Nestlé, mientras comías sus productos ellos se comían a la competencia | Tentulogo

Nestlé, mientras comías sus productos ellos se comían a la competencia

By Tentulogo 1 semana ago
Portada  /  Historia de las grandes Marcas  /  Nestlé, mientras comías sus productos ellos se comían a la competencia
De todas las multinacionales agroalimentarias que existen en el mundo, la más importante es Nestlé, cuyo patrimonio asciende a los casi cien mil millones de dólares.

Nestlé, generalmente, es una marca asociada con “darse un buen gusto”, por sus variopintas marcas de chocolate, el Nestea y el Nescafé, que se identifican directamente con el nombre de la corporación; pero Nestlé también se desempeña con éxito en la fabricación de productos lácteos como: leche en polvo, leche líquida pasteurizada, fórmulas para bebés, helados; también producen: comida para animales, condimentos, sopas instantáneas y muchos otros productos que tienes en tu casa y no sabes que provienen de la misma compañía, por lo que es una marca que sin notarlo siempre tenemos en nuestros hogares.

No exenta de todo tipo de controversias con respecto a la calidad de sus productos (como en general les pasa a las marcas de las grandes multinacionales), sobre todo por el uso de materias primas de “dudosa procedencia transgénica”, en sus más de 180 años de historia, ha marcado pauta en el mercado global de bienes de consumo, siendo incluso referencia no sólo en su natal Suiza, sino también en muchos países, sobre todo de España y Latinoamérica, donde su presencia es incluso vista con cierto fulgor sentimental.

Historia de la marca Nestlé

Fue fundada por Heinrich Nestlé (cambiado luego a Henri Nestlé), un químico y empresario alemán que se radicó en Vevey (Suiza) a los 21 años de edad (1835).

Foto: Retrato de Henri Nestlé de 1800.

Foto: Certificado de acciones de Nestlé de principios del siglo XIX.

En 1867, después de una vida como boticario, desarrolló por primera vez un compuesto de leche y harina de trigo (leche en polvo), sin ácidos ni almidones, que supuso una revolución en su momento para combatir la mortalidad infantil. Comenzó a comercializarla bajo el sello de “Nestlé”, su propio apellido, cuyo primer logo fue el escudo de su familia.

La marca tuvo tanto éxito que en un año la producción de latas de fórmula láctea para bebés alcanzó las 360 mil unidades. En 1868, la Société Farine Lactée Henri Nestlé (primer nombre de la compañía) abrió su primera oficina en Londres para exportar el producto a Australia y Sudamérica, y en 1874 vendió la compañía al suizo Jules Monnerat, quien se encargó de explotar al máximo la marca, por un millón de francos.

Consolidación de la marca

Bajo una nueva directiva, comenzaron a agregarse nuevos productos en la oferta de Nestlé, el primero fue la “leche condensada”, seguido por su famoso “chocolate de leche”, un invento que le tomó siete años perfeccionar al chocolatero Daniel Peter. El mundo recibiría el primer chocolate de leche Nestlé en 1904, después de que François-Louis Cailler, Charles Amédée Kohler, Daniel Peter y Henri Nestlé crearan el producto “perfecto”, con el cual lograron calar en casi todos los públicos y la marca se convirtió en una de las favoritas en países como: Suiza, Reino Unido, Alemania y España.

Fusiones y cambios en el nombre

Lo que muchos no saben es que a lo largo de su historia Nestlé se ha fusionado con varias compañías y se ha apoderado de muchas otras. En su historia hay dos fusiones en época completamente distinas que fueron transcendentales  para su éxito.

En 1905 se fusionó con la  principal competencia del mercado lácteo, la Anglo-Swiss Condensed Milk Company, para convertirse en la Nestlé & Anglo-Swiss Condensed Milk Company. Más tarde, en 1947, se fusionó con la Fabrique de Produits Maggi SA, una marca especializa en sopas y alimentos instantáneos, por lo que la compañía pasó a llamarse: Festlé Alimentana SA .

El nombre definitivo de la compañía (simplemente, “Nestlé”) sería asignado en 1977.

Foto: Sede principal de Nestlé en Suiza | vía Wikipedia.

Éxito en tiempos difíciles

Al contrario de muchas empresas, Nestlé duplicó su producción y éxito durante la Primera Guerra Mundial ya que se creó una demanda de alimentos lácteos en estado no líquido por parte de los entes gubernamentales europeos.

Inesperadamente para los directivos, una vez terminada la guerra, Nestlé comenzó a registrar sus primeras pérdidas debido a los consecuencias económicas de la misma y su falta de preparación ante una crisis económica. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial parecía también llegar el fin de la compañía, ya que tuvo una baja de 20 millones dólares a escasos 6 millones dolares en un año.

La salvación de la compañía estaría en el sur continente americano, exactamente en Brasil donde fundaron su primera planta y rápidamente comenzaron a expandirse a varios países del continente. Irónicamente la Guerra que había amenzado con acabarlos, nuevamente se convirtió en su fuente de éxito, esta vez con un producto diferente: Nescafé, un polvo soluble que le tomó ochos años a Louis Dapple perfeccionar. Una vez más las ventas de la compañía durante época de guerra incrementaron de forma abrumadora y tuvieron una segunda oportunidad para aprender de sus errores.

Cambio de estrategias

Una vez terminada la guerra el público comenzó a optar por productos frescos, en lugar de leche y café en polvo, pero esta vez Nestlé supo responder, expandiéndose a la producción de nuevos productos y priorizando la producción de su famoso chocolate en todas sus variaciones.

