[Biografía] Margaret Thatcher, la poderosa y controvertida "Dama de Hierro" | Tentulogo

[Biografía] Margaret Thatcher, la poderosa y controvertida “Dama de Hierro”

Fabiana RussoBy Fabiana Russo 4 semanas ago
Home  /  [Colección] Mujeres Poderosas e Inspiradoras  /  [Biografía] Margaret Thatcher, la poderosa y controvertida “Dama de Hierro”
Admirada por unos y odiada por otros, Margaret Thatcher ha logrado hacer historia en el mundo y ganarse el reconocimiento como una de las figuras más emblemáticas de todo Reino Unido en el siglo XX. Brillante en muchos sentidos, ha sido comparada con Winston Churchill, uno de los más férreos políticos en la historia de ese país y a quien ella también admiró.

La determinación que mostró durante toda su vida la llevó a derribar muchas barreras. Te invitamos a descubrir su historia a continuación:

La intrépida hija del tendero

Margaret Thatcher en su adolescencia a los 13 años de edad

Margaret Roberts a sus 13 años (1938) | Foto: vía Wikimedia Commons.

De apellido Roberts, Margaret Hilda nació en una familia modesta un 13 de octubre de 1925 en Lincolnshire (Inglaterra). Sus padres, Beatrice Ethel y Alfred Roberts, eran dueños de dos tiendas de comestibles en la ciudad de Grantham, en las que tiempo después ayudarían tanto Margaret como su hermana Muriel, desarrollando las primeras nociones de economía doméstica y negocios (de ahí la constante referencia hacia Margaret como “hija del tendero”).

Su padre, era conocido en la ciudad como un político y llegó a ser alcalde entre 1945 y 1946, lo que influenciaría enormemente la crianza de Margaret, quien también fue estrictamente formada bajo la creencia del metodismo.

Su educación primaria la recibió en Huntingtower Road donde obtendría una beca para la Escuela Femenina de Grantham y Kesteven. Durante estos años, Margaret no sólo demostró ser buena en los estudios, sino que también se ocupaba asistiendo a clases de natación, de piano, recitales de poesía, caminatas, y prácticas de hockey sobre césped.

Hogar de Margaret Thatcher en Inglaterra

Casa de la infancia de Margaret Thatcher, ubicada en Grantham (Inglaterra) | Foto: vía Wikimedia Commons.

Su implacable carácter se vio reflejado desde muy pequeña. De hecho, la BBC reseña que, a sus nueve años, luego de recibir un premio en la escuela señaló: “No tuve suerte. Yo lo merecía“.

Logró entrar a Oxford en 1943 y cuatro años después obtuvo un título en química. En este tiempo recibió clases de la que sería ganadora de un Premio Nobel, Dorothy Hodgkin, con quien se especializaría en cristalografía de rayos X.

Sin dejar a un lado su vocación política, logró ser presidenta de la Asociación de Conservadores de Oxford y fue muy activa en este sentido. Además, en estos años se vio muy influenciada por el trabajo del Premio Nobel de Economía, Friedrich von Hayek, principalmente por su obra “Camino de Servidumbre” (1944), una de las obras más importantes del liberalismo en toda la historia de esta filosofía y que le enseñó a Thatcher sobre lo peligrosos que podría ser el socialismo para el mundo.

  • DATO CURIOSO: En una entrevista, Margaret Thatcher fue cuestionada sobre por qué estudiar química en vez de política, a lo que ella respondió que las personas primero deben ganarse la vida por sus propios medios, ya que no se obtiene ingresos en la política sino hasta que se gana un puesto como Miembro del Parlamento. Esto reafirma la arraigada crianza de Thatcher de trabajar duro para conseguir lo que se quiere.

Una vez graduada, ejercería la carrera en la empresa Plásticos BX, pero pronto lo dejaría por su amor a la política, que la llevó a participar por el puesto de Dartford en el parlamento británico en 1950 y 1951, de donde salió derrotada. A pesar de esto, dejó buenas impresiones entre los políticos con sus discursos y entre los medios de comunicación por ser tan joven y, sobre todo, mujer.

