Disney, la compañía que cambió el significado de infancia para siempre

Disney, la compañía que cambió el significado de infancia para siempre

By Tentulogo 1 mes ago
Portada  /  Historia de las grandes Marcas  /  Disney, la compañía que cambió el significado de infancia para siempre
Disney es una de esas compañías que siempre estuvieron destinadas a cambiar el curso de la humanidad y la historia, desde sus comienzos la productora marcó hitos históricos. Hoy, conoceremos todo sobre este grande de los negocios y el entretenimiento.

Historia

Antecedentes de la grandeza

Antes de que Walt Disney y Ub Iwerks, fundaran la reconocida compañía del ratón, enfrentaron una serie de fracasos que hubieran desanimado a cualquiera.

Walt Disney junto a Ub Iwerks | vía krazymind

En enero de 1920, Disney e Iwerks traerían al mundo una compañía bajo el nombre de Iwerks-Disney Commercial Artists, que lamentablemente murió en tiempo récord debido a la falta de clientes. Luego de pasar un par de años adquiriendo experiencia en el mundo de la animación en Kansas City Film Ad, Disney se sintió lo suficientemente preparado para intentarlo nuevamente. En 1922 fundó Laugh-O-Gram Films, Inc, compañía dedicada enteramente a la animación de cuentos de hadas y relatos para niños, en dicha compañía también trabajó Iwerks. A pesar de que sus cortos alcanzaron una fama moderada en Kansas City, la compañía tuvo que ser declarada en bancarrota en junio de 1923, ya que los gastos de producción excedían los ingresos.

Animación de Walt Disney bajo el sello Laugh-O-Gram Films, Inc.

Con sus sueños rotos y buscando un nuevo camino en el cine de acción real, Walt se dirigió a Hollywood, pero su destino lo encontraría nuevamente, esta vez en el garaje de su tío desde el cual envió Alice’s Wonderland (su último cortometraje donde combinaba animación y realidad) a la productora Margaret Wrinkler quien se interesó tanto por la técnica utilizada en el corto que contrató a Disney para que produjera más películas de este estilo.

Fotograma de Alice’s Wonderland

Con su entusiasmo renovado, Walt fue a visitar a su hermano Roy y proponerle que corriera con los gastos económicos de la nueva compañía, su hermano aceptó. Rápidamente la protagonista de Alice’s Wonderland, Virginia Davis y Ub Iwerks se trasladaron a Hollywood para dar comienzo a Disney Brothers’ Studio, el 16 de octubre de 1923, inmediatamente pusieron manos a la obra y comenzaron con la producción de la exitosa serie de cortos animados Alice Comedies.

Los hermanos Disney e Iwerks frente a la sede de Disney Brothers’ Studio | vía latimes.com

Los primeros pasos firmes de la compañía

La serie animada mantuvo ocupado al estudio desde 1923 hasta 1927, liberando el primer episodio, de cuarenta y uno, el 1 de marzo de 1924 bajo el nombre de Alice’s Day at Sea. Finalmente, la pareja de animadores estaban viviendo de su sueño.

Anuncio de Alice Comedies | Disney Wiki

Wal Disney | vía Wikipedia

Durante la producción de la serie, exactamente en 1925, tras mucha insistencia por parte de Walt, la compañía es renombrada como Walt Disney Studio.

Una vez fue estrenado el último episodio de Alice Comedies, el 22 de agosto de 1927, la fórmula estaba agotada y recurrieron a un nuevo personaje Oswald the Lucky Rabbit, sin embargo, perdieron el contrato del personaje en 1928 en manos de Universal. Pero, este personaje serviría como inspiración para su más grande personaje y primer éxito abrumador: Mickey Mouse.

Oswald the Lucky Rabbit | vía Alchetron

La aparición de Mickey Mouse

La visión de Iwerks fue esencial para el desarrollo de Mickey Mouse | vía Wikipedia

La historia de la compañía cambiaría para siempre con la aparición de este ratón, creación de Iwerks y Disney. La primera aparición de Mickey Mouse, así como de Minnie, ocurrió el 15 de mayo de 1928 en Mickey Mouse: Plane Crazy. Poco tiempo después, el 18 de noviembre de ese mismo año, lanzan el tercer cortometraje de Mickey Mouse, Steamboat Willie, que marcaría un antes y después por dos razones: fue el primer cortometraje animado sonoro y fue oficialmente la primera cinta distribuida por Walt Disney Studio.

