[Biografía] Marcus Lemonis, el socio que todos quisiéramos tener | Tentulogo

[Biografía] Marcus Lemonis, el socio que todos quisiéramos tener

By Tentulogo 2 meses ago
Home  /  [Colección] Grandes Magnates de la Historia  /  [Biografía] Marcus Lemonis, el socio que todos quisiéramos tener
Últimamente se han puesto muy de moda los programas dedicados al emprendimiento, pues muestran el lado más humano de un mundo que en ocasiones pudiera resultar más lejano. Uno de esos programas es “The Profit” (El Socio), con Marcus Lemonis.

The Profit (programa producido por la CNBC y que también emiten en The History Channel), es más que un show, Marcus Lemonis representa esa “ganancia” (traducción literal de la palabra “profit”) que obtiene esa empresa con potencial que está a punto de morir por culpa de las malas gestiones de sus dueños. “El Socio” que todos quisiéramos tener.

Marcus ha impactado los corazones de muchos emprendedores no sólo por su luminaria y pericia para hacer dinero, sino porque ha tenido una vida ejemplarizante en todo sentido, desde las turbulentas circunstancias de su nacimiento, hasta las circunstancias complicadas por las que ha tenido que pasar para hacer reflotar a empresas que prácticamente han caído en el desahucio.

Pero quizás ni siquiera te imaginas de donde viene el dinero que este hombre ha invertido en esos negocios, y de hecho es algo bastante curioso. ¿Te gustaría saberlo? Lee un poco más abajo:

Un irregular inicio de vida

Marcus Lemonis en los brazos de su madre adoptiva

Foto: Marcus de pequeño en los brazos de su madre adoptiva | vía Chicago Business.

Marcus Lemonis nació en la ciudad de Beirut (Líbano) durante el caos de la guerra civil y las invasiones extranjeras, el 16 de noviembre de 1973, un inicio de vida bastante particular. Pero lo más trágico de esta historia es que sus padres lo abandonaron y fue adoptado, a los nueves meses de edad, por una pareja griego-americana conformada por Leo y Sophia Lemonis, quienes eran residentes de la ciudad de Miami, Florida.

Desde muy joven mostró buenas aptitudes para los negocios. A los 12 años tuvo su primer emprendimiento que, podría decirse, fue algo bastante formal: una empresa de golosinas; el dinero para fundarla lo juntó ofreciéndose para cortar el césped de sus vecinos después de las horas de escuela.

Pero ya un poco más grande, y antes de decantarse de lleno por los negocios, a Marcus le interesó el mundo de la política. Obtuvo una licenciatura en ciencias políticas y una especialización en criminología de la Universidad Marquette, en el año 1995. Se postuló por el partido demócrata para un escaño en la Cámara de Representantes de Florida poco después de su graduación, pero no tuvo éxito. Se dio cuenta de que la política es una carrera muy complicada si no se es millonario (al menos en los Estados Unidos) o si no estás dispuesto a corromperte.

Marcus Lemonis junto a su madre adoptiva

Foto: Marcus de joven junto a su madre adoptiva | vía Chicksinfo.

El negocio de los RV (Vehículos recreacionales)

De esta forma, Marcus reorientó su carrera en la industria automotriz. Fue expuesto a esta industria desde muy pequeño porque su abuelo materno, Anthony Abraham, era dueño de dos enormes concesionarios de Chevrolet en los Estados Unidos. Marcus trabajó para uno de esos concesionarios, el que estaba ubicado en el sur de la Florida, el cual fue adquirido por la empresa AutoNation (una gran franquicia americana de concesionarios) en 1997. Y en lugar de ser sustituido, a Marcus se le permitió seguir trabajando allí a pesar del cambio de propiedad; de hecho, llegó a ocupar puestos importantes en los departamentos de ventas y gestión.
Camping World

Un amigo de la familia, Lee Laccoca (quien ocupó en algún momento el cargo de CEO en la empresa Chrysler), le aconsejó que invirtiera en el negocio de los RV (vehículos recreacionales), el cual estaba empezando a ser muy rentable en ese momento en los Estados Unidos.

Lee ayudó a Marcus, siendo su padrino financiero, para que comenzara una empresa de concesionarios de RV a la que llamaron FreedomRoads.

