Características de los niños que todo emprendedor debería aplicar en su negocio | Tentulogo

Características de los niños que todo emprendedor debería aplicar en su negocio

Valentina López RojasBy Valentina López Rojas 4 semanas ago
Home  /  [2] Consejos para emprendedores  /  Características de los niños que todo emprendedor debería aplicar en su negocio
Si dicen que el niño que todos llevamos dentro no debe morir jamás, es por una razón. Ser joven no es sólo sinónimo de ingenuidad, sino de valentía, y esta característica es primordial cuando deseas iniciar un emprendimiento.

Crecer tiene sus virtudes, porque cuando se es pequeño por lo general somos muy descuidados y no medimos ningún tipo de riesgo. Muchas de nuestras cicatrices nos las originamos en nuestra niñez por no hacerle caso a nuestros padres, y por supuesto, ni hablar de unos cuantos corazones rotos. Es por ello que con el pasar de los años, y con cada experiencia que fuimos viviendo, los adultos aprendemos de esos errores y nos volvemos más persuasivos y atentos, ya sería de tontos tropezarse con la misma piedra. Es como un escudo antigolpes que nos creamos para librarnos de todo posible mal.

Los adultos aprendemos de los errores y nos volvemos más persuasivos y atentos

El problema con esto es que pasamos de un extremo a otro. A veces tenemos tanto temor a herirnos que nos alejamos de todas las situaciones que incluyan algún tipo de riesgo, y lamentablemente, las cosas más grandes e importantes, aquellas que nos permitirán crecer y alcanzar nuestros objetivos, siempre vienen con una serie de riesgos que debemos tomar.

Es aquí donde escuchar a nuestro niño interno se vuelve algo incluso necesario para poder enfrentarnos a los nuevos retos que nos pone la vida. Si quieres emprender, sigue leyendo estas características de los niños que podrías aplicar a tu día a día para obtener mejores resultados en tu trabajo:

Asombrarse

niño explorando

Foto: vía Marco Trade News.

Platón bien decía que el asombro es el nacimiento de la creatividad y de las ideas. Cuando descubrimos cosas nuevas, nos asombramos por las mismas, y por lo tanto crece en nosotros el deseo profundo de seguir investigando para encontrar cosas nuevas y por lo tanto nutrir nuestra imaginación y creatividad.

Sé como un niño y mantén la convicción de un adulto

Cuando éramos niños, cada día era una aventura y un nuevo descubrimiento. Para nuestros padres era absurdo ver cómo cualquier pequeña cosa nos parecía todo un magnífico mundo lleno de posibilidades. Los adultos que están acostumbrados a una vida rutinaria con un trabajo de oficina exigente, difícilmente tienen tiempo o ganas de descubrir cosas nuevas, pues están estancados en la realidad y en lo que conocen. Tú como emprendedor difieres de este tipo de adulto, pues ya con el hecho de atreverte a hacer algo que pocos consiguen, demuestras que estás abierto a la aventura de buscar, encontrar y asombrarte. Sé como un niño y mantén la convicción de un adulto.

No ser prejuicioso

Bien dicen que una persona prejuiciosa es alguien que tiene pereza de analizar a fondo lo que es otra persona, y un emprendedor debe ser todo lo contrario, tiene que tener una capacidad analítica para cada situación y persona que se cruce en su camino. Los prejuicios vienen dados de la mano de la adultez, pues como hemos vivido malas experiencias con cierto tipo de personas, damos por hecho que cuando se presenta alguien con una serie de características similares al de ésta, entonces se asume que pertenecen al mismo grupo, que deben ser iguales.

Foto: vía Pexels.

En este momento cerramos nuestra mente a la posibilidad de que existan matices, de que no todo sea blanco o negro, y por lo tanto nos negamos a razonar y analizar a fondo para poder descubrir la naturaleza real de la situación o persona.

Un niño es todo menos prejuicioso. Un niño confía en un extraño porque no sabe de maldades ni crueldades. No todo puede llevarse al extremo, sólo tomaremos de esto la parte positiva. No confíes demasiado, sino que más bien en vez de desconfiar desde un principio, analiza lo que tienes al frente.

Creatividad imaginativa

Foto: vía Unsplash.

¿Cómo olvidar que los mejores momentos de nuestra infancia se dieron gracias a la sed insaciable de hacer cosas nuevas? Cuando eramos pequeños, era impresionante la cantidad de interrogantes que venían a nuestra mente en tan pocos momentos: ¿Qué pasa si pinto la pared de esta manera? ¿Qué sucede si ato mis zapatos con este instrumento? ¿Qué sucede si trato de saltar de este mueble al otro? Aunque casi todos los intentos de ser creativos resultaban en un dolor de cabeza fuerte para nuestros padres, siempre tuvimos la oportunidad de explorar esa chispa de imaginación que había en nosotros mismos. Los adultos le llaman problemas de socialización, pero los amigos imaginarios no eran más que un exceso de creatividad en cada uno de nosotros.