Fotograma de Steamboat Willie (1928)

En paralelo a la creación de Mickey, la compañía en 1929 comienza con la producción de una nueva serie, conocida como Silly Symphonies que fue estrenada con el popular episodio La danza del esqueleto.

Silly Symphony: The Skeleton Dance (1929)

La compañía finaliza la década con el rebautizo de la compañía bajo el nombre de Walt Disney Productions, Ltd., y se crean otras tres compañías asociadas: Walt Disney Enterprises, Disney Film Recording Company, y Liled Realty and Investment Company.

Los treinta: década de consolidación…

Para los treinta, Disney ya era una compañía de animación con unas bases bien establecidas y los personajes icónicos que formarían parte del mundo de Mickey Mouse, comenzaron a aparecer uno tras otro: Pluto en 1930, Goofy en 1932 y el Pato Donald en 1934.

Fotograma de La Gallinita Sabia (1934)

El 30 de julio de 1932, con el estreno del episodio Flowers and Trees de la serie Silly Symphonies, la compañía marcaría otro hito histórico, nada más y nada menos que la primera película de animación en Technicolor.

Otros cortometrajes que destacaron durante la década fueron: Los tres cerditos, El flautista de Hamelín, La liebre y la tortuga, Caperucita roja, La cigarra y la hormiga, El toque de oro, El sastrecillo valiente y El patito feo, haciéndose acreedores de varios Oscars con algunos de ellos.

Parecía que la década no podía ser mejor para la compañía, hasta que el 21 de diciembre de 1937, estrena su primer largometraje Blanca Nieves y los siete enanitos, que estuvo en proceso de producción desde 1930. La película rápidamente se convirtió en un éxito rotundo, siendo el primero de todos los venideros con la misma fórmula: cuentos de hadas llevados a la gran pantalla como largometrajes.

Póster original de Blanca Nieves y los siete enanitos.

El 29 de septiembre de 1939 las empresas de Walt Disney Enterprises: Disney Film Recording Company, Liled Realty Investment Company se fusionan en Walt Disney Productions.

Los cuarenta: símbolo de resistencia nacional

Comenzando la cuarta década del siglo XX, Disney estrena su segundo largometraje: Pinocho (1940), que, como era de esperar, se convierte en todo un éxito, esto mientras el estudio se desplaza y fija su estadía principal definitiva en Burbank, California.

Fotograma de Pinocho (1940)

Inmediatamente en 1941, estrenan Dumbo que supera el éxito de Pinocho y se convierte en una de las películas más taquilleras del año, esto ocurre poco antes del ingreso de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Aún así, en un intento de seguir llevando color y magia a las familias, estrenan Bambi, y lo logran, por lo que Disney comienza a ser asociado, más que nunca, a la alegría.

Póster original de Bambi

A pesar de haber tenido gran éxito con estas tres producciones, la compañía casi cierra sus puertas debido a los estragos causados por el ingreso de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Durante los años de Guerra, para evitar grandes gastos y poder mantener la compañía a flote, el estudio se concentra en la producción de cortometrajes y material propagandístico y moral sobre la guerra para el gobierno americano. Pero, lo que realmente salvó a la compañía del cierre, fue la reedición de Blancanieves y los siete enanitos, que agregó una cantidad de números importantes a la compañía.

Una vez terminada la guerra se estrena la primera película del estudio que incluye un personaje no animado, el Tío Remus interpretado por James Baskett, Song of the South, en 1945.

Fotograma de Song of the South (1945)

En 1949, cuando la crisis que dejó la guerra fue superada casi del todo, el estudio decide aventurarse en un campo completamente nuevo, los documentales, con Seal Island.

Renaciendo con los cincuenta

Una vez llegaron los cincuenta, Disney comienza la década con el pie derecho con el estreno de su primera serie televisa, Una hora en el País de las Maravillas, así mismo, se libera la primera producción de live-action en su totalidad, La Isla del Tesoro y lo más importante de todo, ocurre el regreso a la producción de largometrajes animados sobre cuentos de hadas con La Cenicienta. A este maravilloso y exitoso estreno le siguieron: Alicia en el País de las Maravillas (1951), Peter Pan (1953), La Dama y El Vagabundo (1955) y La Bella Durmiente (1959), demostrando así su total recuperación como productora.