  • DATO: probablemente el término RV o “vehículo recreacional” no sea muy familiar para los usuarios de nuestro blog que no vivan en los Estados Unidos, pues este tipo de vehículos no son tan comunes en otras partes del mundo. Se trata de las famosas “casas rodantes” o “tráilers”. Al ser Estados Unidos un país tan grande, las personas que deciden recorrerlo por carretera suelen utilizar los RV; sin embargo, hay quienes también los utilizan para vivir y evadir los altos impuestos que alguien paga cuando vive arrendado o cuando ha adquirido una propiedad habitacional.

En 2006, Marcus adquirió una importante participación en una gran compañía del negocio de los RV llamada Camping World, y como ésta era más grande que FreedomRoads, le permitió a esta última desaparecer en una fusión que lo dejó como accionista mayoritario de todo el conglomerado.

En 2011 sucedió algo similar con otra compañía, Good Sam Enterprises, lo que dejó a Camping World como la más grande del sector en cuanto a valor de mercado se refiere; este aumento de valor se vio repotenciado, además, por su Oferta Pública Inicial que se llevó a cabo en 2016 y que la dejó con un revenue de alrededor de los 2.000 millones de dólares (hoy vale más de 3.500 millones). La cotización de las acciones comenzó por 22 dólares la unidad y para mayo de 2017 ya iba por 33, todo un contexto de capitalización tan favorable que le ha procurado una fortuna personal a Marcus, que ronda el billón y medio de dólares.

Concesionario de Camping World en Belleville, Michigan

Foto: Concesionario de Camping World en Belleville (Michigan) | vía Wikipedia.

Esta capitalización le permitió a Camping World tener el suficiente dinero en efectivo como para hacer varias movidas en pro de diversificar su negocio: en abril de 2017 anunció la adquisición de los activos de una compañía llamada Gander Mountain, minorista de artículos para acampar, pescar y cazar; el acuerdo, cuyo monto se desconoce, incluía además la propiedad intelectual de las marcas registradas, el control total de su dominio en internet, GanderMountain.com, y la pertenencia absoluta del minorista de estilo de vida, deportes náuticos y canotaje, Overton’s. Asimismo, en julio de ese mismo año, anunció la adquisición de The House Boardshop, un minorista en línea especializado en bicicletas, tablas de windsurf, patinetas, tablas de wakeboard, tablas de snowboard y equipos para actividades al aire libre.

  • DATO: algunos consideran que el valor de Camping World es algo ficticio o producto de una base muy poco sólida como lo es la fama de Marcus Lemonis, y esto forma parte de una misma crítica que se le hace en general a los programas de televisión de emprendimiento como The Profit o Shark Tank, pues pareciera que crean un furor en torno a ciertos negocios o ciertas personas que a la larga no resultan ser lo verdaderamente rentables que prometían ser. Sin embargo, no podemos afirmar que la fama no sea un valor durable o que, en el caso concreto de Camping World, sea lo que realmente le esté dando perspectivas de futuro a esa empresa. El valor es algo subjetivo y quienes invierten tienen que estar conscientes de ese importante detalle.

NASCAR: haciendo más divertido el negocio de los tráilers

Marcus también ha hecho negocios en el ámbito de las carreras de autos. Como cabeza principal de la empresa Camping World, promovió una asociación con la NASCAR por primera vez en 2004 para patrocinar al conductor John Andretti, y asimismo continuó con estos patrocinios para la Serie Este de Bush Beer, en la temporada 2008-2009 de las carreras de la asociación. Es así como Camping World creó un estrecho vínculo con NASCAR que le ha supuesto cuantiosos beneficios por concepto de publicidad; de hecho, se ha convertido en el tercer patrocinador más importante de las carreras y lo seguirá siendo por lo menos hasta el año 2022.

The Profit (El Socio)

Paradójicamente, la actividad más rentable de Marcus (su negocio de tráilers) no es aquella por la cual se ha dado a conocer en todo el mundo. Lo que lo ha hecho famoso es su actividad de emprendedor en serie o, como también se le llama, “inversor ángel”. Un inversor ángel es un tipo de inversor de riesgo que, además de poner capital en una empresa start up (o emergente), aporta otros capitales más subjetivos como el conocimiento y los contactos; en tal sentido, Marcus ha ayudado a diversas empresas con problemas, poniendo capital y conocimientos sobre gestión corporativa a cambio de una equidad.