Cuando crecemos nos acostumbrados a la idea de que ya todo está inventado, de que nada es nuevo y que no vale la pena esforzarnos en encontrar respuestas a preguntas que ya otros han respondido. Como emprendedores debemos adoptar en ciertas condiciones una actitud de niños, usar nuestra imaginación y visualizar en lo que podamos un mundo inimaginable, con todos los recursos que podamos pensar, pues mientras se están buscando ideas, nunca es suficiente. Atrévete a tener las ideas más locas, porque como cuando éramos niños, las respuestas pueden estar en los lugares que menos imaginamos.

Adaptación y resiliencia

Los adultos suelen tener un mayor problema al adaptarse en ambientes o situaciones que no suelen conocer. Incluso pueden sumergirse en profundas depresiones a causa de estar “demasiado expuestos” a lo desconocido. Los niños en cambio se adaptan tan fácilmente que asombran a los que los rodean. Claro que al principio es difícil, pero en cuestión de poco tiempo, ya se han adaptado al nuevo lugar en donde están.

Como emprendedor es casi un factor obligatorio que puedas moldearte a cualquier tipo de situación que te toque vivir y enfrentar.

Como emprendedor es casi un factor obligatorio que puedas moldearte a cualquier tipo de situación que te toque vivir y enfrentar. A veces habrán cambios desfavorables para ti, y otras veces unos más positivos, pero indiferentemente del caso, por tu bienestar y el de tu negocio tendrás que tener la capacidad para ajustarte al contexto y aprender a vivir bajo cualquier situación.

Juguetear

Foto: vía Unsplash.

De niños básicamente toda actividad es un juego, desde irse a la cama a dormir, cepillarse los dientes, ir al colegio, hasta las horas de comida. ¿Quién no recuerda los regaños por parte de nuestros padres para que dejáramos de jugar con absolutamente todo? Poco a poco y con la madurez, los juegos se van apagando y esas ganas de querer divertirnos con absolutamente cualquier actividad se extingue prácticamente por completo.

Se ha demostrado científicamente que aplicar el sentido del humor y juegos en el ámbito laboral produce mejores resultados en las operaciones de las empresas, además de que por supuesto reduce el estrés que se genera a causa de toda la presión que suele tener el trabajo. No te centres en una seriedad extrema cuando manejes tu emprendimiento y en cambio comienza a realizar pequeños juegos, ya sea de manera individual o con tu equipo de trabajo. Cuando jugamos, estamos muy concentrados y difícilmente desviamos la atención a algo más, así que aprovecha este aspecto para incorporar juegos que no sólo te diviertan a ti y a tu equipo de trabajo, sino que además puedan ser aprovechables para encontrar soluciones a problemas en la empresa.

Fácil socialización

Foto: vía Pexels.

Era muy raro ver que un niño tenía problemas para crear amistades, de hecho, podía hacer un amigo en cualquier lugar donde viera a alguien de una edad cercana a la de él. Es un lindo recuerdo el de los clubes, hermandades o simples reuniones de jueves por la tarde para jugar videojuegos en casa de tu mejor amigo. Con el pasar de los años, esos lazos se fueron debilitando por la misma necesidad que tiene el ser humano de convertirse en una persona individualista, independiente y con ansias de conseguir el éxito sin importar a quién hunde o descuida en el camino.

No te dejes engañar, ser individualista es positivo, pero ser sociable también lo es. Sé humilde, extiende tu mano a tus colegas y escucha los consejos que ellos puedan darte a ti. Querer dar y querer recibir son sentimientos propios de un ser humano, y por más que trabajes duro por alcanzar tus sueños, piensa en todo el apoyo que te han brindado las personas cercanas a ti, las cuales te inspiraron a llegar a donde estás ahora.

Sentido del humor

Foto: vía Unsplash.

Al mal tiempo, buena cara. Reírse es terapéutico, cura dolores físicos y emocionales, combate la depresión y la ansiedad, y es sin lugar a dudas, uno de los placeres más grandes de la vida. Cuando ríes, liberas sustancias que ayudan a relajar el cuerpo y a alejar los pensamientos negativos, ayudando de manera directa a trabajar con una mejor actitud.

No es comprensible que un aspecto tan bonito de la vida vaya desapareciendo con el paso de los años y se convierta en un aspecto típico de los niños, reírse por todo no debería ser algo efímero, sino más bien un comportamiento que nos acompañe en todo momento de la vida. Ríete a carcajadas, hasta que llores de la risa, y olvida algunos momentos difíciles con un poco de risoterapia. El mundo era un lugar tan oscuro que por algo el hombre tuvo que inventar la risa, así que no pases un sólo día sin sonreír así como cuando eras muy pequeño.

“Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías, será un día perdido” – Charles Chaplin.

Nuestro niño interno no sólo nos ha ayudado a afrontar con más soltura algunas situaciones en la vida, sino que además existe por una razón para siempre con nosotros, y es la de no olvidar de dónde venimos y escucharlo cuando lo necesitemos. Hoy abraza a ese niño y deja que te inspire cada día.
Referencias:
Foto de cabecera: Unsplash.
Con información de: El Mundo | Youtube
Category:
  [2] Consejos para emprendedores

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Valentina López Rojas
About

 Valentina López Rojas

  (31 articles)

Apasionada por lo que hago. Creyente de que las oportunidades se encuentran debajo de cualquier roca.