Coco Chanel, una mujer con pantalones | Tentulogo

Coco Chanel, una mujer con pantalones

Nelson PeraltaBy Nelson Peralta 1 semana ago
Portada  /  Grandes magnates de la historia  /  Coco Chanel, una mujer con pantalones
Con su estilo característico, Coco Chanel creó diseños muy creativos y atemporales que siguen siendo populares hoy en día, los cuales han dado base a un imperio de la moda valorado en dos mil millones de dólares.

Ella misma se convirtió en un icono del estilo, y en un personaje muy conocido y venerado por sus trajes sencillos pero sofisticados, combinados con grandes accesorios, tales como los hilos de perlas. En ese sentido, su frase más representativa fue: “El lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”.

Primeros años

Foto: Supuesto daguerrotipo de la pequeña Gabrielle | vía Pravia.

La famosa diseñadora de modas, Coco Chanel, nació como Gabrielle Bonheur Chanel, el 19 de agosto de 1883, en Saumur, Francia. Sus primeros años, sin embargo, fueron cualquier cosa menos glamurosos. Después de la muerte de su madre, Gabrielle fue puesta en adopción por su padre, quien entonces trabajaba como vendedor ambulante. Fue criada, desde los doce años, en la abadía de Aubazine por monjas que le enseñaron a coser, la habilidad que daría lugar a la obra de su vida.

Cuando cumplió dieciocho años, fue enviada a un internado religioso en Moulins. Estando allí, tuvo una breve carrera como cantante que llevó a cabo en algunos cabarets de esa ciudad y de la ciudad de Vichy, donde comenzó a ser conocida por primera vez como “Coco”. Algunos dicen que el nombre proviene de una de las canciones que solía cantar, pero la misma Chanel dijo para un artículo en The Atlantic que era un acrónimo de “cocotte”, un vocablo francés que significa “mantenerse mujer”.

Sombreros, vestidos y perfumes

Ya con veinte años de edad, Chanel se involucró sentimentalmente con Etienne Balsan, quien se ofreció a ayudarla a iniciar su negocio de sombreros en París. Ella lo dejó por uno de sus amigos más ricos, Arthur “Boy” Capel, quien luego murió prematuramente en un accidente de coche en 1919, lo que le supuso un durísimo golpe emocional. Ambos hombres fueron fundamentales para su empresa de modas.

Foto: Ilustración de los primeros diseños de Chanel (vestidos de franela) publicada por la revista Les Elegances Parisiennes, en marzo de 1917 | vía Wikipedia.

Abrió su primera tienda en la Rue Cambon de París, en 1910, donde comenzó con la venta de sombreros; más tarde, abrió tiendas en Deauville y Biarritz, y comenzó a hacer otro tipo de prendas. Su primer éxito en la moda parisina fueron los vestidos que confeccionó a partir de camisetas viejas para los días fríos. Hizo uno para ella y luego la gente comenzó a preguntarle en las calles de dónde lo había sacado, por lo que se ofreció a confeccionarlos para muchos clientes. “Mi fortuna se basa en aquella vieja camiseta que me puse en un frío día en Deauville”, le comentó al autor Paul Morand.

Foto: Coco junto a su perro en 1928 | vía Wikipedia.

En la década de 1920, Chanel llevó su próspero negocio a otro nivel, lanzando su primer perfume, Chanel Nº 5, el primero de sus productos en llevar su nombre y el cual perdura hasta hoy en día. Coco pensaba que, aunque no se viera, el perfume era inolvidable, era el último de todos los accesorios que la gente se colocaba y que, además de anunciar la llegada de alguien a determinado lugar, también prolongaba su salida. Decía: “Una mujer sin perfume, es una mujer sin futuro”.

La fragancia fue respaldada por el propietario de almacenes Théophile Bader, y por los empresarios Pierre y Paul Wertheimer, con quienes Chanel desarrolló una estrecha amistad. Un acuerdo fue negociado en última instancia en el cual los Wertheimer tomarían un setenta por ciento de los beneficios del Chanel No. 5, ya que el mismo se estaba confeccionando en sus fábricas. Bader recibiría un veinte por ciento y Coco solamente recibiría un diez por cierto. Con los años, Chanel Nº 5 sería una fuente masiva de ingresos que, en repetidas ocasiones, renegoció sus acuerdos de dividendos e incluso llegó a ir a batallas legales por el control total de sus beneficios.

Foto: Frasco de Chanel N°5 | vía Wikipedia.

Los romances

“Chaqueta sin cuello y falda ceñida hasta las rodillas”, “Pequeño vestido negro”.

En 1925, se introdujo el ahora legendario traje de Chanel con chaqueta sin cuello y falda ajustada a la altura de las rodillas. Otra introducción de la década fue el “Pequeño vestido negro” de mangas cortas, para el que tomó un color alguna vez asociado con su luto por Capel y demostró lo elegante que podía ser para una tarde de cóctel.

Sus diseños fueron revolucionarios para la época, porque presentaba elementos regularmente usados por los hombres y los adaptaba a la moda femenina, haciendo hincapié, sobre todo, en la comodidad, que era una de las limitaciones más usuales de la moda de entonces. Ella fue una de las responsables de que las mujeres le dijeran “adiós” a los corsés, fondos y armadores.

Foto: Chanel junto a Arthur Grosvenor, duque de Westminster, en 1920 | vía Wikipedia.

Coco no sólo fue un ícono de la moda, sino también una socialité y una figura popular en el mundo literario y cultural parisino. Diseñó vestuarios para los Ballets Rusos y para la obra de Jean Cocteau Orphée, quien era su amigo, así como lo fue Pablo Picasso. Durante un tiempo, tuvo un “affair” con el compositor ruso-estadounidense, Ígor Stravinsky.