Fotograma de La Cenicienta (1950)

Pero, quizás, lo más importante que pasó en esta década fue la incursión de la compañía en un nuevo modo de entretenimiento: los parques temáticos, este largo y complicado camino comenzaría el 16 de diciembre de 1952 con la fundación de WED Enterprises y sería consolidado con la inauguración del primer Disneyland el 18 de julio de 1955 en Anaheim, California, que se convirtió en un total desastre por distintos factores. El mismo Walt lo calificó como desastroso, los medios como decepcionante y ese domingo de verano fue nombrado como “el domingo negro de Disneyland”. Sin embargo, Disney supo enfrentarse a las dificultades y al día siguiente el estreno al público general fue exitoso y en menos de un año Disneyland se había convertido en una fuente imparable de fortuna, mejorando considerablemente la situación económica de la compañía y convirtiéndola en algo más que una productora.

Día de la inauguración de Disneyland | vía Designing Disney

Otros sucesos que marcaron a la compañía durante la década fue: el cambio de propiedad privada a pública de la compañía en 1954, la fundación de Buena Vista Distribution (primera distribuidora oficial de las películas Disney) y el comienzo del programa Disneyland, transmitido por TV, también en 1954.

Los sesenta: reconocimiento mundial

Para el comienzo de los sesenta, la compañía se consolidó como la más importante en entretenimiento familiar del mundo, y la década sólo serviría para demostrar que estaban en lo correcto, comenzando con el estreno de 101 Dálmatas en 1961.

Fotograma de 101 Dálmatas (1961)

Finalmente, luego de décadas de intentos fallidos, Walt Disney Productions consigue los derechos de los libros de P. L Travers, sobre una institutriz con poderes mágicos, es así como por fin comienza el proceso de producción de la primera película en vivo (que combina efectos de animación) propiamente dicha de Disney, Mary Poppins. La película es finalmente estrenada en 1964 y se convierte en un éxito de taquilla y crítica, recibiendo un total de cinco Oscars.

Fotograma de Mary Poppins (1964)

Por otra parte, el crecimiento de su otro negocio: los parques temáticos, avanza a buen ritmo con la compra de tierras cerca de Orlando, Florida para la construcción de lo que sería conocido como Walt Disney World (más tarde Walt Disney World Resort).

En 1965 se estrena el último cortometraje clásico de Mickey Mouse y cesa la producción de cortos animados, debido a su poca demanda.

Fotograma de Mickey Mouse’s Picnic (1965)

En 1966, luego de años intentando obtener los derechos de Winnie the Pooh, Disney finalmente estrena su primera película del popular oso: Winnie the Pooh and the honey tree. Es justo aquí, cuando el éxito alcanzó su mayor nivel que ocurre uno de los golpes más duros para la compañía, el 15 de diciembre de 1966, fallece Walt Disney a la edad de 65 años, luego de llevar una exitosa compañía sacada, prácticamente, de las entrañas de un garaje.

Póster de Winnie the Pooh and the honey tree

Última aparición filmada de Walt Disney, el 12 de octubre de 1966:

Disney sin Walt

Roy O. Disney | vía Wikipedia

Con la muerte de Walt, Roy se ve en la obligación de tomar el control total sobre la compañía, hasta 1968, año en el que cede la presidencia a Donn Tatum. Un año después de la muerte de Walt comienza la construcción de Walt Disney World y se libera la aclamada producción El Libro de la Selva.

En 1971, finalmente se abre al público el Walt Disney World, poco tiempo después de ver el sueño de su hermano realizado, Roy muere de un ataque repentino al corazón.

Inauguración de Walt Disney World | vía Disney Parks

Inmediatamente Donn Tatum abandona el puesto y es sustituido por E. Cardon Walker. Tal parece que a pesar de todos los esfuerzos de Walker por mantener a nivel la compañía, la ausencia de los hermanos Disney se hizo notar y fue imposible negarlo. Este hecho fue más que obvio durante los setenta, década en la que sólo se estrenaron 4 películas bajo el sello de Disney, con una repercusión muy baja, siendo las más exitosas: La Bruja Novata (1971) y Robin Hood (1973). En este período la compañía se concentra, principalmente, en la producción de películas de acción real.

