[Biografía] Meg Whitman: la empresaria conservadora más moderna que existe | Tentulogo

[Biografía] Meg Whitman: la empresaria conservadora más moderna que existe

Nelson PeraltaBy Nelson Peralta 6 meses ago
Home  /  [Colección] Mujeres Poderosas e Inspiradoras  /  [Biografía] Meg Whitman: la empresaria conservadora más moderna que existe
Si hay algo que nos continúa sorprendiendo del mundo de los negocios es que cada vez que escudriñamos, encontramos personajes que salen de lo común y que son muy interesantes para el análisis, tal es el caso de Meg Whitman.

Meg Whitman es una ejecutiva corporativa y empresaria estadounidense que ha ocupado varios cargos de envergadura en compañías muy importantes del ámbito tecnológico, como eBay y Hewlett Packard. En la actualidad es toda una referencia en el ámbito de las relaciones empresariales de Silicon Valley y también ha incursionado en el mundo de la política, por eso, podemos decir que es una inspiración para aquellas mujeres a las que les interesan los negocios, un grupo al que nos gusta tener muy presente en Tentulogo.

Conozcamos un poco más de ella a continuación:

Primeros años

Margaret Whitman nació el 4 de agosto de 1956, en Cold Spring Harbor, un pequeño poblado de 5000 habitantes, catalogado como “aldea”, situado en Long Island (Nueva York). Ella era la menor de tres hijos de Hendricks Whitman, un ejecutivo financiero con una buena posición económica, y su esposa Margaret Crushing, quien era ama de casa.

Logo de la Universidad de Princeton

Confiada y brillante, Whitman no rehuyó de su inteligencia, y en 1974 se graduó de la escuela secundaria con los mayores honores posibles. Se matriculó luego en la Universidad de Princeton, donde fue aceptada por su talento, y obtuvo una Licenciatura en Economía, inspirada en seguir los pasos de su padre. Luego tomó un programa de postgrado en la Harvard Business School y se graduó en 1979.

Tenía miedo a la muerte”, ha recordado de su tiempo en Harvard en una entrevista que le hicieron en 2003. “A mi izquierda había alguien que había estado en el Chemical Bank durante cuatro años y, a mi derecha, alguien que estuvo en el ejército durante nueve años. Y por eso no hice casi nada más que trabajar”.

Una mujer trabajadora

La cultura de trabajo estadounidense es una de las más agotadoras del mundo; pareciera que en ese país, quienes quieren tener unos buenos estándares de vida, tienen que trabajar desde que se levantan en la mañana hasta que se acuestan por las noches, y eso es algo que Meg tenía muy en claro. Después de Harvard, se mudó a Cincinnati donde consiguió un trabajo como gerente de marca en la multinacional de bienes de consumo Procter & Gamble. Allí, ella se hizo una pequeña pero marcada reputación en el mundo del marketing, y además conoció y trabajó con quien sería el futuro CEO de Microsoft, Steve Ballmer.

Meg Whitman en Tech Museum

Foto: Meg Whitman en Tech Museum (San José, California), en 2009 | vía Flickr.

Sin embargo, el tiempo de Meg en Cincinnati sería corto. Después de dos años, ella se mudó a San Francisco junto con su nuevo esposo, el neurocirujano Griff Harsh, esto en parte porque él había conseguido un mejor empleo en esa ciudad. Fue contratada por una compañía de consultoría de negocios tremendamente exitosa llamada Bain & Company, y allí ella iría escalando poco a poco a través de una serie de puestos de alto perfil, lo que le permitió además tener contacto directo con empresas de aun más alto perfil como Disney, Stride Rite, FTD y Hasbro.

Pero el curso de lo que venía haciendo cambió de forma bastante radical cuando, en 1998, aterrizó en Silicon Valley y se convirtió en CEO de eBay. Todavía en su relativa infancia y con una cultura de negocios no tan tradicional, eBay parecía una extraña elección para Meg, que había sido formada en un ámbito de negocios anticuado. Ahora, el cargo de CEO era demasiado bueno como para dejarlo ir, así que lo aceptó y, a pesar del marcado conservadurismo en su personalidad, ella siempre ha tenido en cuenta que las empresas deben evolucionar y estar acordes con las nuevas tecnología.

