los primeros alfabetos

José Vicente RojoBy José Vicente Rojo 10 años ago
Home  /  [8] Diseño, ilustración y tipografía  /  [Colección] La historia de la tipografía  /  Historia de la tipografía (2). Los primeros alfabetos

El alfabeto recibe su nombre por las dos primeras letras griegas alfa y beta, que originalmente, en hebreo y en fenicio, significaban “toro” y “casa”; el alfabeto griego es una adaptación del alfabeto hebreo-fenicio.

Los Alfabetos Semitas (Fenicios y Hebreos)

2_Los_Alfabetos_Semitas_Fenicios_-y_HebreosLos primeros en escribir las consonantes aisladas fueron los pueblos semíticos occidentales de las orillas del mar Rojo y del Mediterráneo, hebreos y fenicios, entre el 1700 a.C. y el 1500 a.C.

Se le denomina semítico septentrional y aparece como una combinación de los símbolos cuneiformes y jeroglíficos; algunos signos podrían proceder de otros sistemas emparentados con ellos como la escritura cretense e hitita. El alfabeto semítico sólo tenía 22 consonantes. Los sonidos de las vocales había que sobreentenderlos porque estaban predeterminados. Los alfabetos hebreo, árabe y fenicio tienen este origen y en la actualidad tanto el alfabeto hebreo, que posee 22 caracteres, como el árabe, que posee 28, están basados en este modelo, por lo que carecen de representación para sus vocales, que se pueden indicar por medio de unos puntos y rayas que se colocan encima, debajo o junto a la consonante. La escritura se realiza de derecha a izquierda.

El alfabeto silábico fue usado también por los tartesios en el sur de la península ibérica y que supone el primer alfabeto de toda Europa occidental. Aún hoy, a pesar de tantas muestras escritas como existen en Andalucía y el sur de Portugal, esa lengua está por descifrarse o traducirse.

Alfabeto Fenicio

3_Alfabeto-Fenicio
El alfabeto fenicio supone una creación.
Es al final de esa cadena donde se nota una progresiva prioridad del análisis sobre la síntesis. De la pictografía, que es una representación global, se pasa a signos que descomponen el discurso en sus partes constitutivas. Las formas más antiguas de la escritura fenicia han sido encontradas en las inscripciones arcaicas de Biblos, cuyo origen se remonta a los siglos XIII y XI a. C. El fenicio arcaico comprende 22 letras, únicamente consonantes, y está libre ya de elementos ideográficos, de determinativos y de toda huella de silabismo.

La evolución de este primitivo alfabeto dio lugar al que utilizamos en la actualidad. Se escribía de derecha a izquierda, como el actual hebreo, o el árabe. Era un sistema simple, por lo que permitía la difusión del conocimiento y la cultura, al contrario de lo que pasaba en otros países, como Egipto o China, donde exístia una casta de escribas.

Alfabeto Hebreo

4AlfabetoHebreo

El alfabeto hebreo o alefato (de álef), algunas veces denominado mediante su forma hebrea álef-bet, es la serie formada por las consonantes hebreas. Está compuesto por 22 caracteres, de los cuales cinco tienen una grafía distinta en final de palabra. Se utiliza para escribir el idioma hebreo, el yidis y, en menor medida, el judeoespañol.

El alefato originalmente fue un abjad, es decir, solo contenía caracteres consonánticos. El hebreo arcaico fue utilizado desde su creación hasta los patriarcas, el hebreo antiguo aparece en la época de los Reyes (Saúl, David, Salomón, etc.), y el hebreo cuadrado o moderno aparece por primera vez en el Siglo III AEC .

De todos es conocido el hebreo como la lengua en la que está escrita la Bíblia (Antiguo Testamento), con excepción de algunas partes arameas, pero cabe decir que el hebreo se divide en tres estadios: hebreo antiguo, hebreo medio y neohebreo de nuestros días, conocido oficialmente con el nombre de ibrit.

Alfabeto Griego (Griego antiguo)

7_Alfabeto_Griego_Griego-antiguo

Antes de la elaboración de este alfabeto, los griegos empleaban un silabario para la escritura, llamado sistema lineal B, utilizado en Creta, y zonas de la Grecia continental como Micenas o Pilos entre los siglos XVI a. C. y XII a. C. Los fragmentos conservados en lineal B están escritos en lo que parece una versión primitiva de los dialectos arcado-chipriota y jónico-ático, un dialecto llamado micénico. El lineal B se desarrolló a partir de un silabario anterior, llamado Lineal A, empleado para escribir el idioma eteocretense, una lengua proto-indoeuropea hablada por los nativos cretenses antes de la invasión griega de la isla, y no representa del todo correctamente la fonética del dialecto micénico. Ésta y otras razones llevaron a su abandono y al desarrollo de un alfabeto completamente nuevo.

Entre los años 1000 y 900 a.C. los griegos habían adoptado la variante fenicia del alfabeto semítico y a sus 22 consonantes habían añadido dos signos (en algunos dialectos varios signos más), sin contar unos caracteres con los que representaron las vocales. Después del año 500 a.C. el griego ya se escribía de izquierda a derecha.

El fenicio en el cual se basa el griego, como los alfabetos semíticos posteriores, no empleaban signos para registrar las vocales; para salvar esta dificultad, que lo hacía incompleto para la transcripción de la lengua griega, los griegos adaptaron algunos signos utilizados en fenicio para indicar aspiración para representar las vocales. Este aporte puede considerarse fundamental; la inmensa mayoría de los alfabetos que incluyen signos vocálicos se derivan de la aportación original griega. Además de las vocales, el griego añadió tres letras nuevas al final del alfabeto: fi y ji, para representar sonidos aspirados que no existían en fenicio, y psi.

Su alfabeto se difundió por todo el mundo mediterráneo y de él surgen otras escrituras como la etrusca, osca, umbra y romana.

Continúa en uso hasta nuestros días, tanto como alfabeto nativo del griego moderno como a modo de crear denominaciones técnicas para las ciencias, en especial la matemática, la física y la astronomía.

Alfabeto etrusco

5_alfabeto_etrusco
Los etruscos fueron una enigmática civilización que se desarrolló entre los siglos IX y I adC, cuyo núcleo histórico actualmente conocido fue la Toscana a la cual dieron su nombre. Desde la Toscana se extendieron por el sur hacia el Lacio y la parte septentrional de la Campania en donde chocaron con las colonias griegas; hacia el norte de la península itálica ocuparon la zona alrededor del valle del río Po, en la actual región de Lombardía.

El alfabeto etrusco desarrollado en la península itálica (El norte) a finales del octavo siglo antes de Cristo, derivaría del griego y del fenicio, puede ser leído pero la interpretación es dificultosa. Constaría de unos 26 caracteres y otros 22 expandidos para la transcripción.Aparentemente el alfabeto podría ser incluso más arcaico que el griego ya que conserva formas más antiguas de origen fenicio. Es de destacar que la fonética es completamente diferente a la griega, pues tiene características tales como variaciones vocálicas, reducción de los diptongos, tratamiento especial de las semivocales y ausencia de consonantes sonoras.

6_alfabeto_etrusco
Aunque los etruscos tuvieron una rica literatura, apenas ha llegado hasta nuestros días. En su mayoría, se trata de inscripciones en epitafios. El texto etrusco más largo encontrado hasta la fecha es el denominado Liber Linteus (en latín, ‘libro de lino’). Fue utilizado como venda para una momia del Egipto Ptolemaico, por lo que se encuentra dividido en tiras. Compuesto de 230 líneas, contiene unas 13.000 palabras, aunque solo 1200 son legibles.

Hacia el año 100 adC, el etrusco había sido completamente reemplazado por el latín.

Se podría decir que fué el alfabeto que sirvió de puente entre el alfabeto Griego y el Alfabeto Romano, tal y como se puede ver en la imágen.

Alfabeto latino (Romano)

8_Alfabeto_latino_Romano

El latín es una lengua de la rama itálica que fue hablada en la antigua República Romana y el Imperio romano desde el siglo IX a. C. Su nombre deriva de la existencia de una zona geográfica de la península itálica denominada Vetus Latium o ‘Antiguo llano’ (hoy llamado Lacio).

El alfabeto romano, o latino, es el sistema de escritura más utilizado hoy en día. Entre los idiomas que lo emplean en su escritura se cuentan el español, el inglés, el portugués, el indonesio, el islandés, el francés, el turco, el alemán, el catalán, el croata, el gallego, el javanés, el vietnamita, el italiano, el polaco, el quechua, el hausa, el suajili, el kazajo, el azerí, el tagalo, el uzbeko, el turkmeno, el somalí y el pinyin (transcripción fonética del chino mandarín), entre otros.

Los romanos no inventaron este alfabeto, sino que como se comenta anteriormente,  lo adoptaron de los etruscos, quienes a su vez tomaron las letras del alfabeto griego. Los etruscos contaban con 26 letras en su alfabeto, mientras que los romanos, cuando lo acogieron primeramente, conformaron el suyo con sólo 21.

Es importante decir que no contaban con minúsculas en un comienzo. Esta representación de las letras apareció sobre el final de la Antigüedad, con el fin de escribir completamente una letra sin levantar la mano al hacerlo. De ahí la forma redondeada de las minúsculas.

– La G surgió luego, siendo su sonido representado al principio por la C. De ahí que su parecido no es casualidad, sino que se le agregó una raya horizontal a la C.

– La K, la Y y la Z fueron tomadas del alfabeto griego. Aunque figura ya la Z en el alfabeto que pusimos anteriormente, se trata de una Z distinta que terminó desapareciendo.

– La J, la U y la W son letras derivadas de la I y la V, como su parecido sugiere. Esto ocurrió en la Edad Media.

El alfabeto romano quedó conformado entonces con 26 letras, como lo conocemos hoy:

A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z.

Latín arcáico

La letra K fue marginada en favor de la C, que entonces tomó los valores de /g/ y /k/. Probablemente durante el siglo III a. C. la letra Z dejó de usarse y se cayó del alfabeto, tomando su posición alfabética la letra G, una modificación de la letra C. Según Plutarco la idea de ponerle un palito a la C para poder diferenciar cuándo representaba al fonema /g/ fue de Spurius Carvilius Ruga. De forma que quedó la representación C = /k/, G = /g/. Así el alfabeto volvía a tener 21 letras.

El primer alfabeto romano, de 21 letras, era:

A, B, C, D, E, F, Z, H, I, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T, V, X.

Latín clásico

9_Latin_clasico

El intento del emperador Claudio de introducir tres adicionales, las letras claudias, tuvo una vida muy corta, pero tras la conquista de Grecia en el siglo I se reintrodujo la «Z» y se adoptó la «Y», colocándolas al final del alfabeto. Por tanto el nuevo alfabeto latino contenía 23 letras que ya tenían la forma de nuestras mayúsculas:

En la época coexistían dos tipos de caligrafía:

  • Las mayúsculas cuadradas romanas como estilo de escritura formal, en las inscripciones en monumentos y tumbas, conservando las formas de las caligrafía anterior y que originarán las mayúsculas actuales;
  • La cursiva romana antigua, también llamada cursiva mayúscula o cursiva capitalis, que era la forma de escritura informal, usada por los mercaderes en las cuentas comerciales, por los alumnos de las escuelas, e incluso por los emperadores en sus decretos públicos. Siendo ésta la forma manual corriente cuando se generalizó la escritura con tinta en lugar de la inscripción en cera o barro, al ser así más rápida su ejecución. Fue la más usada entre los siglos I y III, aunque probablemente existiría desde antes.

Latín tardío

Durante el imperio romano el alfabeto latino se había extendido de la península itálica a todo el territorio alrededor del Mediterraneo donde se hablaba latín, aunque en la mayor parte de la mitad oriental del imperio que incluía Grecia, Asia menor, el levante mediterráneo y Egipto el griego siguió siendo la lengua franca y por lo tanto se usaba más el alfabeto griego.

El latín se hablaba principalmente en la parte occidental del imperio donde siguió hablándose hasta la alta edad media, cuando los distintos dialectos de latín vulgar evolucionaron dando origen a las lenguas romances modernas como el francés, el italiano, el español, el portugués y el catalán, además del rumano en la provincia oriental de Dacia. En el occidente continuaron usando el alfabeto latino y adaptándolo a sus necesidades lingüísticas, pero el rumano adoptaría el alfabeto cirílico en la edad media por influencia de sus vecinos eslavos.

La forma de caligrafía manuscrita solemne más usada entre los siglos IV y VI son las mayúsculas rústicas (en latín capitalis rustica), mientras que la cursiva romana nueva sustituyó a la cursiva mayúscula como forma de escritura informal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5,00 sobre 5.00 / Votaciones totales: 1) Déjanos tu votación!
Cargando…
¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] La historia de la tipografía

Si te gusta, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 100
José Vicente Rojo
About

 José Vicente Rojo

  (32 articles)

CEO y fundador de Tentulogo. Soy consultor experto en branding. Apasionado del diseño, el marketing, la publicidad, los negocios y sobre todo, los emprendedores. Me encanta el color rojo, básicamente porque es mi segundo apellido, ya que no tiene un sustento racional tener predilección por unas longitudes de onda del espectro electromagnético interpretadas emocionalmente por nuestro cerebro.

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.