Fotograma de Robin Hood (1973)

Roy E. Disney, último miembro de la familia Disney que formó parte de la compañía | vía Wikipedia

En 1977, Walt Disney Productions casi pierde otro miembro de la familia Disney con la renuncia del cargo directivo de Roy E. Disney, hijo de Roy O. Disney, por diferencias creativas con la nueva directiva. En 1978, en un intento desesperado de tener un éxito, el estudio realiza una adaptación de Blancanieves.

Entrados los ochentas, los tiempos duros para la compañía continuaron y a pesar de todos los esfuerzos por mantener estable el imperio, éste se tambaleó. En 1981 comienzan los planes para abrir un canal de televisión por cable, que finalmente se materializa con la inauguración de Disney Channel el 18 de abril de 1983.

The Disney Channel (1983)

En 1983 Ron W. Miller, reemplaza a Cardon Walker en el puesto de CEO por un año, cargo que lleva de la mano con la presidencia que ejercía desde 1980. Otro evento importante del año fue la inauguración de Tokyo Disneyland y Tokyo DisneySea en Japón.

Foto aérea de Tokyo Disneyland el día de su inaauguración | vía Disney Parks

En 1984 se funda Touchstone Pictures y el estudio escapa de una compra por Saul Steinberg, Roy E. Disney y sus socios. Stanley Gold destituye del cargo de CEO a Ron W. Miller, reemplazándolo por Michael Eisner (CEO) y Frank Wells (Presidente). Ocurriendo así el primer Save Disney.

Touchstone Pictures (1984)

VHS de Pinocho | vía ebay

En 1985 en un intento por obtener más ingresos, la compañía comienza a hacer cortos animados para la televisión. Por otra parte, Pinocho es lanzado en cinta de vídeo y se convierte en un súper éxito en ventas.

El 6 de febrero de 1986 la compañía es renombrada como The Walt Disney Company, su nombre definitivo. Un año después, en 1987 la compañía firma un acuerdo con el gobierno francés para construir el primer Resort de Disney en Europa, sería conocido como Euro Disney Resort (más tarde Disneyland París Resort).

A pesar de todos estos contratos, lanzamientos, renovaciones y modificaciones, The Walt Disney Company se encontraba enfrentado la peor crisis de la compañía desde La Segunda Guerra Mundial. La salvación de Disney llegó con la reutilización de su antigua fórmula, los cuentos de hadas, se estrena el largometraje La Sirenita e inmediatamente se convierte en un éxito rotundo a nivel mundial, dando comienzo a una nueva etapa dorada, conocida como “El Renacimiento de Disney”.

Póster de La Sirenita

La década finaliza con la inauguración de los Walt Disney-MGM Studios en Walt Disney World.

La Nueva Era Dorada: El Renacimiento de Disney

Luego de haber ofrecido una fuerte suma de dinero por los personajes de Jim Henson, conocidos como Los Muppets, se estrena The Muppets por TV, lamentablemente Henson, muere poco después del exitoso estreno y queda un conflicto latente por los derechos de los personajes.

Los Muppets en Walt Disney World | vía Disney Parks

Con la nueva era dorada de Disney ocurrió un florecimiento en la esencia de Disney, cine de animación, sobre todo adaptaciones de literatura infantil. Con esta nueva etapa, llega La Bella y La Bestia (1991) que marcó la historia del cine para siempre al convertirse en la primera película animada en ser nominada a Mejor Película. Así mismo, por otro lado la empresa comienza a invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York y en 1992 abre las puertas del EuroDisney en las cercanías de París.

Fotograma de La Bella y La Bestia (1991)

Inauguración de EuroDisney | vía Designing Disney

En el ámbito cinematográfico el estudio logra su mayor esplendor con el estreno de cintas que se convirtieron en éxitos de crítica y comerciales, alcanzando el nivel de culto, entre ellas encontramos: Aladdín (1992), El Rey León (1994) qanadora de dos Oscars y se convirtió en la película más taquillera del estudio, Pocahontas (1995), Toy Story (1995) primera película animada en CGI lanzada bajo un acuerdo con Pixar Animation Studio, El Jorobado de Notre Dame (1996), Hércules (1997), Mulán (1998) y Tarzán (1999) siendo ésta la última del “Renacimiento de Disney”.

Póster de El Rey León

Para finales de la década Disney había recuperado todo su prestigio. En 1993 Disney adquiere Miramax Films y comienzan a elaborar productos de Mickey Mouse por primera vez, productos que se convertirían en todo un éxito.

Fotograma de Toy Story (1995)

En 1994 el recientemente inaugurado EuroDisney es renombrado como Disneyland París. Frank Wells muere en un accidente aéreo y es reemplazado por Jeffrey Katzenberg que rápidamente renuncia debido al rechazo que recibe por parte de Eisner, y funda Dreamworks. En octubre 1995 Michael Ovitz es contratado como presidente de la compañía.

En 1995 la compañía comenzó una serie de movimientos para incrementar su poderío, entre estos movimientos destacan: la compra de ESPN y la fundación de la productora cinematográfica Disney Family Studios. En 1996 se renombran las empresas ajenas a Disney bajo el sello de Disney Enterprises, la compañía adquiere Capital Cities/ABC, este mismo año despiden a Michael Ovitz. El 18 de noviembre del mismo año se inaugura Radio Disney.

En 1997 Disney relanza sus series antológicas en DVD, obteniendo otro éxito en ventas. En 1998 la compañía firma un acuerdo con Pixar de cinco películas, del cual la primera en estrenarse es A Bug’s Life (1998).

Póster promocional de A Bug’s Life (1998)

Con el estreno de Tarzán en 1999, Disney cierra una década y comienzo un nuevo milenio lleno de éxitos y esplendor.

El nuevo milenio

Robert Iger se convierte en el nuevo director ejecutivo (aún se encuentra en el cargo) y como primera medida relanza los clásicos cinematográficos de Disney en formato DVD. Inmediatamente, se estrena Disney Channel en Latinoamérica y España, que un año después, junto con ABC, se convierte en miembro de la Organización de Televisión Iberoamericana.

En 2001 Disney California Adventure y Tokyo Disney abren sus puertas. La compañía compra Fox Family Worldwide por 3300 millones de dólares, obteniendo un total de 81 millones de televidentes. En esta venta Disney también adquirió la empresa Toei Company y los derechos de las siguientes producciones: Digimon, Super Sentai Series, la saga de los Power Rangers y todas las producciones televisivas de Saban Entertainment (productores de las series de Marvel Entertainment de los noventa).

En 2002 Walt Disney Studios abre una nueva sede cerca de Disneyland París y rebautiza el área como Disneyland París Resort. Este mismo año la compañía incursiona en un nuevo campo, los videojuegos, en asociación con Square Soft estrena el videojuego Kingdom Hearts para PlayStation 2.

Kingdom Hearts (2002)

En 2003, Roy E. Disney nuevamente renuncia a su cargo como director del estudio de animación y la mesa directiva, por las mismas razones que en 1977 e inicia el Save Disney 2 junto con Stanley Gold, en el que se exigía la renuncia de Michael Eisner.

En 2004, luego de varios años de conflictos legales, Disney logra comprar los personajes de The Muppets, exceptuando los de Plaza Sésamo. El 10 de octubre de 2005 Robert Iger reemplaza a Michael Eisner como CEO.

Quizás el suceso más importante de la década pasada para la compañía fue la compra de Marvel Entertainment por 4 mil millones, por lo que aproximadamente 5000 personajes de Marvel pasan a ser propiedad de Disney Enterprises y con ellos sus películas. Además, Disney adquiere todos los derechos de distribución de películas Marvel, por lo que se apoderan totalmente del imperio superheroico.

En el aspecto cinematográfico, Disney siguió brillando con sus producciones animadas, logrando posicionar todas las cintas entre las más taquilleras de su respectivo año: Dinosaurio (2000), Monsters Inc. (2001), Buscando a Nemo (2003), Los Increíbles (2004), Cars (2006), Ratatouille (2007), Wall-E (2008), Bolt (2008) y Up (2009), las últimas siete realizadas con el sello de Pixar que finalmente compraron por 7,4 mil millones de dólares el 25 de enero de 2006, con esta compra Steve Jobs se convierte en el mayor accionista de Disney.