Ha tenido muchos casos de éxito en la materia; un ejemplo emblemático es el de la pastelería Rose’s Bakery & Wheat Free Café, que estuvo a punto de cerrar sus puertas en la víspera de navidad del año 2012 cuando Marcus intervino con una inversión de 200.000 dólares que le permitió mantenerse a flote. Proporcionó el cheque inicial para convertirse en el dueño mayoritario del negocio con el compromiso, además, de una inversión de 150.000 dólares adicionales sostenida en los siguientes 18 meses. No solo salvó al establecimiento, sino que en marzo de 2014 abrió una segunda ubicación en Highland Park (Illinois), convirtiendo a la marca en una franquicia con un gran potencial.

De esta manera, Marcus ha agregado a su holding (Marcus Lemonis Enterprises LLC) este y otros muchos negocios como: Amazing Grapes, Betty Lou’s, Crumbs Bake Shop, Dapper Classics, E-Net IT Group, Key West Key Lime Pie Co., Little Miss Baker, Tonnie’s Minis, Mr. Green Tea, ProFit Protein Bars, Sweet Pete’s, entre otros.

El modo de cómo analizar, negociar y ejecutar sus estrategias y decisiones en todos estos negocios le ha llevado a la fama con su programa de elevado rating en EEUU de la cadena CNBC llamado “The Profit” (en español fue traducido como “El Socio”, aunque no es una traducción exacta, ya que, como te comentamos anteriormente, “profit” significa “ganancia”).

Embed from Getty Images

En 2013, Marcus se convirtió en la estrella de este reality show, en el cual se le presenta en la búsqueda de pequeñas empresas prometedoras pero con problemas de gestión que las mantienen al borde de la quiebra. En el programa, Marcus invierte su propio dinero, además de su tiempo y conocimientos, a cambio de una participación parcial en estas empresas para volverlas más rentables.

Se calcula que para la tercera temporada, él había invertido unos 35 millones de dólares en empresas incluidas en el programa, aunque para la quinta, esa cifra se había duplicado a 70 millones; este gasto ha sido acometido sin contraprestación económica inmediata representativa, pues Marcus, que se sepa, no ha devengado dinero de la producción (que no es lo mismo que haber ganado dinero de sus inversiones) más allá de que, por motivos formales, tenga un salario.

Embed from Getty Images

En referencia al programa, el propio Marcus comentó: “Siento que el propósito es hacer negocios y no hacerlos, tratar a las personas y no tratarlas, y ver qué errores han cometido para ayudar al espectador a que no los cometa. Realmente considero que más o menos los primeros veinticuatro episodios son un currículo de lo que hay que hacer y no hacer y de lo bueno y malo de las empresas pequeñas”.

The Partner

En 2017, Marcus empezó a realizar otro programa, un spin-off de “The Profit”, llamado “The Partner” (éste sí podría traducirse literalmente como “El Socio”, pero su traducción oficial es “El Sucesor”), del cual también es productor ejecutivo. En este show, él busca una persona que le pueda servir como gerente comercial para uno de sus negocios; en ese sentido, es un programa muy parecido en concepto a The Apprentice.

  • DATO: la carrera televisiva de Marcus no comenzó con “The Profit”. Apareció en dos episodios de Celebrity Apprentice, el reality show de la cadena NBC conducido por Donald Trump, presentando desafíos relacionados con la comercialización. Su primera participación en este programa fue en la onceava temporada, en el año 2011, donde le dio a cada equipo dos Camping World RVs y los retó a organizar “una experiencia del cliente” en el centro de Manhattan. Su segunda participación fue en la temporada siguiente, en 2012, cuando desafió a los concursantes a producir un jingle publicitario de 90 segundos para el programa Good Sam’s Roadside Assistance. Otra aparición televisiva la hizo ese mismo año, en un episodio del programa Secret Millionaire, transmitido por la cadena ABC, donde regresaba a la ciudad donde creció (Miami) para ayudar a organizaciones benéficas locales.

Experiencias y enseñanzas del programa The Profit

En una entrevista para Forbes, realizada por Dan Schawbel en octubre de 2014, Marcus reveló datos interesantes sobre lo que ha significado su participación en “The Profit” y las enseñanzas que esto ha conllevado. A continuación, una exposición por tema de sus declaraciones:

Sobre las típicas formas de indagación:

  • Siempre hace preguntas detalladas, y ha revelado que, particularmente, estas preguntas se hacen en los primeros dos días de filmación, cuando el participante está un poco más nervioso y un poco menos abierto. Marcus ha dicho “si no busco la respuesta, es posible que obtenga la mitad de lo que busco”, lo que finalmente conduciría a un malentendido en algún momento en el futuro. El detalle es sumamente importante.
  • Usualmente puedes descubrir de dónde vienen los errores de las personas si les preguntas sobre la génesis de su proceso de pensamiento: “¿Por qué lo hiciste de esta manera?” En lugar de decirles que lo hicieron de la manera equivocada. Comprender su proceso de pensamiento en última instancia, ayudará a la persona a ser capaz de comunicarse mejor. Luego, enseñándoles que su proceso de pensamiento podría haber sido diferente, el trato se siente más constructivo que destructivo. Comprender por qué la gente hace las cosas de cierta manera es la pregunta más importante.

Sobre el hecho de lidiar con la familia y los amigos (la mayoría de las empresas pequeñas que aparecen en el programa son negocios familiares):

  • Realmente, en los negocios, no debería tomarse en cuenta la familiaridad o la amistad. En los negocios no hay amigos ni familia, sólo socios, y cada uno aporta lo que es perentorio que aporte. Si hay un miembro de la familia que no contribuye al negocio, éste debería ser manejado de la misma manera como se haría con un empleado improductivo, aunque siempre dejando claro que un cambio de turno o un despido no habrían de suponer necesariamente una destrucción de los lazos familiares o de amistad.
  • Los cambios de paradigma en estos contextos pequeños suelen ser un problema para algunos, y Marcus lo ha expresado de la siguiente forma: “No sé si las personas se interponen conscientemente ante su propio éxito pero, para ser justos, las personas tienen mucho orgullo y recurren a lo que saben que es seguro y correcto. Cualquiera, incluyéndome a mí, lucha contra el cambio (…) En algunos casos, me gusta cómo luchan porque muestra que tienen un gran interés y pasión por lo que están haciendo”.

Sobre saber que te has equivocado:

  • Marcus dijo que lamentaba “la inversión en la empresa Pro fit, porque no sabía que estaba tratando con personas que estaban más preocupadas por la exposición que por arreglar su negocio (…) Pude hacer que volvieran a centrarse en su negocio, pero durante los últimos seis meses [refiriéndose al segundo semestre del año 2014] he pasado mucho tiempo discutiendo sobre por qué no estaban dedicando tiempo a sus negocios. De todos los tratos que he hecho, ese es el que más lamento”. En este contexto, la enseñanza radica en que las empresas no son lo que vemos a primera vista. Es importante mantener el foco siempre que se pueda, pues algo inesperado puede estar sucediendo sin que nos percatemos de ello.

Embed from Getty Images

La regla de las 3 P’s

Si sigues su programa sabrás que la filosofía de negocios de Marcus Lemonis se base en la regla de las 3 P’s, en donde hay que prestar especial atención a las Personas, el Producto y el Proceso. En realidad eso abarca todo, pero simplificándolo de ese modo nos permite ser más conscientes y prestar atención punto por punto.

Personas. Aquí se refiere a todo lo concerniente al factor humano dentro de la empresa y en donde suele estar la mayoría de los problemas. Sus fundadores / socios en conjunto con sus empleados son parte fundamental en el éxito o fracaso de un negocio. De hecho muchos capítulos de El Socio tienen partes en donde Marcus ejerce más como psicólogo que como empresario, realizando terapias de grupo que ayudan a sacar las emociones fuera, lidiar con la frustración, el miedo, culpabilidades o reproches y poner las mentes en su lugar, ya que al fin y al cabo todo se reduce a eso, a la mente. Lograr tener tanto a socios como empleados motivados, orientados y enfocados en sus funciones.

Producto. En esta “simple” palabra en realidad se esconde mucho y tiene que ver con lo que realmente estamos tratando de vender. Se da por hecho que si Marcus está yendo a salvar un negocio es porque de algún modo considera que dicho producto tiene un buen mercado y que además en muchos casos se interrelacionan con otros negocios que él ya tiene. Ahora bien, cada producto (o servicio) debe tener sus características que lo hagan único, debe ser deseable. En ese sentido, relativo al Producto analiza muchos aspectos, como el diseño, el marketing, la estrategia, el público objetivo, el modo de mostrarlo, de venderlo, fundamental para lograr conectar y vender más.

Proceso. Y el tercer pilar fundamental es todo lo concerniente al proceso, en cómo dicho producto o servicio se ejecuta. En ocasiones es el lugar o la maquinaria lo que hay que revisar. Siendo Lemonis un as de las matemáticas y las finanzas, siempre analiza al detalle los aspectos en los que el proceso se podría mejorar a través de una inversión para con ello obtener rentabilidad pasado cierto tiempo. Por ejemplo, si una maquina que te cuesta 50.000 USD te permite producir 10 veces más rápido y de un modo más eficiente, con eso calcula cuánto más se podrá vender al finalizar el año y por lo general, dichas ganancias superan la inversión realiza. Del mismo modo en otras ocasiones la solución más recurrente es crear alianzas con empresas más grandes para tercerizar y que lo fabriquen en mayor escala fábricas sumamente especializadas que permitan quitarse un problema de encima y lograr una producción mucho mayor a un costo mejor.

La empatía como elemento clave en los negocios

Si en algo destaca Marcus por encima incluso de sus habilidades financieras, es en su tremenda empatía y capacidad para relacionarse con los demás. Rápidamente es capaz de ver en lo profundo de las personas, ir mucho más allá de lo superficial y tender la mano incluso a aquellos que le mienten o tratan de un modo agresivo. Sabe que tras esas reacciones se esconden otras cosas y siempre trata de ir al origen para resolverlo. Se podría decir que a priori él confía plenamente en las personas, cree en ellas más incluso de lo que esas personas creen en si mismas, logrando liderarlas y sacar lo mejor de ellas.

Esa sensibilidad y empatía lógicamente le sirve no solo para ser un excepcional líder y coach personal, sino también para entender los mercados, tener la visión de qué cosas gustarán y qué cosas no, para crear productos y estrategias de marketing exitosas, ya que no solo se basa en sus gustos y creencias, sino que es muy dado a conversar con todo el mundo, desde los socios, empleados, amigos, familiares, clientes incluso competencia, en búsqueda de respuestas, ideas y alianzas. Todo un ejemplo a seguir.

El filántropo

Como toda persona con dinero que no se ha desentendido de las realidades sociales que lo rodean, Marcus Lemonis tiene esfuerzos filantrópicos. Ha dado dinero a diferentes organizaciones científicas, artísticas y de muchas otras índoles, entre ellas: el Joffrey Ballet, el Hospital de Investigación Infantil St. Jude, el Festival Ravinia, el Lincoln Park Zoo, el Salón de la Fama RV/MH, el Zacharias Sexual Abuse Center, y durante su período en Secret Millionaire, contribuyó con la National Voices for Equality, Education and Enlightenment, el New Journey’s Transitional Home y con Neat Stuff.

Embed from Getty Images

Bajo su dirección, Camping World y Good Sam lanzaron el “Project Good Samaritan” (Proyecto del Buen Samaritano) como parte de sus objetivos para el año 2013 de fomentar la responsabilidad corporativa. Dicho proyecto ha requerido un equipo de casi 7.000 empleados y 32 horas de voluntariado por año (ocho por trimestre) a diversas causas significativas para la sociedad.

Frases célebres de Marcus Lemonis

  1. “Si inviertes en buen personal, un buen producto y un buen proceso seguramente vas a hacer dinero”.
  2. “Olvídate de la felicidad del cliente si los empleados no están contentos”.
  3. “Las empresas no son sólo números, también están relacionadas con la naturaleza de las personas”.
  4. “La definición de empresario es trabajar duro y ser arriesgado”.
  5. “El cambio es difícil, pero si te aferras a la gente equivocada es mucho más difícil”.
  6. “La eficiencia significa excedente, el excedente significa ganancias”.
  7. “Cuando haces una sociedad con alguien, estás haciendo un compromiso financiero, emocional y moral”.
  8. «Un propietario no va a entender un negocio completamente a menos que se “ensucie” trabajando desde el peldaño más bajo de la empresa hasta el más alto».
  9. “Si no amas lo que haces, entonces, no deberías hacerlo”.
  10. “No hay tiempo para el drama en los negocios”.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] Grandes Magnates de la Historia

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
About

 Tentulogo

  (79 articles)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.