Dropbox, de solucionar una necesidad a startup multimillonaria | Tentulogo

Dropbox, de solucionar una necesidad a startup multimillonaria

Valentina López RojasBy Valentina López Rojas 7 meses ago
Home  /  [Colección] StartUps Exitosas  /  Dropbox, de solucionar una necesidad a startup multimillonaria
Dropbox es una súper startup no sólo por las funciones que tiene en sí, sino por ser pionera en un terreno que ya había sido explorado por otras empresas pero nunca lo llevaron a ese nivel. Pasó de ser una pequeña idea espontánea a una de las marcas con más dinero en Sillicon Valley. Descubre todo sobre su historia aquí.

Dropbox almacena información sin ocupar espacio del ordenador y es manejada por millones de usuarios

Para los que no sepan, Dropbox es una marca que vio nacer al sistema de almacenamiento llamado de la misma manera, Dropbox, y el que nos ha facilitado la vida a muchos. Este sistema fue considerado muy innovador e hizo que nos independizaramos finalmente de los pendrives y otro tipo de aparatos nada prácticos para poder almacenar información. Como todo, Dropbox nace de la necesidad del ser humano, en este caso la de poder almacenar cualquier tipo de archivo sin tener que ocupar espacio del ordenador o, como decíamos antes, hacer uso de otros aparatos como discos duros, cds o pendrives.

Dropbox es considerada una startup por lo curioso que fue su origen, literalmente nació de un accidente y hoy en día la manejan millones de usuarios alrededor del mundo y además, es una de las más millonarias en el área. Sigue leyendo para conocer todo sobre ella.

Nacimiento de Dropbox: un hermoso accidente

Drew Houston, CEO de Dropbox y creador principal del servidor | Foto: vía Tech Crunch.

Dicen que las mejores cosas en la vida ocurren sin planificarlas y de manera espontánea; bueno, parece que el nacimiento de Dropbox es la prueba exacta de esto. Todo comienza en el año 2007, cuando el CEO de Dropbox, Drew Houston, viajando por un tren en Boston se percató de que había olvidado su USB para guardar los códigos que programaba. Él estaba acostumbrado a trabajar en ordenadores de mesa, a veces en laptops también, así que lo usual era que anduviera siempre con un pendrive o disco duro. Por casualidades de la vida, ese día se le olvidó el pendrive, y su disco duro se había quemado días atrás, así que se encontraba en la incertidumbre de no saber qué hacer, pues el lugar donde tenía almacenada toda su información, no estaba con él, así que nació la idea que cambiaría la vida de Drew: crear un servidor que le permitiera a las personas llevar sus archivos sin importar dónde estuvieran sólo conectándose a Internet. Eureka, todo apuntó de una vez a Dropbox. Drew comenzó a programarla desde el mismo vagón de tren, emocionado por darle respuesta a una de las problemáticas más fastidiosas en su vida.

A la izquierda, Arash Ferdowsi, a la derecha Drew Houston | Foto: vía Richi Camp.

Drew Houston hizo una investigación exhaustiva al respecto. Tras buscar distintas alternativas para almacenar archivos, se dio cuenta que mientras más grandes y pesados eran los archivos para compartir, más complicado se hacía la acción de almacenarlos. En aquel entonces también estaba el tema de los bugs exagerados que guardaban las herramientas existentes. Todo era muy claro: había un problema, y uno grande, como Houston, la mayoría de las personas tenían que vivir con el miedo de no olvidar sus pendrives y además el temor de perder toda su información si como a él, algo le pasaba a sus discos duros.

Houston se reune con un grupo de amigos, entre los cuales se encontraba Arash Ferdowsi, ambos alumnos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, y así diseñan de manera formal Dropbox. Fue diseñada en el 2007 pero no fue hasta 2008 cuando se presenta al mercado.

Popularidad tras su lanzamiento

Foto: vía Adsl Zone.

En menos de 18 meses, Dropbox logró alcanzar los 100.000 millones de usuarios

Era obvio que un servidor tan efectivo y novedoso iba a ser fascinante para todo el mundo. Fueron los primeros en hacerlo, y tal vez por esto su crecimiento fue bastante rápido. Luego se conocería que utilizaron la técnica Grown Hacking, la cual consiste en globalizar procesos y estrategias de marketing, especialmente en startups, para así llevar al máximo su crecimiento y de esta manera incrementar los usuarios de la misma sin tener que hacer una inversión millonaria. Sea lo que sea que hicieron, lo hicieron bien, pues en menos de 18 meses, Dropbox logró alcanzar los 100.000 millones de usuarios, esto sin gastar nada en publicidad y en un ambiente sumamente competitivo. Otro punto a considerar es que el mágico equipo de Drew Houston estaba conformado por puros ingenieros y especialistas en tecnología, ninguno tenía mayor conocimiento en el marketing.