Pixar | vía La Vanguardia

En 2003, Disney estrena su primera película con clasificación PG-13, Piratas del Caribe: La Maldición del Perla Negra, a lo largo de la década lanzaron más películas de acción en vivo, entre las que destacan: Las crónicas de Narnia: El León, La Bruja y El Ropero (2005), Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto (2006), Piratas del Caribe: en el fin del mundo (2007), (2007) y Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian (2008); todas éxito de taquilla.

Póster promocional de Piratas del Caribe: La Maldición del Perla Negra (2003)

Disney cierra la primera década del nuevo milenio con un simple hecho que se convirtió en un suceso noticioso un tanto conmovedor. Con el estreno de Tiana y El Sapo (primera película en HD sobre una Princesa Disney), el estudio crea la primera Princesa Disney afroamericana.

Fotograma de Tiana y El Sapo (2009)

El fenómeno televisivo

En la primera década del 2000 Disney Channel logró un nuevo fenómeno televisivo para las nuevas generaciones a nivel mundial en la primera, que vale la pena mencionar.

Todo comenzó con la serie Lizzie McGuire, estrenada en 2001 y que convirtió a Hilary Duff en la primera superestrella Disney. Luego con la aparición de Kim Posible en 2002, demostraron que la animación es su fuerte.

Las series exitosas continuaron con That’s So Raven, The Suite Life of Zack & Cody, Hannah Montana, Los Hechiceros de Waverly Place y Sunny entre estrellas (de estas últimas saldrían sus artistas musicales más reconocidas: Miley Cyrus, Selena Gomez y Demi Lovato). También vale la pena mencionar el estreno de Phineas y Ferb que se convirtió en un fenómenos para una nueva generación.

No conforme con el éxito de series televisas, Disney creó un mercado increíblemente lucrativo con las películas para televisión para un público joven, entre las que podemos destacar: The Cheetah Girls, el fenómeno adolescente High School Musical que les daría material para tres exitosas películas, Camp Rock y las películas de algunas de sus series más exitosas como Hannah Montana y Los Hechiceros de Waverly Place.


2010 – 2013

Cinematográficamente 2010 fue un año increíble para Disney, comenzando con el estreno de Enredados, la película número 50 del estudio que presentó a su primera princesa en 3D y que se convirtió en el metraje de animación más caro de la historia y el cuarto más caro en general con un costo de 260 millones de dólares.

2010 se convirtió en el año más taquillero de Disney con un récord de taquilla de 3.791 millones de dólares, hecho que se veía venir ya que tenían las películas más taquilleras del año: El remake en live action de Alicia en el País de las Maravillas y Toy Story 3.

En 2012, Disney compra Lucasfilm junto con sus franquicias fílmicas: Star Wars e Indiana Jones por 4050 millones de dólares. Ese mismo año se estrenan los éxitos de taquilla Wreck-It Ralph y Brave, la historia de una de las princesas más peculiares que ha creado Disney.

Fotografía vía CNNMoney

En 2013 y a pesar del terrible fracaso que significó El Llanero Solitario para Disney, lograron romper su propio récord de taquilla con un total de 4 mil millones de dólares. Esta impresionante cifra la lograron gracias a filmes como: Iron Man 3, Oz the Great and Powerful, Monsters University, Thor: The Dark World y, por supuesto, Frozen, que se convirtió en la película más taquillera del estudio superando a El Rey León.

Una nueva era: el live-action

En 2014, llega la película Maléfica, protagonizada por Angelina Jolie y que daría comienzo a una nueva era para el estudio, el remake de sus películas en live-action, a pesar de haberlo hecho anteriormente con Alicia en el País de las Maravillas, es en este momento que el estudio comienza a hacerlo con mayor frecuencia y más proyectos en mente.

En 2015 se estrena el live-action de La Cenicienta, en 2016 el del Libro de la Selva y en el 2017 el de La Bella y La Bestia, siendo éste su live-action más exitoso.

Otros títulos, animados, que destacaron tanto en taquilla como en crítica durante este período fueron: Big Hero 6, Intensamente, Zootopia y Moana.

Próximos proyectos

Con tantas subsidiarias lo que más tiene ahora Disney son proyectos venideros. Entre los más sonados están:

  • La trilogía spin-off de Star Wars, que ya ha comenzado oficialmente.
  • Películas animadas, la mayoría de ellas secuelas muy esperadas.
  • Producciones con el sello de Marvel.
  • Más live-actions de sus grandes clásicos.

