La inspiradora historia del Coronel Sanders, fundador de KFC a los 62 años | Tentulogo

La inspiradora historia del Coronel Sanders, fundador de KFC a los 62 años

Nelson PeraltaBy Nelson Peralta 1 mes ago
Home  /  [7] Mentalidad, Inspiración y Motivación  /  La inspiradora historia del Coronel Sanders, fundador de KFC a los 62 años
Como ya habíamos dicho en nuestro artículo dedicado al estudio de Bloomberg que indica que la mayoría de los emprendedores exitosos rondan los 40 años de edad, el emprendimiento suele estar relacionado con la motivación y la energía que tenga la persona que tiene la idea, pero en ese post también concluimos algo importante: el emprendimiento no tiene edad.

De hecho, existe una historia de emprendimiento fantástica que comprueba esta teoría: la historia del famoso Coronel Sanders, el fundador e imagen de una de las franquicias de comida rápida más grandes del mundo: KFC. Veamos cómo fue:

¿Condenado a la pobreza?

Harland Sanders, mejor conocido como Coronel Sanders, nació un 9 de septiembre de 1890. Sanders fue el hijo mayor de 3 hermanos que nacieron en el seno de una humilde familia de Henryville (Indiana), la cual tenía ascendencia irlandesa. Su padre falleció cuando él tenía 5 años, por lo que tuvo que, desde muy joven, aprender a cocinar y trabajar: abandonó la escuela a los 12 años para ayudar con las tareas en la granja de la familia y, poco tiempo después, después de sufrir malos tratos por parte de su padrastro, se mudó a casa de sus tíos, quienes vivían en la cercana ciudad de New Albany (Indiana).

  • DATO: Estas historias de niños que tienen que madurar desde muy temprano debido a desgracias familiares la vemos muy repetidas veces, pero con esto no queremos decir que sea el escenario ideal, por el contrario, lo que debería hacernos pensar es que muy importante aprender el valor del trabajo desde muy jóvenes, para no caer en cuenta tarde de que en la vida todo se logra después de haber emprendido algún esfuerzo.

Se dice que, a la edad de 15 años, falsificó su certificado de nacimiento para alistarse en el ejército de los Estados Unidos, que siempre ha representado una oportunidad relativamente sencilla para poder salir de la pobreza, pues el gobierno te ofrece un sueldo y educación a cambio de que defiendas al país, cosa que además te da cierto prestigio. Completó los compromisos del servicio militar en la isla Cuba, y después se trasladó a Alabama, donde contrajo matrimonio con Josephine King y tuvo 3 hijos. Estudió leyes por correspondencia, mientras tuvo todo tipo de empleos: bombero en ferrocarriles, corredor de seguros, operador de un bote de vapor en un río de Ohio, vendedor de llantas, etc.

El Coronel Sanders y su familia

Foto: El Coronel y su familia trabajando en su estación de servicio en Kentucky | vía Wikipedia.

Pero el trabajo que más le acomodó entonces fue el de las gasolineras o estaciones de servicio. Ocupó varios puestos en diferentes gasolineras del centro de los Estados Unidos hasta que abrió una propia en la pequeña ciudad de Corbin, al sureste del estado de Kentucky. Para este momento, el Harland contaba con 40 años de edad y fue a esta edad que comenzó a ser pionero en varias cosas:

Lo primero que hizo fue ofrecer un servicio de comidas para los viajeros que paraban a recargar combustible en su gasolinera; pensó que cada vez se hacían viajes más largos y que podía ser buen negocio vender también combustible para el cuerpo cansado. En ese sentido, Harland creó el concepto de “estación de servicio”, que ahora es replicable en prácticamente todas las gasolineras del mundo.

El Harland Sanders Café and Museum

Foto: El Harland Sanders Café and Museum, el primer establecimiento abierto por el Coronel Sanders | vía Wikipedia.

En ese entonces no tenía un restaurant propiamente dicho, ni siquiera tenía un menú, sino que servía a sus clientes en su propia mesa de comedor las cosas que tenía disponibles en ese momento, por lo general alimentos que pudieran ser preparados rápidamente o que fueran fácilmente conservables: lonchas de jamón campestre y pollo frito. Este invento suyo de la estación de servicio y además su talento para la cocina, lo hicieron popular en la zona al punto de que el gobernador de Kentucky de ese entonces, Ruby Laffoon, lo nombró “Coronel del Kentucky”, como reconocimiento a su contribución en el ámbito de la gastronomía lugareña.

Esa popularidad, a su vez, se estaba traduciendo en muchas visitas a su estación de servicio, por lo que ya una simple mesa de comedor no le bastaba para atender a todos los que querían probar sus deliciosas creaciones. Eso lo impulsó, un año después de abrir el establecimiento, a lanzarse de lleno a montar un restaurant adjunto, con un menú de varios platillos y con espacio y mesas para 142 comensales.

  • DATO: En la actualidad, todavía existe este local y se llama Harland Sanders Café. Funciona como restaurante y además como un museo que comparte la historia de Kentucky Fired Chicken. En algún momento de su historia, también funcionó como un motel.

En este lugar fue donde comenzó a preparar su famoso pollo frito a partir de una receta propia que consta de 11 hierbas y especias, receta que patentó en 1940 y que ha permanecido secreta hasta ahora. (Existe un reporte del Chicago Tribune de que un supuesto sobrino del Coronel Sanders llamado Joe Ledington, reveló la receta secreta, aunque no hay un aval oficial de esto más que el testimonio del hombre). Esta receta fue la estrella del menú, y esto lo llevó a concentrarse en ella y perfeccionarla, descubriendo luego que tendría potencial para un negocio más grande.