Las buenas decisiones de los directivos se mantuvieron a través de los años y en 1980, muchos años después de la guerra, Nestlé comenzó a desligarse de negocios que no le generaban utilidades y se despegaron de varias polémicas, como la explotación infantil países del tercer mundo, que generaban rechazo por una parte de la población.

Así como se deshizo de varios negocios, agregó muchos otros a su lista, dando como resultado productos mundialmente conocidos como: Kit-Kat, Smarties, Aero, Friskies, Coffee-Mate y la leche evaporada Carnation.

Para 1990, Nestlé logró un grado de estabilidad y poderio tan alto que se convirtió en una de las marcas más globalizadas del mundo y la gente ni siquiera lo había notado. Nestlé está presente en todos los continentes y se ha adaptado a todos los mercados obteniendo un monopolio transnacional de alimentos y otros productos de uso personal. Actualmente la posesión de Nestlé sobre distintas marcas es simplemente abrumante:

Marcas principales de Nestlé

El logo de Nestlé

A lo largo de su historia, el logo de Nestlé ha sufrido varios cambios:

  • 1866: El apellido “Nestlé” significa “pequeño nido”. El escudo de la familia “Nestlé”, que fue el primer logo de la multinacional, estaba conformado por un escudo rayado con un casco de caballero adornado con plumas en la parte superior y en el centro un grabado de un nido de pájaros.

  • 1868: Su fundador transformaría el logo inicial a lo que, en esencia, significaba su apellido, un nido de pájaros. Eliminó el escudo y creó una imagen nueva, con aspecto de dibujo a grafito de un nido de ramas con tres pajarillos bebés en él y su madre dándoles de comer; todos sobre la gruesa rama de un árbol.

  • 1938: En esta ocasión, se mantuvo el diseño original del nido de 1968 y se le colocó el nombre “Nestlé” superpuesto en una tipografía con serifas (sus letras todas en altas).

  • 1966: El diseño en general fue simplificado, muchos de sus trazos fueron borrados y a la palabra “Nestlé” se le cambió la tipografía a una más simple, aunque también con serifas.

  • 1988: Si bien el logo conservaba la esencia del nido, ahora había sido mucho más simplificado. En lugar de tres pajarillos dentro del nido, se colocaron dos, y ya la madre no cargaba con comida en su pico. Sin embargo, el cambio sustancial se dio en que ya la palabra “Nestlé” no estaba superpuesta al dibujo, sino que se usaría en la parte inferior, con una nueva tipografía, cuya letra “N” tendría una línea horizontal que partiría desde su parte superior hasta causar la ilusión de meterse tras la “t” y la “l” en bajas y convertirse en el acento ortográfico de la “e”, también en bajas. Ésta es la tipografía del logo de Nestlé que aún hoy persiste.

  • 1995: A partir de aquí, la imagen del nido se simplificó a su máxima expresión, aunque la palabra “Nestlé” quedó exactamente igual a la de 1988. Desde ahora, estas letras representan más a la empresa que la misma imagen del nido, la cual ya no se usa tan regularmente como antes.

Productos de Nestlé

A continuación, nos hemos dado la tarea de agregar parte de los productos fabricados y comercializados por Nestlé:

Mercadeo y negocios

El éxito de Nestlé se ha basado en la paulatina adquisición de marcas y la confección de inventos novedosos a los largo de los años, como por ejemplo la leche condensada en 1905, el chocolate con leche, el Nescafé en 1938, los condimentos y sopas instantáneas Maggi en 1947, Findus (comida congelada) en 1962, Vittel (agua mineral embotellada) en 1969, etc.

Foto: vía Pixabay.

Foto: vía Pixabay.

Foto: vía Pixabay.

 

 

Nestlé ha absorbido la rentabilidad de las empresas que ha adquirido y centralizado en sí variopintos modelos de negocio y marketing.

Dicha expansión comercial ha ido más allá incluso de los productos alimenticios, de modo que Nestlé ha adquirido acciones de muchas grandes empresas farmacéuticas y cosméticos, como L’Oréal, colocando así su sello en marcas con trayectorias y fórmulas propias para mercadearse en todos los campos posibles. Básicamente, Nestlé ha absorbido la rentabilidad de las empresas que ha adquirido y centralizado en sí variopintos modelos de negocio y marketing.

Foto: vía Flickr.

Muchas de sus marcas hacen marketing ATL (above the line) tradicional, en revistas y medios masivos convencionales, como también hacen BTL (below the line), e incluso han experimentado con nuevas formas de mercadeo guerrilla como es el caso de Kit-Kat.

Ejemplo de ambient marketing

Los mercadistas de Nestlé han sido muy audaces a la hora de hacer que algunas de sus marcas calen en el corazón de los habitantes de los países adonde éstas se asientan. Y sus estrategias han sido tan efectivas que en países como España y Venezuela, la influencia de Nestlé es tan fuerte que incluso muchos piensan que la empresa es nacional.

Podríamos decir que la formula del éxito de Nestlé se encuentra en varias cosas: aprender de sus errores, sacar provecho a situaciones difíciles, tomar buenas decisiones, alejarse de cualquier cosa que pueda ser negativa para la marca, ganarse el corazón y patriotismo de diferentes países usando materia prima de sus tierras o adaptándose a su gente, innovar y tener buen ojo para descubrir y obtener productos con potencial. Todas estas habilidades obtenidas a través de más de 180 años de estar presentes en el mercado alimenticio y en los hogares de millones de personas.

Referencias:
Con información de: Vending Pons | Hirmarisla | Wikipedia | Nestlé.
Category:
  Historia de las grandes Marcas

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 000
Acerca de

 Tentulogo

  (27 Artículos)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación