Steve Jobs, el hambre de un visionario | Tentulogo

Steve Jobs, el hambre de un visionario

By Tentulogo 1 semana ago
Portada  /  Grandes magnates de la historia  /  Steve Jobs, el hambre de un visionario
Polémico personaje, Steve Jobs es referencia obligada para los empresarios y emprendedores que quieren ser grandes. Símbolo de los genios que se hacen en base a grandes ideas, la vida de Jobs es fascinante, y en este post nos adentramos un poco en ella.

¿Qué debemos entender de Jobs para saber cuál fue el secreto de su éxito? Quizás, muchas cosas. Según algunos él podría ser un ejemplo de que los grandes empresarios no siempre son buenas personas, y que en general una cosa no tiene que ver con la otra. De allí que el personaje sea tan polémico y no sea para muchos un ejemplo a seguir. Pero eso al final lo decide cada quien, y nuestro deber es presentar los hechos tal como son.

Primeros años

Foto: Paul Jobs cargando al pequeño Steve en 1956 | vía libros.am

Steven Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955, en San Francisco, California, fruto de la relación entre Joanne Schieble (más tarde Joanne Simpson) y Abdulfattah “John” Jandali, dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Wisconsin que dieron a su hijo sin nombre en adopción. Su padre, Jandali, era un profesor de ciencias políticas de Siria, y su madre, Schieble, trabajó como terapeuta del habla.

Poco después de que Steve fue dado en adopción, sus padres biológicos se casaron y tuvieron otra hija, Mona Simpson (actualmente escritora con cierto reconocimiento en Estados Unidos). No fue hasta que Jobs tuvo veintisiete años que fue capaz de descubrir información sobre sus padres biológicos y su hermana.

El bebé fue adoptado por Clara y Paul Jobs, quienes lo nombraron Steven Paul y quienes ya tenían otra hija, Patty. Clara trabajó como contable y Paul era un veterano de la Guardia Costera y maquinista. La familia vivía en Mountain View, California, en el área que más adelante se conocería como Silicon Valley. Cuando era niño, Steve y su padre trabajaron en la electrónica en el garaje de la familia. Paul le mostró a su hijo cómo desmontar y reconstruir cableados, una afición que le infundió confianza, tenacidad y destreza mecánica para posteriores empleos que tendría.

Foto: Casa de los Jobs, famosa por su garaje, donde nació Apple | vía libros.am

Rebelde sin causa

Jobs siempre fue inteligente e innovador, aunque sentía que eso había sido lastrado por la educación formal en su juventud. Fue un bromista durante la escuela primaria debido al aburrimiento, y su maestra de cuarto grado constantemente le propinaba regaños para que estudiara.

Foto: Steve Jobs para el anuario de la Homestead High de 1972 | vía libros.am

Sus padres lo inscribieron en Homestead High School, y allí comenzó clases junto a su amigo Bill Fernández, a finales de 1968. Para ese momento podría considerarse que era un joven rebelde, al que no le gustaban los estudios y se sentía mejor en sus trabajos veraniegos, mayormente relacionados con la electrónica. A los trece años consiguió un empleo en la compañía de confección de computadoras Howlett-Packard, más famosa por sus siglas HP, donde conoció a su tocayo y futuro socio, Steve Wozniak, también amigo en común de Bill Fernández.

En 1970, la vida del chico dio un cambio cuando se interesó por la literatura. Se inscribió en talleres literarios en la secundaria. A partir de ese momento, desarrolló dos círculos diferentes de amistades: los que estuvieron involucrados en la electrónica y la ingeniería y los que estaban interesados en el arte y la literatura.

En 1971, después de Wozniak comenzara en la Universidad de California (Berkeley), Jobs lo visitaba un par de veces a la semana; esta experiencia le llevó a estudiar en la unión de estudiantes en las inmediaciones de la Universidad de Stanford. Decidió que, en lugar de unirse al club de electrónica, pondría espectáculos de luz para el programa de jazz vanguardista de Homestead. Era visto como una especie de cerebrito hippie, pero nunca pensó que era lo suficientemente inteligente como para ser un “nerd” o encajar en ninguno de esos grupos de genios de secundaria.

Jobs se matriculó en el Reed College en Portland, Oregon. Abandonó la universidad después de seis meses y pasó los siguientes dieciocho meses asistiendo a clases de la escuela como oyente, esto debido a que, en parte, no le veía sentido a estudiar formalmente y a que no tenía dinero para seguir pagando la universidad. También hizo, durante ese mismo período, algunos cursos de caligrafía que le inculcaron un cierto amor hacia las tipografías, lo que se tradujo luego en diseños de fuentes propios para sus Macintosh.

En 1974, Jobs obtuvo un trabajo como diseñador de juegos de video en la compañía Atari Inc. Varios meses más tarde, dejó la compañía y viajó a la India para visitar a Neem Karoli Baba junto a su amigo Daniel Kottke; el objetivo era buscar iluminación espiritual. Cuando llegaron a la India se encontraron con la sorpresa de que Neem Karoli Baba había muerto en septiembre de 1973, pero igualmente visitaron a Haidakhan Babaji para que éste los guiara en el retiro que querían hacer.

Después de permanecer siete meses en el país asiático, realizando exhaustivos viajes en autobús de un lado a otro y comiendo nada más que zanahorias y manzanas, Jobs regresó a los EE.UU. Cambió su apariencia, se rapó la cabeza y comenzó a vestir con piezas textiles de estilo hindú; experimentó con drogas psicodélicas, más tarde llamando a sus experiencias con LSD “una de las dos o tres cosas más importantes que ha hecho en la vida”.

Apple

A Jobs y Wozniak se les atribuye la revolución de la industria de la computación por la democratización de la tecnología

Foto: Jobs y Wozniak trabajando en el garaje en 1976 | vía libros.am

En 1976, cuando Jobs tenía veintiún años, él y Wozniak comenzaron con Apple Computer en el garaje de la familia Jobs. En sus inicios, la financiación vino por la venta del Volkswagen de Jobs y la calculadora científica de Wozniak. A ellos se les atribuye la revolución de la industria de la computación por la democratización de la tecnología y hacer máquinas más pequeñas, accesibles e intuitivas para el consumidor de a pie.

Foto: Primer logo de Apple Computer, Co.

Wozniak concibió una serie de computadoras personales fáciles de usar, y a través de Apple las comercializó inicialmente por un precio de 666.66 dólares cada una. La Apple I trajo a la empresa en torno a 774.000 dólares. Tres años después del lanzamiento del segundo modelo de Apple, la Apple II, las ventas de la compañía aumentaron en un 18.000%, a 139 millones de dólares.

Foto: Macintosh 128k, la primera en usar el sistema operativo Macintosh | vía Wikipedia.

En 1980, Apple Computer se convirtió en una empresa que cotizaba en bolsa, con un valor de mercado de 1.200 millones de dólares para el final de su primer día de cotización. Jobs contrató a John Sculley, estratega de marketing de PepsiCo, para asumir el cargo de CEO de Apple.

Sin embargo, los próximos productos de Apple sufrieron significativos defectos de diseño, lo que resultó en el retiro y decepción de los consumidores. IBM pronto superó a Apple en ventas y ésta tuvo que reinventarse con una idea innovadora, la cual resultó, en 1984, en el lanzamiento de Macintosh, la cual Jobs desarrolló en conjunto con Bill Gates, y su comercialización como parte de un estilo de vida o contracultura romántica, joven y creativa.

A continuación, la presentación oficial al mundo de Macintosh en manos de Steve Jobs.

Además del poder de palabra de Jobs, la comercialización de Macintosh también contó con otra fuerte voz del mundo de la tecnología, Bill Gates, por lo que su éxito estaba asegurado.

Pero a pesar de las ventas y un rendimiento superior en muchos sentidos a los PCs de IBM, la Macintosh aún no podía superar las ventas de El Gigante Azul. Los ejecutivos de Apple pensaban que Jobs y sus ideas revolucionarias le estaban haciendo daño a la compañía, por lo que empezaron a marginarlo y, por lo tanto, el hombre dejó Apple en 1985 para comenzar una nueva empresa de hardware y software llamada NeXT, Inc.

NeXT

El período en el que Jobs estuvo exiliado de Apple y a la cabeza de NeXT, vivió muchas experiencias y tomo muchas decisiones que se convirtieron en “brillantes fracasos”, ya que de ellos aprendió qué tenía que hacer, cómo tenía que hacerlo y lo más importante qué no hacer. 

Foto: el encuentro de dos grandes gracias a Next, Paul Rand y Steve Jobs | vía allaboutstevejobs.com

Steve Jobs pagó 100.000 USD a Paul Rand por el diseño de marca de NeXT

También durante esta etapa, ocurrió uno de los encuentros más increíbles del mundo empresarial: Steve Jobs y Paul Rand, el legendario diseñador creador de marcas como IBM, Westinghouse, UPS, entre muchas otras.

Ambos se habían unido para crear la imagen perfecta para NeXT, luego de muchos días de insistencia por parte de Jobs, ya que Paul no aceptaba trabajar para nuevas marcas pero NeXT era un caso excepcional.

Durante el período que estuvieron juntos trabajando en el logo de NeXT, Jobs quedó tan admirado por el trabajo y el modo de pensar de Rand que decidió pagarle 100.000 dólares por el diseño de la identidad visual de la marca (con una única propuesta para el logo).

Foto: Diseño definitivo del logo de NeXT, junto con otras sugerencias por Paul Rand

El siguiente vídeo es una joya para la historia de los negocios. Se puede ver entre otras cosas, como Paul Rand presenta la nueva identidad de marca para NeXT así como debates y charlas que tenían Steve Jobs con su equipo. No te lo puedes perder:

La libertad creativa

En los siguientes años, Jobs compraría una compañía de animación de George Lucas, la cual más tarde convertiría en Pixar Animation Studios (hoy uno de los estudios de animación más importantes del mundo). Creyendo en el potencial de Pixar, inicialmente invirtió 50 millones de dólares de su propio bolsillo en la empresa. El estudio pasó a producir películas muy populares, como “Toy Story”, “Buscando a Nemo” y “Los Increíbles”. Las películas de Pixar colectivamente han recaudado más de 4.000 millones de dólares. El estudio se fusionó con The Walt Disney Company en 2006.

Foto: Logo de Pixar.

A pesar del éxito de Pixar, NeXT fracasó en sus intentos por vender su sistema operativo nuevo, y especializado para Norteamérica, por lo que finalmente Steve, resignado, usó su poder económico para regresar a Apple comprando la mayoría de las acciones de la compañía en 1996, valoradas en 449 millones de dólares. Al año siguiente, volvió a su puesto como CEO.

Al igual que Steve Jobs propulsó el éxito de Apple en la década de 1970, se le atribuye también la revitalización de la compañía en la década de 1990. Con un nuevo equipo de gestión y un salario anual auto-impuesto de un dólar, puso otra vez a la compañía en marcha. Sus productos ingeniosos (como el iMac), campañas de branding creativas y elegantes diseños llamaron la atención de los consumidores una vez más.

Un billonario enfermo

En 2003, Jobs descubrió que tenía un tumor neuroendocrino, una forma rara pero operable de cáncer de páncreas. En lugar de optar por una cirugía inmediata, decidió cambiar su dieta pesco-vegetariana a un tipo de dieta alternativa, caracterizada por largos ayunos. Durante nueve meses, pospuso la cirugía, poniendo nerviosos a los ejecutivos de la junta directiva de Apple, quienes temían que los accionistas pudiesen tirar de sus acciones si se corría la voz de que su CEO estaba enfermo. Pero al final nada fue revelado hasta después de 2004, cuando su tumor fue extirpado en una exitosa cirugía convencional.

Las últimas innovaciones de Steve para Apple fueron productos verdaderamente revolucionarios, como el Macbook Air, el iPod y el iPhone, los cuales han dictado la evolución de la tecnología post-moderna. Casi inmediatamente después de que Apple lanzaba un nuevo producto, los competidores se apresuraban a producir tecnologías comparables. Para 2007, las acciones de la empresa tenían un valor de 200 dólares cada una, un número récord en ese momento y la compañía contaba con una asombrosa cantidad de 1.580 millones de dólares en beneficios anuales, un patrimonio líquido de 18.000 millones y una deuda nula.

En 2008, iTunes se convirtió en el segundo mayor minorista de música en los Estados Unidos, sólo superada por Walmart. Apple también ha tenido el puesto número uno en la lista de “Compañías más admiradas de Estados Unidos”, publicada por la revista Forbes.

A principios de 2009, circularon muchos rumores acerca de la pérdida de peso de Steve Jobs, algunos decían que sus problemas de salud habían regresado, incluyendo un supuesto trasplante de hígado. Jobs había respondido a estas preocupaciones afirmando que estaba tratando con un desequilibrio hormonal. Después de casi un año fuera de la atención, pronunció un discurso en un evento sólo para invitados de Apple, el 9 de septiembre 2009.

Siempre se había especulado sobe los trastornos alimenticios de Steve debido, en gran parte, a la influencia que había tenido el budismo zen en su vida. Se dice que en su primera batalla contra el cáncer había decido recurrir a gurús espirituales que le recomendaban más ayunos, meditaciones y dietas muy cuestionables nutricionalmente hablando. Se dice que su dieta, su exceso de estrés y su decisión categórica de no operarse provocaron que su cáncer fuera realmente más grave de lo que potencialmente podía ser con un control médico convencional.

Foto: Steve presentando el iPad | vía Wikipedia.

El 5 de octubre de 2011, un vocero de Apple Inc. anunció que Steve Jobs había muerto en su casa de Palo Alto después de luchar contra el cáncer de páncreas desde hacía una década. Tenía 56 años de edad.

El 70% de todo su dinero no provino de Apple, sino de Disney.

Si bien Steve Jobs nunca estuvo en los primeros puestos de las listas de los empresarios más ricos del mundo, era un multimillonario cuya fortuna rondaba los 8.000 millones de dólares al momento de su muerte y, en ese sentido, su éxito en los negocios ha servido de inspiración para muchísimas personas. Lo que muchos no saben es que, curiosamente, el 70% de todo su dinero no provino de Apple, sino de Disney, donde comenzó a gozar de una buena porción de la acciones después de venderles Pixar.

Siempre solo, siempre ausente

En lo que respecta a su vida personal, fue un hombre muy reservado que rara vez daba a conocer información sobre su familia. Lo que se sabe es que tuvo su primera hija con su novia Chrisann Brennan, cuando tenía veintitrés años. Negándose a aceptar la paternidad de la pequeña Lisa, para el expediente judicial afirmó falsamente que era estéril. Chrisann luchó financieramente durante gran parte de su vida para cargar con Lisa ya que Steve no solamente se había negado a reconocerla, sino que tampoco la apoyaría económicamente. No fue sino hasta que la niña cumplió los siete años que Steve quiso tener una relación de padre-hija con ella, la cual, a pesar de todo, paró en buenos términos.

Foto: Steve Jobs y su hija Lisa | vía Business Insider.

A principios de 1990, Jobs conoció a Laurene Powell en la escuela de negocios de Stanford, donde Powell era un estudiante de MBA (Maestría en Administración). Se casaron el 18 de marzo de 1991, y vivieron juntos en Palo Alto, California, con sus tres hijos.

Se han escrito una serie de libros sobre su vida y obra, incluyendo una biografía general autorizada por Walter Isaacson, en 2011, que describe a Jobs como una persona contradictoria (dura y arrogante, pero a la vez romántica). Dice que clasificaba a los seres humanos en dos tipos: “iluminados y tontos”, donde él y unos pocos estaban en la primera categoría, mientras que el resto (la mayoría) estaba en la segunda.

También ha habido Biopics inspiradas en la vida del icono de la computadora personal: la muy criticada (por sus omisiones y muchas licencias biográficas) “Jobs” (2013), protagonizada por Ashton Kutcher, y “Steve Jobs” (2015), protagonizada por Michael Fassbender.

Las enseñanzas de Steve Jobs

A lo largo de su vida, Jobs dejó muchas enseñanzas a sus seguidores y todo aquel que deseara escuchar. En todas sus conferencias, entrevistas, discursos compartía algo de su sabiduría. Quizás uno de sus discursos más recordados es el que dio en 2005 en Stanford University, donde dijo la famosa frase: “Stay hungry, stay foolish” (frase original de Rashmi Bansal), la cual, una vez profundizas en ella, nos invita a vivir la vida de un modo apasionado.

Otras frases de Jobs fueron:

  • «Cada día me miro en el espejo y me pregunto: “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?”. Si la respuesta es “no” durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo»
  • “Cambiaría, si pudiera, toda mi tecnología por una tarde con Sócrates”.
  • “Creo que la muerte es el invento más maravilloso de la vida. Ella purga el sistema de estos modelos antiguos que han quedado obsoletos”.
  • “El diseño no es qué aspecto tiene. Es cómo funciona”.
  • “Estoy convencido de que la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los no exitosos es la perseverancia”.
  • «La calidad es más importante que la cantidad. Un “home run” es mucho mejor que dos dobles».
  • “La innovación es lo que distingue a los líderes de los seguidores”.
  • “Ser el más rico del cementerio no es lo que más me importa… Acostarme por la noche y pensar que he hecho algo genial. Eso es lo que más me importa”.

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

Esta publicación fue compartida 0 vez
 000
Acerca de

 Tentulogo

  (40 Artículos)

Tentulogo es un estudio de diseño online fundado en 2005. Somos expertos en crear e impulsar marcas para emprendedores. Ver página de presentación