Bajo su dirección, la joven compañía de 86 millones de dólares pronto se transformó en un monstruo comercial valorado en 7.700 millones. Ahora, parece ser que hubo muchos cuestionamientos al mandato de Meg en eBay: algunas decisiones, como la compra del servicio de llamadas por internet, Skype, por la astronómica cifra de 2.500 millones de dólares, le fueron muy rebatidas y por eso terminó dejando la compañía en 2008.

Breve carrera política

El éxito de eBay había puesto el nombre de Meg Whitman en el tapete. Esto la hizo plantearse aspiraciones y sueños muchos más ambiciosos, y fue así como decidió incursionar en la política al año siguiente.

Una republicana conservadora, Meg sirvió en los equipos de campaña de Mitt Romney tanto en 2008 como en 2012. También trabajó para el equipo de campaña de John McCain cuando Rommey se retiró de la contienda para la candidatura presidencial del Partido Republicano en favor de McCain en 2008. Ahora, se negó a trabajar para Donald Trump pues más bien lo criticó por tener un carácter muy arbitrario, incluso llegando a compararlo con Adolf Hitler. Aún siendo republicana, respaldó a Hilary Clinton, y de hecho la eligió diciendo que tenía “temperamento, experiencia global y compromiso con los valores nacionales fundamentales de Estados Unidos”; además, exhortó a los republicanos a votar por ella y a “poner al país primero antes que al partido”.

Meg Whitman en 2005

Foto: Meg Whitman en 2005 | vía Flickr.

Por otra parte, en 2010 anunció sus planes de postularse para el cargo de gobernadora de California, un estado que entonces estaba sumido en un colapso económico con grandes déficits presupuestarios. De hecho, obtuvo muchos apoyos dentro del Partido Republicano pues creían que su experiencia empresarial serviría de mucho para entusiasmar a los votantes.

Los planes políticos de Meg eran tan serios que estaba dispuesta a gastarse hasta 119 millones de dólares de su propio bolsillo en la campaña electoral, y de hecho lo hizo; el total de aquella campaña fue de unos 175 millones entre su propio dinero y el de inversionistas que creyeron en ella. Esto fue suficiente para ganar la nominación republicana a la contienda, pero no lo suficiente como para derrotar al ex-gobernador Jerry Brown en una carrera apretada, quien fue el ganador del balotaje final.

Algunos comentaristas dijeron que, como candidata, fue pésima, pues se hizo evidente su inexperiencia en el mundo de la política. Reveló poco sobre sí misma a los votantes, y en las últimas semanas de la carrera general, trató de sortear sin éxito algunos reveses como un incidente de particular importancia que involucró la aparición de su ex-ama de llaves, quien declaró que Meg la había despedido después de nueve años de servicio en su casa justo en el momento en que ella le reveló que era una inmigrante ilegal.

Y sí, es cierto, para nada estaba acostumbrada a estas jugarretas bajas de la política, por esto decidió que haría lo que mejor se le daba y era ser una empresaria.

Embed from Getty Images

HP

Para su época de pérdida política, su valor personal se estimaba en 1.000 millones de dólares (en la actualidad, ese valor ronda los 3.000), lo que indicaba a su vez que todavía tenía una gran demanda en el mundo de los negocios. Entre un montón de propuestas para presidir empresas por todo Estados Unidos, en septiembre de 2011, aceptó el cargo de CEO en el gigante de la computación, y fundador sentimental de Silicon Valley, Hewlett Packard.

Su mayor reto como líder de HP era modernizar una empresa que parecía agobiada por una estructura de gestión inflada, con demasiados productos y un sistema de funcionamiento un tanto desorganizado. En 2015, supervisó lo que sería su movida más importante en esta faena, una división que estableció por un lado el negocio de las impresoras y por otro el de las computadoras personales. Esta división también precedería a una salida de las compañías a bolsa para convertirse en empresas de capital abierto.

Embed from Getty Images

En noviembre de 2017, Meg anunció abruptamente que planeaba renunciar a su puesto en Hewlett Packard, y que el presidente Antonio Neri asumiría el cargo de CEO el 1 de febrero de 2018, aunque no dejó completamente la compañía, pues ella forma parte de la junta directiva al ser accionista. Desde entonces se han especulado muchas cosas sobre su dimisión…

Una empresaria para la diversidad

Meg no defraudó a HP; todo lo contrario, logró transformar a este mamotreto tecnológico, el cual estuvo a punto de fallecer consumido por su propio peso, en un par de empresas modernas y con mayores perspectivas de futuro de las que tenían antes cuando eran una sola, y todo esto en unos pocos años. Ahora, parece ser que se mantienen viejos vicios que le han generado una presión tremenda.