En esa época, específicamente en el 2006, habían demasiadas empresas que trataban de manejar este concepto del almacenamiento en la nube, pero Houston se percató de que evidentemente algo estaba faltando, pues casi nadie las utilizaba. Su reto entonces era contruir una nube de almacenamiento, efectivamente, sin tener que invertir mucho dinero en la misma y además, superpoderosa y llamativa. No era una tarea sencilla pero tampoco inalcanzable, y eso se demostró en el notorio crecimiento de la misma.

Dando en el clavo desde un principio

Foto: vía Soy de Mac.

En marzo del 2008, Dropbox alcanzo una lista de espera para adquirir el producto de 5.000 a 75.000 usuarios en cuestión de horas

Ya tenían una idea magnífica con ese elemento extra que los hacía notar en comparación a los demás competidores, pero era un grupo compuesto por un montón de ingenieros tecnológicos, nadie sabía nada de marketing, así que tras investigar, encontraron lo que parecía ser una muy buena estrategia para comenzar: la creación de un mínimo producto viable (MVP). Esta estrategia se utiliza para lograr vender un producto que sea accesible para las personas, mostrando tres pantallas donde se veía de manera sencilla de qué iba a tratar la herramienta Dropbox. La publicaron en Hackers News en el 2007 y estuvieron esperando de manera impaciente a ver qué se venía. Lo que nunca imaginaron es que la reacción iba a ser tan inmediata, al público le fascinó la calidad con lo que habían diseñado la herramienta y estaban ansiosos por ver qué más podían desarrollar.

Dropbox aprovechó el desenfreno de los usuarios y lanzaron un vídeo beta del demo, el cual alcanzó los 12.000 diggs y una lista de espera que había comenzado con 5.000 usuarios ascendió a 75.000 en cuestión de horas, todo esto en un día de marzo del 2008.

A estas alturas ya se sabía que le esperaba nada más que grandeza al equipo de Dropbox, habían asumido riesgos, investigaron lo suficiente como para dar en el clavo con la estrategia que mejor se adaptaba a su situación en ese momento. Ellos consideraron primeramente la opinión de los usuarios para luego seguir diseñando mejoras para la herramienta, y además demostraron que es sumamente necesario localizar cuál es tu target group y comunicarse con éste para conocer a detalle cuáles son sus necesidades.

Primeros problemas a los que se enfretó Dropbox

Foto: vía The Hack Today.

La marca se lanzó en 2008, y con ello se ejecutó un plan de marketing bastante convencional, esto trajo consigo el lanzamiento del TenchCrunch 50, la adquisición de AdWords, la contratación de una firma de especialistas en marketing y muchas otras más estrategias que parecían ser las más apropiadas. Se concluyó que el coste de adquisición de sus clientes era de $233 a $388, y en un inicio se pagaba $99. Pero aquí empezaron los problemas: Primeramente, las keywords utilizadas estaban demasiado trilladas; la opción “gratis”, siendo oculta, resultaba demasiado confusa y además, la campaña de ads no fue efectiva para nada.

El problema no se generó por una ineficiencia en la toma de decisiones por parte del equipo de Dropbox, sino más bien por el contexto en el que se encontraban, el cual no era nada favorable. Las personas no estaban preparadas para un día decidir echar a la basura sus pendrives y comenzar a utilizar una herramienta que no conocían, de hecho el ser humano por naturaleza tiene serios problemas de adaptación. Dropbox tenía a la “costumbre” en contra, sumado a que ya existían sistemas similares al de ellos y que además, lo que se invertía en AdWords conducía de manera directa a una cantidad considerable de landings ineficientes.

Descubrir una necesidad y actuar para satisfacerla

Foto: vía Box Cryptor.

En este punto Dropbox tenía dos opciones: dejar de escuchar a los demás y hacer lo que ellos creyeran correcto o escuchar a los demás y de ahí actuar para hacer algo al respecto, se fueron por la segunda opción. Mediante estudios de target group llegaron a la conclusión de quiénes eran los usuarios que se interesaban por Dropbox: Personas que ingresaban porque un amigo se las había recomendado, y si les gustaba lo que veían, ellos también iban a propagar la voz.

Premiar las recomendaciones

Por esto mismo la marca diseñó herramientas que le permitieron a los usuarios el disfrute de las funciones de Dropbox y una opción para que ellos pudieran compartir la afinidad por la misma.

Hoy día siguen con una estrategia similar: Si recomiendas Dropbox a un amigo y éste se registra, obtendrás 500MB de espacio adicional, hasta un máximo de 16GB. Si se trata de Dropbox Plus te dan 1GB por cada recomendado hasta un total de 32GB adicionales de regalo. Una estrategia de compensación genial que pronto se convirtió en viral.

El equipo de Dropbox se volvió todo un observador, de manera que estudiaban el comportamiento de las personas que ingresaban a la página. Decíamos que Dropbox no invirtió prácticamente nada de dinero para realzar su nombre en relación a otras startups, pero en lo que sí decidió invertir fue en análisis.

Mediante los análisis se demostró que la mayoría de este aumento masivo de suscripciones se originó por lo viral que se convirtió

Funcionó de esta manera: En el periodo de 30 días, los usuarios de la marca enviaron 3 invitaciones a sus contactos personales aupándoles a unirse a Dropbox al igual que ellos. Los resultados fueron más que favorables para la empresa, consiguiendo 100.000 nuevas suscripciones en Septiembre del año 2008, cifra que ascendería a 4.000.000 tan sólo 15 meses después. Lo más increíble de esta startup es que las cifras eran totalmente reales, pues mediante los análisis se demostró que la mayoría de este aumento masivo de suscripciones se originó por lo viral que se convirtió, cuando una persona le decía a otra sobre Dropbox y así convirtiéndose en una bola de nieve que no paraba de crecer. Sea lo que sea que hicieron, lo hicieron bien, y las técnicas utilizadas al final, adicionando además que se trataba de una herramienta muy innovadora, lograron posicionar en un periodo de tiempo corto a Dropbox como una marca digna de admiración.

Curiosidades relacionadas a la startup

Siempre tiene que haber algo emocionante sobre las historias de estas startups, y Dropbox no se iba quedar por fuera de este hecho. Entre las más destacadas están las siguientes:

  1. En el año 2017 se demostró que en Dropbox hay más archivos compartiéndose alrededor del mundo, que tweets hechos por todas las personas en la Tierra… ¡Wow!
  2. El dominio de este servicio (mediante el cual se accede a él por Internet) originalmente era www.GetDropbox.com, hasta que en el año 2009 fue sustituido por el que conocemos hoy en día, www.dropbox.com.
  3. Los dueños de Dropbox tienen acceso a todo lo que se comparte en este medio, y eso puede llegar a ser algo atemorizante para aquellos que son delicados con su privacidad. Por ejemplo, gracias a este hecho, se sabe que el uso más extraño que se le ha dado a Dropbox es coordinar mediante su servidor el movimiento de unos tractores en una granja.
  4. Steve Jobs hizo el papel de villano en la historia de Dropbox, pues luego de que le hiciera una propuesta bastante atractiva a Drew Houston para que formara parte de Apple en el 2011 (la cual éste rechazó), Jobs “juró” ir contra ellos. Y dado el carácter prepotente del fundador de Apple, pues, la historia es creíble.

Finalizando con toda esta historia sólo nos queda decir algo: Dropbox es una startup que mediante su trayectoria, y si somos lo suficientemente observadores, podemos aprender de ellos grandes lecciones. Por ejemplo lo de no tomar los errores que cometamos como fracasos sino como un aprendizaje necesario en el camino, o también que a veces por más que utilicemos las técnicas más elaboradas de mercadotecnia, al final del día esas no son las más apropiadas para nuestro negocio, pues varían de marca en marca. Y por último, siempre, pero siempre, tómate tu tiempo para conocer a los usuarios de tu producto, sus necesidades son las tuyas.

Foto: vía Pixabay.

Dropbox es una startup muy querida por muchos, y cuando nos adentramos en su camino hacia el éxito, sólo podemos ver con más claridad que es evidente por qué están entre los más millonarios de Sillicon Valley.
Referencias:
Imagen Destacada: vía Gadget Guy.
Con informaión de: Wikipedia | El Blog de Anamata | Forbes | Forbes.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] StartUps Exitosas

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Valentina López Rojas
About

 Valentina López Rojas

  (48 articles)

Apasionada por lo que hago. Creyente de que las oportunidades se encuentran debajo de cualquier roca.

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.