Dos meses después de la derrota, se casaría con Denis Thatcher, empresario exitoso y divorciado a quien había conocido durante la contienda. Éste le ayudaría a financiar sus estudios de Derecho en 1951, con lo cual Margaret creía que tendría más oportunidad con sus contrincantes. Consiguió especializarse en derecho tributario, en la categoría de barrister en 1953, año en el que tendría a sus mellizos Carol y Mark Thatcher y en el que iniciaría la frustración por no ser electa como candidata conservadora al Parlamento.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

Ascenso en el Parlamento

Luego de ocuparse de los primeros años de vida de sus hijos, Thatcher vuelve a la contienda en 1959, donde finalmente es elegida como miembro del Parlamento. Dos años más tarde sería nombrada subsecretaria parlamentaria de pensiones y seguro nacional, marcando un precedente como la primera mujer y la persona más joven en ejercer tal puesto. En 1967 fue elegida para participar en el Programa de Liderazgo para Visitantes Internacionales (IVLP, por sus siglas en inglés) de la Embajada de los Estados Unidos, y más tarde se uniría al “Gabinete en la sombra” (Shadow Cabinet), grupo de parlamentarios que conformaban la oposición al gobierno.

Embed from Getty Images

Durante este tiempo, resaltaron sus posturas a favor del mantenimiento de la pena de muerte, de la despenalización de la homosexualidad, el apoyo a legalización del aborto y el rechazo al incremento de los impuestos propuesto por el Partido Laborista, donde Thatcher indicaba que no sólo era un avance al socialismo, sino también al comunismo.

Margaret Thatcher, “la ladrona de leche”

Margaret Thatcher

Margaret Thatcher en 1975 | Foto: vía Wikimedia Commons.

En 1970, los conservadores triunfaron en las elecciones y el nuevo Primer Ministro, Edward Heath, nombró a Thatcher como su Ministra de Educación.

  • DATO CURIOSO: Se dice que Willie Whitelaw, entonces líder de la Cámara de los Comunes, le dijo a Heath antes de que escogiera a Thatcher: “Una vez que esté allí, nunca nos libraremos de ella“. Lo que demuestra la determinación y la perseverancia que caracterizaba a Margaret, así como la dureza del ambiente que la rodeaba.

Ya conocida por aborrecer el subsidio y el alto gasto social del Estado, Thatcher se propuso reducir los gastos en educación, lo que derivó en la abolición de la leche gratuita para todos los niños de entre 7 y 11 años en las escuelas. Esta última política fue bastante controvertida y criticada tanto por la prensa, como por el Partido Laborista. Toda esta situación le valdría el apodo de “Thatcher the Milk Snatcher” (Thatcher, la ladrona de leche). Sobre esta situación, Thatcher opinaría en su autobiografía que: “Aprendí una valiosa lección [de la experiencia]. Había incurrido en el máximo odio político por el mínimo de beneficio político.

En estos años, Thatcher consideraba que su posición era frustrante, no por los calificativos, sino porque no lograba ser escuchada por el Primer Ministro. Esto le desilusionaría tanto que, de hecho, en una entrevista que realizó en 1973, fue cuestionada sobre si le gustaría ver a una mujer ocupando el puesto como Primer Ministro, a lo que Thatcher respondió: “Creo que depende de quién sea la persona. No pienso que vaya a haber una mujer Primer Ministra mientras yo esté viva“. Irónico ¿no es así?

Tomando las riendas del Partido Conservador

A pesar de la polémica durante su gestión como Ministra de Educación, Thatcher logró aumentar la asistencia a las escuelas secundarias, pasando de un 32 a un 62%. En 1975 fue elegida como líder del Partido Conservador al oponerse a Edward Heath, tras una convincente y contundente retórica. De nuevo haría historia al ser la primera mujer en liderar a la oposición en la Cámara de los Comunes.

Embed from Getty Images

Como líder de la oposición comenzó a trabajar mucho más en su imagen, sobre todo en su voz que se le criticaba por ser un poco chillona y molesta.

Para 1978, el país atravesaba fuertes protestas sindicales que demandaban aumentos salariales, a esto se le sumaban huelgas, embargos petroleros, desempleo, en fin, una situación económica crítica. Como líder de la oposición, Thatcher fue contundente con los laboristas y en 1979 lograría la mayoría de los votos para convertirse en la primera mujer de la historia de Reino Unido en alcanzar el puesto como Primer Ministro.