Línea de tiempo de los proyectos venideros de Disney, exhibida en la Comic-Con.

El poderío de Disney: los tentáculos del ratón

Como pudieron notar a lo largo de la historia de la compañía mencionamos varias adquisiciones realizadas por The Walt Disney Company, pero la verdad es que nos quedamos cortos, ya que la marca del ratón actualmente cuenta con un total de 136 marcas internacionales originales bajo su poder, que ha adquirido a lo largo de los años. Estas adquisiciones fueron realizadas luego de que la compañía notara el potencial de entretenimiento y/o comunicaciones. También, algunas de las marcas son creación propia de la compañía.

Algunas marcas generales bajo el poder Disney.

Cubriendo casi todos los campos de entretenimiento: cine, televisión, radio, música, parques temáticos, hoteles, juguetes, juegos, sitios web, podemos calificar las marcas más relevantes bajo el poder de Disney de la siguiente manera.

The Walt Disney Studios: las principales

Walt Disney Studios Home Entertainment y Walt Disney Studios Motion Pictures.

Productoras:

Walt Disney Studios, Disneynature, Touchstone Pictures, Marvel Studios, Lucasfilm, Walt Disney Animation Studios yPixar Animation Studios,

Disney Music Group:

Walt Disney Records, Hollywood Records y Disney Music Publishing.

Disney Theatrical Group:

Disney Theatrical Productions y Disney Live Family Entertainment.

Disney-ABC Television Group:

ABC Entertainment Group, ABC Family y ABC Owned Television Station Group.

Medios de Comunicación:

Disney Channel, Disney Cinemagic, Disney Junior, Disney XD, Hungama, Radio Disney, Hyperion Books, ESPN, Inc., Freeform, Live Well Network y VOICE.

Medios interactivos:

Hulu y Playdom.

Sitios web:

DigiSynd, Take180, family.com, Kaboose.com, Babyzone.com, AmazingMoms.com, Funschool.com, Zeeks.com, babble.com, Spoonful.com, Go.com, FamilyFun.com y Wondertime.com.

Otros estudios:

Avalanche Software, Junction Point Studios, Gamestar, Rocket Pack, Golden Oak Ranch, Prospect Studios, KABC7 Estudio B.

Juegos en línea:

Club Penguin, Pirates of the Caribbean Online y World of Cars Online.

Productos de consumo:

Disney Stores, Disney Teletoon-Products, Disney Interactive Studios.

Marvel Entertainment y todas sus subsidiarias

Antiguas franquicias:

KCAL-TV, DIC Entertainment, Miramax, WXYZ-TV, WJRT-TV, WTVG, Power Rangers.

Estas son sólo algunas de las subsidiarias de la marca del ratón y por si fuera poco, no podemos olvidar sus parques temáticos y hoteles que significan un gran ingreso para la compañía y se encuentran ubicados en tres continentes.

Con todo esto bajo su poder, The Walt Disney Company es la segunda compañía de medios y entretenimiento más grande del mundo, sólo detrás de Comcast, y se estima que su valor alcanza los 180 mil millones de dólares, esto según Forbes en 2015.

Marcas de Cine y Televisión bajo el poder de Disney.

Las negociaciones de Disney han sido siempre muy estratégicas, buscando lo mejor pero pagando siempre el precio justo, nunca demás, y hay una que otra increíble adquisición que lograron a un precio bastante favorable. Lo mejor es que todo lo que toca Disney, lo convierte en oro, si algo ya es bueno lo hace mejor y si algo no era tan bueno pero tenía un potencial oculto, lo vuelve increíble.

Evolución del logo de Disney

1923. El primerísimo logo de la franquicia de entretenimiento vería la luz en la fachada del pequeño edificio de Disney Bros. Studio, pintado a mano, con una tipografía bastante

Primer logo de Disney1924. Una reedición completamente radical del logo, tendría como resultado uno bastante sencillo con una tipografía simple y un azul neutro.

Segundo logo de Disney
1928. Con el rebautizo de la compañía bajo el nombre de Walt Disney Studio y la aparición del personaje más reconocido de la compañía, un cambio era necesario. Es así como llega este gran, animado y llamativo logo que incorporaba el nombre de la compañía, a Mickey Mouse (desde entonces ha estado presentado en los logos de la compañía y casi todas sus subsidiarias) y la dirección del estudio, todo en un diseño de dibujo animado de la época.