No es que a su edad sienta que deba trabajar menos (aunque sí, puede ser, quién sabe), sino que no es precisamente la persona con el carácter más fuerte del mundo y no es de aquellos empresarios que trata hasta el cansancio de imponer su criterio. De hecho, de lo que se ha colado de los propios empresarios de HP, se ha dicho que Meg es una persona que suele escuchar con bastante cuidado a los que saben, aprender de ellos e incluso reconocer sus errores y compensar a las personas que la hicieron caer en cuenta de lo correcto.

De hecho, hay una anécdota sobre eso: cuentan que cuando se le presentó por primera vez el ordenador “todo-en-uno” Sprout, dijo abierta y respetuosamente que no le gustaba. Los creadores de la tecnología desafiaron su criterio y continuaron desarrollándola en sus ratos libres. Dos años más tarde, volvieron a presentarle la Sprout a Meg, ya terminada, y ésta tuvo que reconocer que era algo bueno y no sólo agradeció a los creadores que no le hicieran caso, sino que además les dio una recompensa.

¿Qué podemos aprender de Meg Whitman?

En primer lugar, la capacidad de observación. Siendo una conservadora en prácticamente todo lo que supone su vida personal, Meg pudiera perfectamente pasar por una persona enchapada a la antigua, pero lejos de eso, lo cierto es que es un gran referente de innovación y se debe a que es buena observadora. Una persona puede tener unos determinados principios de vida; sin embargo, lo más importante es saber entender y moverse por los mismos caminos por los que va el mundo.

Mitt Romney Steve Jurvetson y Meg Whitman

Foto: Mitt Romney, Steve Jurvetson y Meg Whitman | vía Flickr.

En segundo lugar, su capacidad para confiar es admirable. Muchas veces, al convivir tanto tiempo en el mundo de los negocios uno desarrolla una personalidad un poco renuente, cuestionadora hasta de la más mínima cosa, pero si bien hay que ser perspicaces para no dejarse timar, exagerar en eso nos puede llevar a tener muchas tensiones. De hecho, el valor de la confianza es quizás el pilar fundamental de una buena compañía, pues todo se cimienta en el trabajo de muchas piezas, y aprender de igual forma a valorar el potencial que tenemos nosotros mismos.

Pero sobre todas las cosas, la diligencia y el esfuerzo. Lejos de ser un vicio, el trabajo duro es una virtud, ha sido la virtud más importante de los más grandes, entre ellos Meg, y si bien a veces esto puede parecer pesado, nadie se imagina la cantidad de personas que tienen grandes ideas y que pretenden perseguirlas recostados desde el sillón de su salón con un cubo de galletas a cuestas. Las ideas no se desarrollan por sí solas.

Meg Whitman en el Orange Cpunty Fairgrounds

Foto: Meg Whitman en el Orange County Fairgrounds | vía Flickr.

Para nosotros, Meg Whitman fue un descubrimiento, pues si bien admiramos a los grandes empresarios del pasado y sus contribuciones a la economía mundial, no solemos identificarnos con ese tipo de empresario que es rancio o anticuado. Pero el habernos empapado de la historia de Meg ha supuesto que veamos con otros ojos a estos conservadores.
Referencias:
Foto de cabecera: vía The New York Times.
Business Insider | Expansión | CNET | Forbes | Variety.

¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.

Category:
  [Colección] Mujeres Poderosas e Inspiradoras

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
Nelson Peralta
About

 Nelson Peralta

  (87 articles)

¡Hey espera! ¿Eres emprendedor/a?

Todos los días publicamos en nuestro blog para emprendedores, te invitamos a que te apuntes a nuestra lista para recibir nuestros mejores artículos, consejos, noticias, novedades, ofertas y sorpresas. ¡Todo muy cool! Cero spam.

¡Genial! Muchas gracias por suscribirte.

Uy, algo ha salido mal. Revisa e intenta de nuevo.