11 años como Primera Ministra del Reino Unido

Thatcher I: declive económico, disturbios y Guerra de las Malvinas

Embed from Getty Images

Cuando asumió su primer mandato como Primera Ministra, Margaret prometió luchar contra los sindicatos y defender el libre mercado con la firme convicción de que las personas tenían el poder de conseguir su propio éxito. Sin embargo, Reino Unido entraría en una severa recesión y a pesar de que Thatcher intentó luchar contra esto, la verdad es que los primeros años la inflación se disparó, al igual que el desempleo. Como es de suponer, esto generó grandes disturbios y en algún punto Thatcher fue considerada como la Primer Ministro más impopular desde que se tenía registro.

A pesar de todo, puso énfasis en la privatización de empresas públicas, la promoción del espíritu emprendedor y la desregulación, que empezaron a dar resultados a finales de su primer mandato en 1983, pasando de un 22% de inflación a un impresionante 4,9%.

También cumplió su palabra y se mostró firme ante los sindicatos, en especial con la huelga de los mineros que duraría un año desde 1984 a 1985 (ya en el segundo mandato) y que acabaría con la rendición del líder de los huelguistas. Este episodio de la historia británica, detuvo casi toda la actividad de la industria del carbón y las pérdidas monetarias fueron estimadas en más de 1500 millones de libras esterlinas; no obstante, sería crucial para el debilitamiento del movimiento sindical de ese país que nunca más recobraría el poder que ostentó en los tiempos anteriores a Thatcher. De esta forma, el movimiento que abatió al Primer Ministro anterior se vería derrotado por la “Dama de Hierro”.

Otro episodio muy destacado de este primer mandato fue la Guerra de las Islas Malvinas (o Falkland Islands, como se les conoce en Reino Unido) ocurrida en marzo de 1982. Todo empezó cuando la Junta Militar que lideraba a Argentina decidió ocupar este territorio, pensando que la nación europea no le daría tanta importancia al hecho, dado el retiro de portaviones y recortes presupuestarios en la defensa para este lugar. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario y Thatcher le declaró la guerra a Argentina diciendo que haría lo posible por recuperar las islas y que no cedería ante agresiones extranjeras.

  • DATO: Estas islas, han sido objeto de disputa histórica (aún no resuelta) por parte de Argentina y Reino Unido desde la época de los descubrimientos americanos, y son reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como territorio no autónomo administrado por Reino Unido y reclamado por Argentina.

Muchas naciones intentaron mediar en el conflicto, entre ellas Estados Unidos, cuyo presidente para ese entonces era el gran amigo de Thatcher: Ronald Reagan. También se hicieron populares las propuestas promovidas por Perú para llegar a un acuerdo de paz, sin embargo, ninguno de estos intentos de mediación y de alto al fuego fueron fructíferos. Mientras tanto, Thatcher presidía un gabinete de guerra que le informaba a toda hora del conflicto. El 21 de mayo de 1982 la ofensiva británica desembarcó en la bahía de San Carlos para planear el ataque a Puerto Stanley.

El conflicto entre ambas naciones se extendió alrededor de tres meses y finalizó con la rendición argentina el 14 de junio. Las bajas fueron 649 para Argentina, 255 para el Reino Unido y 3 isleños. A pesar de estas lamentables pérdidas, la victoria fue el impulso que Thatcher necesitaba políticamente, ya que su carácter, compromiso y empeño fue considerado muy valioso por los británicos y le devolvió la popularidad. Esto, junto con los frutos que se empezaban a ver tras los ajustes económicos, la perfilaron como candidata favorita indiscutible de los británicos para el siguiente mandato, el cual ganaría con facilidad arrasando con los laboristas que apenas consiguieron un 27.6% de los votos.

  • DATO CURIOSO: Muchas de las bajas argentinas ocurrieron cuando Thatcher dio la orden de hundir al crucero General Belgrano. Hay investigaciones importantes que indican que esto constituyó una violación al derecho internacional, ya que el mismo aparentemente se encontraba a 36 millas fuera de la Zona de Exclusión Marítima. Investigadores, periodistas, opositores a la Primera Ministra y hasta el Congreso de la Nación Argentina consideran que ésta debió haber sido juzgada como criminal de guerra por estos hechos.