Una apuesta grande

Debido a que la construcción de la Interestatal 75 redujo el tráfico en la carretera donde su local estaba asentado, el Coronel Sanders comenzó a tener pérdidas y altas deudas. Uno creería que un hombre de 62 años no tendría la motivación necesaria para sortear los panoramas hostiles, y más para hacerlo tendría que hacer apuestas grandes y arriesgadas. Pero él, que creía en su potencial y que ya sabía lo que era vivir sin más que para comer lo justo, no tenía miedo al siguiente paso, por lo que, a comienzos de los 1950, vendió su estación de servicio por poco menos de 75.000 dólares.

Para 1952 (a los 62 años) había reunido suficiente dinero para abrir el primer Kentucky Fried Chicken.

De esa cantidad sólo le quedó un poco (algunas fuentes dicen que sólo 100 dólares) después de haber pagado deudas, y con eso decidió recorrer el país en su auto para cerrar tratos con restaurantes que vendieran su receta de pollo frito a cambio de un 1 centavo de dólares por cada pieza de pollo vendida, algo similar a lo que había hecho Ray Kock (el artífice del éxito de McDonald’s) con sus licuadoras para malteadas.

Pero a diferencia de Kock, el éxito que el Coronel Sanders tuvo con esto fue prácticamente inmediato. Para 1952 (a los 62 años) había reunido suficiente dinero para abrir un restaurante en la ciudad de Salt Lake City (Utah), con el nombre de Kentucky Fried Chicken. Entonces, por todo el centro de los Estados Unidos se comentaba sobre la fama que tenía el pollo frito en ese estado, por lo que un nombre así era lógicamente atractivo para todo el mundo; pero nadie se imaginó que su popularidad iría como una bola de nieve hasta ser lo que es ahora.

Embed from Getty Images

El segundo hombre más famoso del mundo

El Coronel Sanders firmando un autógrafo a un niño en 1974

Foto: El Coronel Sanders firmando un autógrafo a un niño en 1974 | vía Wikipedia.

La imagen del Coronel Sanders era bastante atractiva en muchos sentidos, un señor de bigote canoso y un traje completamente blanco con corbata negra que podía ser “el tío” o “el abuelo” de cualquiera, una imagen de familia que ayudó mucho a la compañía a fijarse en la clase media pujante que estaba extendiéndose por todo Estados Unidos.

Para 1974 tenía 600 establecimientos con su producto en los Estados Unidos y Canadá. Ese mismo año, al no poder manejar humanamente el nivel de negocio que estaba suponiendo Kentucky Fried Chicken, vendió sus acciones de Estados Unidos por 2 millones de dólares a un grupo de inversionistas entre los que se encontraba John Brown Jr., quien más tarde fungiría como gobernador de Kentucky. Además, la compañía le ofreció un salario vitalicio de 40.000 dólares anuales (que posteriormente aumentó a 200.000 USD) para que siguiera siendo embajador y relacionista público de Kentucky Fried Chicken hasta el día de su muerte.

Entonces se dedicó a recorrer el país promocionando la marca. En 1976 una encuesta independiente lo nombró como la “segunda celebridad más reconocida a nivel mundial”. En 1970 abandonó el consejo de dirección de Kentucky Fired Chicken, pero continuó siendo la imagen publicitaria, mientras que la empresa aumentaba su presencia en Estados Unidos, Puerto Rico y algunos países como México, Japón, Bahamas, Jamaica y posteriormente Colombia.

El Coronel Sanders falleció a la de edad de los 90 años, en 1980, víctima de una leucemia aguda que le había sido detectada 6 meses antes del fatídico hecho. Fue sepultado con su atuendo característico en el cementerio de Corbin (Kentucky). En su honor, los nuevos propietarios mantuvieron su rostro como identificativo de Kentucky Fired Chicken, marca que hoy en día es una de las que mayor presencia tiene en el mundo.

Legado de éxito

Es interesante que, en consonancia con nuestro artículo sobre los emprendedores de 40 años, el perfil del Coronel Sanders encaje perfectamente con la idea. Porque si bien el establecimiento de KFC ocurrió cuando él tenía 62 años, los inicios del emprendimiento se dieron cuando él tenía 40 años, época en la que abrió su primer restaurante.

Logo de KFC

Logo de KFC, con la caricatura del Coronel Sanders.

En ese momento surgieron todos los cimientos de ese gran negocio que es KFC y el que tuvieran que pasar 20 años más para que el emprendimiento se convirtiera en eso tan enorme que conocemos hoy, sólo es una demostración más del temple y perseverancia de este hombre. También demuestra eso que piensan mucho de que la vida se acaba en el momento en que dejamos de hacer cosas y de pensar en un futuro mejor del que tenemos ahora.

  • DATO: Otro gran ejemplo de emprendimiento a partir de los 40 años de está en la empresaria y diseñadora de modas venezolana Carolina Herrera, quien a sus 42 empezó a confeccionar piezas como “hobbie”, lo que dio origen a lo que hoy en día es una marca de más de 1.000 millones de dólares.
Para el momento en que ocurrió la muerte del Coronel Sanders, se estimaba que había 6.000 establecimientos de KFC en 48 países, los cuales producían un ingreso de 2.000 millones de dólares en ventas anuales, pero éste no fue el único legado grande que el hombre dejó al mundo. También dejó un ejemplo invaluable de branding personal que quizás supere, incluso, al de muchas celebridades del mundo artísticos.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [7] Mentalidad, Inspiración y Motivación

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 100
Nelson Peralta
About

 Nelson Peralta

  (85 articles)

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.