Otra historia romántica importante para Chanel comenzó cuando conoció al millonario duque de Westminster en un evento que éste ofreció a bordo de su yate, alrededor de 1923. Esta relación duró una década; incluso el duque llegó a proponerle matrimonio en varias ocasiones pero, se comenta, que Coco no las aceptaba diciéndole: “Ha habido varias duquesas de Westminster, pero sólo hay una Chanel”.

Foto: El gran compositor ruso Ígor Stravinski | vía Wikipedia.

Coco Chanel nunca se casó porque pensaba que los hombres no tenían por qué ser tan importantes en la vida de una mujer, aunque sí tuvo muchos amantes, tanto masculinos como femeninos, entre los cuales figuran personalidades del mundo del espectáculo y de la política. Tampoco tuvo hijos.

La decadencia

La Depresión Económica del año 1929 tuvo un impacto muy negativo en su compañía, pero no fue sino hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial que tuvo que cerrarla indefinidamente, despidiendo a todos los trabajadores y clausurando todas las tiendas.

Foto: Walter Schellenberg, general nazi para el que se dice trabajó Coco Chanel durante sus años como agente secreta del Reich | vía Wikipedia.

Durante la ocupación alemana de Francia, se involucró sentimentalmente con un oficial del ejército alemán llamado Hans Gunther von Dincklage, quien le consiguió un permiso especial para que permaneciera en su apartamento del Hotel Ritz. Se dice que durante este periodo, Coco fue una agente encubierta del Tercer Reich, algo que nunca pudo ser comprobado.

Cuando terminó la guerra, fue interrogada por su relación con von Dincklage, y no llegó a ser acusada como colaboradora de los nazis, según dicen, gracias a la intervención del Primer Ministro Británico, Winston Churchill, aunque no queda claro el porqué de que la ayudara.

Aunque fuera declarada inocente de crímenes de guerra, fue duramente criticada y tratada como una vergüenza por la opinión pública francesa. Algunas de las personas de su círculo de amistades vieron su relación con el oficial germano como una traición a la patria, lo cual la condujo a dejar París y a pasar algunos años de autoexilio en Suiza. Luego se mudó por un tiempo a su casa de campo en Roquebrune, una pequeña comuna al sur de Francia.

Embed from Getty Images

El regreso

Foto: Coco Chanel en 1970 | vía Wikipedia.

Cuando cumplió setenta años, Coco Chanel hizo un regreso triunfal al mundo de la moda, recibiendo muchísimas críticas en un principio como remanentes del recelo que le seguía teniendo la gente por aquel inconveniente con los nazis. Aunque la audacia de sus nuevos diseños, que seguían apostando por una elegancia en lo sencillo, hizo que su marca se reimpulsara de nuevo, esta vez traspasando las fronteras de su país natal en dirección a los Estados Unidos y al Reino Unido.

En 1969, la fascinante historia de su vida, románticamente convulsa, se convirtió en la base para un musical de Broadway llamado “Coco”, protagonizado por Katharine Hepburn. Alan Jay Lerner escribió el libreto y la letra de las canciones, Andre Previn compuso los arreglos musicales, mientras que Cecil Beaton se encargó de la escenografía y del vestuario para la producción. El espectáculo recibió siete nominaciones a los premios Tony, de las cuales se llevó dos: Cecil Beaton ganó por Mejor Diseño de Vestuario y René Auberjonois ganó como Mejor Actor de Reparto.

Embed from Getty Images

La leyenda

Coco murió el 10 de enero de 1971, en su apartamento del Hotel Ritz. Se le hizo un homenaje en la Iglesia de la Madeleine, al cual asistieron miles de personas para despedirla, muchas de ellas usando sus trajes y sombreros característicos.

Poco más de una década después de su muerte, el fashionista alemán, Karl Lagerfeld, tomó las riendas de la compañía “Chanel SA” como Director Creativo, para continuar con su legado, aunque recientemente consideró, en unas declaraciones que hizo, que su forma de dirigir la empresa no le hubiese gustado a la difunta diseñadora. Hoy Chanel SA es propiedad de la familia Wertheimer y continúa prosperando con ventas de hasta seis mil millones al año.

Foto: El diseñador alemán Karl Lagerfeld, encargado de la marca Chanel | vía Wikipedia.

Antes, Chanel era una marca muy exclusiva, reservada sólo para artistas y personas de la alta sociedad que eran amigas de Coco, pero en la actualidad la marca está un poco más masificada. Aun mantiene ese componente chic que la caracterizaba en el pasado pero se ha abierto al diseño de muchos otros tipos de prendas y ha abierto tiendas en muchos sitios del mundo.

Además de la longevidad de sus diseños, la historia de la vida de Chanel sigue cautivando la atención de la gente. Ha habido varias biografías suyas, como “Chanel y su mundo” (2005), escrita por su amigo Edmonde Charles-Roux, y la película biográfica para televisión, “Coco Chanel” (2008), protagonizada por Shirley MacLaine y cuyo relato se hace a partir del año 1954, época de la resurrección de la marca Chanel.

Frases célebres de Coco Chanel

  • “El buen gusto hace bien a ciertos valores espirituales auténticos: como el propio gusto”.
  • “La moda reivindica el derecho individual de valorizar lo efímero”.
  • “El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad”.
  • “No existen mujeres feas, solo mujeres que no saben arreglarse”.
  • “Menos es más”.
Referencias:
Foto de cabecera: Chanel en 1920 | vía Wikipedia.
Con información de: Biography | Clarin | Wikipedia | Wikipedia: Coco Chanel | Biography Online | El Nacional | i Profesional | Wikiquote.

Category:
  Grandes magnates de la historia

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 000
Nelson Peralta
Acerca de

 Nelson Peralta

  (11 Artículos)