A continuación, un interesante video donde Thatcher es cuestionada al respecto:

Thatcher II: prosperidad económica, privatizaciones, atentados terroristas y acercamiento estadounidense

En su segundo mandato, Thatcher pudo ser testigo de los resultados de su políticas económicas liberales que hicieron prosperar a Reino Unido. Los británicos ahora tenían la posibilidad de comprar acciones en empresas públicas privatizadas, como British Gas o British Telecommunications, lo que consolidaba a su “capitalismo popular”. Sin embargo, el desempleo sería un gran problema y Thatcher enfrentaría la gran huelga de la que hemos hablado con anterioridad, que a pesar de haber salido victoriosa, se ganaría el resentimiento de una parte importante de la clase trabajadora.

El 12 de octubre de 1984, un día antes del cumpleaños de Margaret, ocurriría el famoso intento de asesinato a Thatcher del que apenas salió viva con su marido. Se encontraba hospedada en el Grand Hotel Brighton, ya que al día siguiente debía asistir a una conferencia con el Partido Conservador, cuando el recinto fue bombardeado por el Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA) casi a las 3 de la madrugada. A pesar de que salió ilesa del incidente, otras cinco personas murieron, dos de ellas miembros del Partido Conservador. Los ataques no doblegaron a Thatcher, quien decidió continuar con el evento donde pronunció un discurso condenando los hechos: “Este ataque ha fallado. Todos los intentos de destruir la democracia mediante el terrorismo fracasarán“, señaló en aquel entonces.

Atentado del IRA en el Gran Hotel Brighton

Grand Hotel Brighton la mañana del atentado terrorista del IRA (1984) | Foto: vía Wikimedia Commons.

En este período también se observaría la enorme afinidad que tenía Thatcher con el gobierno de los Estados Unidos, principalmente con las ideas del entonces presidente Ronald Reagan, quien también aborrecía el comunismo y era bastante liberal en el ámbito económico. El gobierno de Thatcher lo identificó como gran aliado para Reino Unido y, de hecho, permitió que se establecieran misiles nucleares en territorio británico, además de modernizar a la flota de la marina con armamento y tecnología estadounidense.

Margaret Thatcher y Ronald Reagan en 1984

Ronald Reagan y Margaret Thatcher en Camp David (Estados Unidos) | Foto: vía Wikimedia Commons.

Margaret Thatcher y Ronald Reagan caminando en Camp David 1986

Ronald Reagan y Margaret Thatcher en una caminata en Camp David (Estados Unidos) 1986 | Foto: vía Wikimedia Commons.

También fungiría como intermediaria entre Reagan y Gorbachov, el líder de la Unión Soviética, con quien también se había reunido en 1984.

  • DATO CURIOSO: Margaret Thatcher fue una de las primeras líderes de un Estado occidental en acoger positivamente a Mijaíl Gorbachov durante la Guerra Fría. Tras la reunión que ambos mantuvieron en 1984, Thatcher opinó: “me gusta el Sr. Gorbachov. Podemos hacer negocios juntos“. Y eso se debía a que veía buenas intenciones en él en cuanto a promover las libertades civiles y económicas en Rusia.

A pesar de que los laboristas consiguieron mejores resultados que las elecciones anteriores, esto no detuvo la victoria de Margaret Thatcher en 1987, que iniciaría su tercer mandato y conseguiría lo que ningún otro Primer Ministro de Reino Unido había logrado en todo el siglo XX: permanecer en el puesto durante tantos años.

Thatcher III: rechazo a la integración europea, políticas impopulares y renuncia al puesto

Margaret Thatcher en 1990

Margaret Thatcher revisando tropas de las Bermudas en 1990 | Foto: vía Wikimedia Commons.

En este período, resaltó la oposición de Thatcher con respecto a la integración europea. Para siempre sería recordado el discurso de Brujas, donde dijo: “no hemos retrocedido exitosamente las fronteras del poder del Estado en Gran Bretaña, solo para volverlas a ver impuestas a un nivel europeo, con un super-Estado europeo ejerciendo un nuevo dominio desde Bruselas“. Todo esto, a pesar de que en 1975 tanto ella, como su partido apoyaran el ingreso del Reino Unido en la Comunidad Europea (nombre que le antecedió a la Unión Europea).

La cuestión es que Thatcher insistía que el objetivo de la Comunidad Europea (CE) debía estar orientado únicamente en garantizar el libre comercio y la competitividad. Ella no quería que el enfoque de este organismo obligara al Reino Unido a ceder el poder a instituciones europeas, incrementando el control del Estado (en este caso “super-Estado”) en el país. Esto generó divisiones dentro de su mismo partido y empezarían a verse las costuras en el mismo. Más tarde, en 1990, el viceprimer ministro, Geoffrey Howe (gran amigo de Margaret y el único miembro activo original de entonces), renunciaría al gabinete de Thatcher por su política anti europea y su negativa para adoptar la moneda única europea.

En el siguiente video (subtitulado) se puede ver claramente la postura de Thatcher al respecto de la integración con la entonces Comunidad Europea, sobre todo referente a la adopción de una moneda única.

A pesar de que el desempleo había disminuido los primeros años de este tercer mandato, una nueva crisis se avecinaba para finales de 1989. En este año, la popularidad de Margaret se iría en picada tras el anuncio de la implementación del poll tax/community charge (conocido en español como impuesto de capitación o impuesto a la comunidad).

Este tributo, obligaba a todos los ciudadanos mayores de edad a pagar un mismo impuesto independientemente de su condición social, personal o de su renta. Para ponerte en contexto, esto significaba que cada uno de los miembros de una familia de 4 personas (todas mayores de edad) debían pagar el mismo impuesto que un millonario que vive sólo en su mansión, lo que por supuesto generó enormes críticas, descontentos, desobediencia civil y disturbios por parte de los británicos quienes manifestaban que el tributo era injusto por no considerar los diferentes ingresos de la población.

Marcha pacífica contra el impuesto comunitario poll tax en Reino Unido

Protesta contra el poll tax en 1990 | Foto: James Bourne vía Wikimedia Commons

Es importante señalar que esta política también fue implementada sin consultarse anteriormente con los otros miembros del Partido, lo que causó desconfianza entre los colegas de Thatcher que desde hace un buen tiempo estaban empezando a darle la espalda por el acrecentamiento de la actitud autoritaria y el inexorable carácter de la misma, con el que muchas veces ignoraba los comentarios de sus compañeros.

Todo este conjunto de factores precipitaron la caída de Margaret, la cual estaba siendo aprovechada por el Partido Laborista, que superaba por un 14% al Partido Conservador. Más tarde, Thatcher se sentiría traicionada cuando su ex secretario de Defensa, Michael Heseltine, se le opondría en la elección de liderazgo. A pesar de que Thatcher ganó la primera ronda, Heseltine consiguió suficientes votos para ir a una segunda. Durante algunos días se puso en duda si Thatcher iba a presentarse para esta vuelta y, aunque Margaret habría declarado su intención de competir, tras reunirse con varios miembros del partido decidió dimitir del cargo como Primera Ministra.

El 28 de noviembre de 1990 se le vería por última vez saliendo entre lágrimas del 10 de Downing Street. Su sucesor: John Major, del Partido Conservador.

Fue una traición con una sonrisa en su rostro“, comentaría en su autobiografía.

Vida posterior a los mandatos, enfermedad y fallecimiento

Margaret Thatcher a sus 75 años

Margaret Thatcher como ex Primera Ministra en el Edificio de la Asamblea del Vehículo (2001) | Foto: vía Wikimedia Commons.

Thatcher se mantuvo activa en la política aún después de haber renunciado como Primera Ministra. Sin embargo, en 1992 anunció su retiro de la Cámara de los Comunes a sus 66 años y en el libro titulado “El Diario de Spicer” del exsecretario de Estado conservador, Michael Spicer, éste citó a Thatcher diciendo que si pudiera volver atrás no se dedicaría a la política, esto tras la desilusión que le causó dejar el puesto como Primera Ministra en 1990 y por cómo afectó la carrera a su familia.

Margaret publicó sus memorias en dos libros: The Downing Street Years (1993) y The Path to Power (1995). Además, se le concedió el título de baronesa. También publicó el libro Statecraft: Strategies for a Changing World (2002) donde opinaba sobre las guerras de Medio Oriente y el estado de Reino Unido en la Unión Europea, en el cual razonaba que se debían renegociar los términos de membresía o salirse del bloque para unirse al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En 2003 murió su marido Denis Thatcher y desde entonces sus apariciones públicas disminuyeron severamente, también producto de haber sufrido múltiples accidentes cerebrovasculares y haber sufrido de demencia senil, de acuerdo con el libro A Swim-On Part In The Goldfish Bowl (2008) publicado por su hija Carol.

También se le vio asistiendo al funeral de su gran amigo y aliado Ronald Reagan en 2004. Para esta ocasión, Thatcher le dedicó unas palabras en un video grabado meses antes dada su delicada salud.

Margaret Thatcher llegando al funeral de Ronald Reagan

Lady Margaret Thatcher arribando al funeral del Ronald Reagan | Foto: vía Wikimedia Commons.

En el 2011, se estrenó la famosa película protagonizada por Meryl Streep titulada The Iron Lady (La Dama de Hierro), donde la misma interpreta a una Margaret Thatcher en sus últimos años de vida, luchando contra la demencia senil mientras recuerda y añora los grandes acontecimientos que sucedieron a lo largo de toda su vida, en especial mientras fue Primera Ministra de Reino Unido. Por ésta interpretación, Meryl Streep ganó un Oscar como Mejor Actriz. Al hablar sobre Thatcher, Streep ha dicho que “fue una pionera, voluntaria o involuntariamente, en el papel de la mujer en la política. Es difícil imaginar una parte de nuestra historia actual que no se haya visto afectada por las medidas que presentó en el Reino Unido a fines del siglo XX“.

Echa un vistazo al tráiler de la película:

Finalmente, Margaret Thatcher falleció el 8 de abril de 2013 a sus 87 años, luego de sufrir otro derrame cerebral. Como no podía ser de otra forma, su muerte también generó controversia ya que hubo tanto lamentos, como celebraciones.

En ciudades como Londres, Glasgow y Bristol, la gente salió a las calles llena de alegría y hasta con champán. La canción “Ding Dong The Witch Is Dead” (Ding Dong La Bruja está Muerta) de la famosa película de El Mago de Oz retumbó por las calles y hasta alcanzó los primeros puestos de venta en el Reino Unido.

A pesar de las intenciones de realizarle un funeral de Estado, se cumplió el deseo de Thatcher y simplemente fue honrada en la Catedral de San Pablo (Londres), donde se le otorgaron todos los honores militares, una despedida a la misma altura de la de la Reina Madre y la Princesa Diana. Aún en esta ceremonia, se podían escuchar abucheos y comentarios negativos de personas que resintieron sus políticas y que consideraban que en estos honores se estaba invirtiendo demasiado dinero, cuyo costo estuvo estimado en unas 10 millones de libras.

Honores militares en el funeral de Margaret Thatcher

Funeral de Margaret Thatcher en la Catedral de San Pablo (2013) | Foto: vía Wikipedia

Otros aspectos y datos curiosos de su vida

  • En 1976, los soviéticos apodarían a Thatcher como la “Dama de Hierro“, tras un discurso en donde la misma criticaba tajantemente a la Unión Soviética por su “empeño en dominar al mundo”.
  • En el 2007, Thatcher volvió a hacer historia al convertirse en el primer ex Primer Ministro vivo a quien se le honra con una estatua de bronce en las Casas del Parlamento. Esta figura, se encuentra nada más y nada menos que frente a la de Winston Churchill, quien fuera su héroe. Thatcher asistió al evento donde la estatua fue presentada y en su discurso dijo: “Hubiera preferido que sea de hierro, pero el bronce hará… que no se oxide“.
  • Cuando fue Primera Ministra se reunía todas las semanas con la reina Isabel II para comentar sobre cuestiones gubernamentales. Esta relación fue observada con lupa y la prensa llegó a asegurar que la reina y Thatcher se llevaban muy mal. Luego de sus períodos como Primera Ministra, tanto el palacio real como Thatcher trataron de desmentir estos rumores. Particularmente esta última, quien en sus memorias escribió: “Siempre encontré la actitud de la Reina hacia al trabajo de gobernar absolutamente correcta… Las historias de la lucha entre “dos mujeres poderosas” eran demasiado buenas como para ser un invento“.
  • Thatcher llegó a simpatizar con el exdictador chileno Augusto Pinochet. De hecho, en 1998 pidió su liberación y hasta lo visitó cuando España quiso juzgarlo por violación a los derechos humanos en la supuesta ayuda ilegal hacia el Reino Unido durante la Guerra de las Malvinas.
  • A pesar de que durante su último mandato Margaret contaba con una aprobación del 40% (la segunda cifra más baja para un Primer Ministro de posguerra), en 2011 fue nombrada la Primera Ministra más competente de los últimos 30 años y fue clasificada por la revista Time como una de las 25 mujeres más poderosas del siglo XX.

¿Qué podemos aprender de Margaret Thatcher?

Creemos que independientemente de las decisiones y las políticas que implementó, Margaret Thatcher ha dejado una huella profunda en la sociedad británica y ha logrado despertar pasiones de toda índole. Se ha ganado el reconocimiento mundial como quizás el político conservador con mayor relevancia después de las grandes guerras y esto se demuestra con la influencia que sus ideas han tenido tanto en el Reino Unido, como en el mundo.

Nos quedamos con su perseverancia, liderazgo, determinación y trabajo duro en un ambiente que estaba profundamente dominado por hombres. También creemos que desde su posición de poder pudo haber hecho más por su género, sin embargo, Thatcher siempre consideró que los grandes puestos se debían ganar con gran esfuerzo y arduo trabajo, indistintamente del sexo de las personas.

Thatcher demostró a muchos que tener convicción en tus ideales puede llevarte muy lejos y hasta cambiar una nación entera. Además, fue un ejemplo de cómo actuar resulta mejor que hablar o alardear, definitivamente una mujer enfocada en conseguir resultados concretos, aunque los medios sean impopulares. Todo esto logró inspirar a la siguiente generación de mujeres a ser más activas en la política y a no sucumbir ante un mundo que puede no ser tan favorable para los propósitos que puedan tener.

Frases célebres de Margaret Thatcher

  1. En cuanto se concede a la mujer la igualdad con el hombre, se vuelve superior a él“.
  2. Cualquier mujer que entienda los problemas de llevar una casa, estará más cerca de entender los problemas de llevar un país“.
  3. No me importa cuánto hablan mis ministros, siempre y cuando hagan lo que les digo“.
  4. El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero…De los demás“.
  5. Me encanta el argumento. Amo el debate. No espero que nadie sencillamente se quede sentado y esté de acuerdo conmigo; ese no es el trabajo de ellos“.
  6. No soy una política de consenso. Soy una política de fuertes convicciones“.
  7. Para aquellos que esperan con gran expectativa ese eslogan favorito de los medios de comunicación, ese cambio de sentido, sólo tengo una cosa que decir. Tú cambias de dirección si quieres. La señora no está para dar la vuelta“.
  8. Damas y caballeros, aquí estoy frente a ustedes con mi vestido de chifón rojo, mi rostro suavemente maquillado, mi cabello peinado gentilmente… ¿La Dama de Hierro del mundo occidental? ¿Una guerrera de la Guerra Fría? Bueno, sí. Si así es como quieren interpretar mi defensa de los valores de la libertad fundamentales para nuestro estilo de vida”.
  9. Yo lucho. Lucho para ganar“.
  10. El hogar es a donde vienes cuando no tienes nada más que hacer“. 1991, seis meses después de dejar el poder.
Referencias
Imagen de cabecera: Wikipedia
Con información de: Hollywood Reporter | Wikipedia | BBC | BBC Mundo | Biografías y Vidas | Britannica.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] Mujeres Poderosas e Inspiradoras

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Fabiana Russo
About

 Fabiana Russo

  (14 articles)

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.