Logo de Disney con Mickey
1929. El logo anterior duraría muy poco debido a un nuevo rebautizo de la compañía, esta vez pasaría a llamarse Walt Disney Productions, mas el nuevo diseño sería bastante similar, sólo se modifican el nombre, los colores, algunos detalles de tipografía y en Mickey Mouse.


A lo largo de los cincuenta años que la compañía permaneció bajo el nombre de Walt Disney Productions, varios fueron los logos diseñados y utilizados, se tiene una idea de los años en los que fueron utilizados gracias a las películas donde eran plasmados.

1986. En este año es cuando la compañía recibe su nombre definitivo, por lo que un cambio extremo en el logo era necesario. El nuevo logo mostró una gran renovación en la tipografía y en la representación de Mickey Mouse, siendo mucho más moderna.

Logo Disney moderno2009. El logo sufre un gran cambio nuevamente este año, en el que la tipografía es modificada exceptuando el Walt Disney, inspirado en la propia firma de Walt. Mickey Mouse también es modificado, ofreciendo esta vez una imagen con mayor sensación de movimiento.


2012. Se crean versiones alternas del logo, una compacta y otra sin Mickey Mouse

Logo de Disney CompanyLogo de Disney Company

El Castillo de Disney

Al pensar en la palabra logo y Disney, hay algo que inevitablemente viene a nuestra mente: El Castillo que aparece en los filmes de la productora desde 1987. Inspirado en el Castillo de La Bella Durmiente, comenzó como una simple silueta en distintos tonos de azul acompañada por el nombre “Walt Disney Productions”, pero con el tiempo ha evolucionado en un castillo cada vez más realista y espectacular. He aquí un vídeo con la evolución de treinta años del amado logo:

Marketing con M de Magia

La primera clave para el éxito de la compañía es su presencia en casi todos los aspectos del entretenimiento: películas, televisión, sitios web, dispositivos móviles, videojuegos, juguetes, toda clase de productos para niños y adultos, y por si fuera poco sus parques temáticos y hoteles. Disney está en todos lados, pero lo hace de una manera tan “mágica” que no nos molesta encontrarlo en nuestro día, ya que toca nuestra fibra emocional y profundiza en ella a través de la nostalgia y los buenos recuerdos de la infancia.

Pero, hay que ser honestos, el entramado de las estrategias publicitarias de Disney está basado en algo sumamente rentable: la fantasía, ilusiones y sueños de los más pequeños, podrá sonar cruel pero es cierto. Sin embargo, lo que Disney promete, lo cumple, y supera las expectativas, la fantasía de Disney sorprende y da experiencias inolvidables e incluso mágicas, es decir el marketing de Disney es, en gran parte, experiencial.

Fotografía por Travis Gergen | vía Unsplash

Disney, sabe hacer sentir especial a cada individuo que lo sigue, gracias a su gran variedad de personajes e historias, es improbable que alguien no se identifique o adore a un personaje o una historia. Las manos del ratón son tan grandes que encuentran la manera de satisfacer esta añoranza, así sea una proveniente del personaje menos relevante en su carta.

Otro hecho muy importante con el que se ha mantenido presentes, es estar un paso adelante de las tendencias y terminar satisfaciendo al cliente en un aspecto en el que no sabía que deseaba ser satisfecho. A esto se le suma el hecho de cuidar cada detalle, para así lograr la satisfacción máxima.

El personal de Disney, es otro factor importante, todos deben transmitir esa magia, y lo hacen ya que la viven en carne propia día a día. También hay una serie de principios que le han funcionado a la compañía por años y que son enseñados al nuevo personal, estos principios están basados en la satisfacción del cliente, la excelencia en atención y la calidad.

Foto por Park Troopers | vía Unsplash

Disney con sus casi 100 años de historia demuestra que la magia, la fantasía, la ilusión, los sueños, la nostalgia y la felicidad sí venden.

No nos cabe ninguna duda de que Disney es una de las compañías más grandes que ha visto y probablemente verá la historia. No sabemos cuánto más tiempo estará Disney con nosotros, pero no dudamos que será mucho, pero mucho, tiempo.
Category:
  Historia de las grandes Marcas

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 000
Acerca de

 Tentulogo

  (40 Artículos)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación