¿Es fácil y recomendable montar una tienda online? | Tentulogo

¿Es fácil y recomendable montar una tienda online?

José Vicente RojoBy José Vicente Rojo 6 meses ago
Home  /  [2] Consejos para emprendedores  /  ¿Es fácil y recomendable montar una tienda online?
Actualmente montar una tienda online es “fácil” desde el punto de vista de la programación. Pero ¿realmente es fácil terminarla y que de beneficios?

El mundo cambia, las preferencias cambian y por ende, los mercados cambian. Al hacer una tienda online debes tomarte las cosas muy en serio, contar con expertos y hacer adecuadas campañas de marketing online, eso hará que rentabilices a lo grande. Compartiremos contigo algunas realidades sobre las tiendas de este tipo para que puedas sacar tus propias conclusiones:

Los costos fijos de una tienda física son elevados, mientras que en una tienda online son menores

Evalúa lo que gastas en alquiler y pago de servicios ¿Bastante, no? Cuando trabajas de manera online los costos se reducen considerablemente, comenzando con que quizás tu oficina o almacén se encuentren en algún espacio de tu casa. De todos modos, al funcionar de manera online, deberás invertir en ciertas cosas como: diseño de página web, dominio (la dirección de tu página), módulos de pago, entre otros.

Eso si, una tienda online requiere de mantenimiento permanente. Si no sabes de programación / maquetación, necesitarás contratar estos servicios para tener todo siempre bajo control, y su costo mensual puede ser muy variable, depende de lo que necesites. Puede ir desde los 10 o 20 (euros o dólares) a los 500, 1.000 o más… Depende de muchos factores.

En cualquier caso, en relación tamaño de la tienda vs costos operativos, una tienda online siempre resultará mucho más económica que una tienda física.

Si llegas a tener una tienda online que requiera de mucho mantenimiento mensual quiere decir que tienes una tienda muy grande con mucho movimiento, que superaría la mayoría de tiendas físicas.

La logística pasa a ser un asunto de tu incumbencia

marketing online

Foto: vía Unsplash.

Mientras que en una tienda física el cliente entra, decide o no comprar lo que está buscando y sale, en una tienda online la transacción no termina allí. Realmente la transacción termina cuando el producto es recibido por el cliente, así que hay que prestar importante cuidado en el envío de la mercancía, ya que si el cliente no obtiene lo que quiere, se sentirá estafado.

Para evitar eso, es recomendable tener organizados los pedidos, contar con controles internos en el armado de los paquetes, permitirles a los clientes el seguimiento de la mercancía a través de correos y finalmente verificar la recepción para asegurar una buena experiencia de compra; puede sonar complicado pero realmente en la actualidad se cuentan con sistemas que nos facilitan eso, asesórate y verás cómo es incluso más sencillo que con una tienda física.

El fulfillment tercerizado como una alternativa inteligente

Fulfillment de Amazon

Fulfillment se refiere a todo el proceso que ocurre una vez te hacen un pedido, que implica desde tener un almacén correctamente organizado (con un inventario con el stock siempre al día), a saber procesar adecuadamente el pedido: seleccionar los productos, empaquetarlos correctamente, etiquetarlos y entregarlos a la empresa de paquetería.

Por ejemplo Amazon brinda el servicio de fulfillment con almacenes con tecnología puntera, en donde con robots y un proceso altamente evolucionado, logran procesar miles de pedidos al día con la máxima eficiencia, abaratando costos, no solo en el proceso interno sino también con las empresas de paquetería, que al enviar tanto al día, les sale mucho más rentable.

Por lo tanto, tú puedes contratar una empresa que te brinde el servicio y enviar directamente tus productos a dicho almacén, y ya ellos se encargan de todo.

Dependiendo del país donde te encuentres habrá más o menos empresas que brinden el servicio, aunque abre la mente respecto a esto, porque por poner un ejemplo extremo: Tu puedes vivir por decir en España o un país de América del Sur, y tener tu tienda operando en EE.UU. con un almacén fulfillment que recibe tus productos directamente desde China. Y todo ello lo manejas desde tu laptop o portatil en una isla del Caribe 😛

El Dropshipping es también otra opción interesante

Otra interesante opción existente en el mundo web es la posibilidad de vender productos de terceros sin tan siquiera tenerlo que almacenar.

Por ejemplo, en tu tienda te compran un determinado producto, y ese producto no lo tienes en tu almacén, sino que tú ya tienes un acuerdo con una empresa que brinda el servicio de dropshipping para decirle: “Me han comprado este producto, tienes que enviarlo a esta dirección.”

Como tu cliente ya te ha pagado, de ahí te quedas tu margen y con el resto le pagas al dropshipper que se encarga de todo lo demás.

Hay dropshippers que hasta le ponen tu logo y especificaciones a la caja, para que parezca un producto totalmente tuyo.

Eso si, en estos casos el margen de beneficio es menor y tendrás que analizar otros muchos detalles, dependiendo del tipo de productos que quieras vender, como el tipo de atención al cliente, qué ocurre con las devoluciones, etc. Pero sin duda es una excelente forma de meterte en el mundo de ventas online e ir profundizando.

El costo de adquisición de cliente

Foto via pixabay.com

Este valor tendrá que ser tu obsesión del día a día, y para llegar bien a él y optimizarlo tendrás que aprender muchas cosas antes.

El costo de adquisición de cliente es lo que a ti te cuesta lograr clientes. Por ejemplo si te gastas 100 euros en Facebook o Google AdWords para llevar a tu tienda 500 personas, y de esas 500 personas te compran finalmente 20, quiere decir que conseguir 20 clientes te costó 100 € y que por lo tanto, cada cliente te costó 5€.

Si lo que le has vendido te genera un margen de beneficio neto de 50€ genial, pero si tan sólo es de 4€, entonces la tienda no es rentable de ningún modo.

Claro que este cálculo hay que hacerlo dependiendo de muchos factores, porque hay modelos de negocio en donde a lo mejor en la primera venta están dispuestos incluso a perder dinero, con el objetivo de que luego ese cliente nos compre a futuro muchas más cosas.

Tendrás que echar muchos números para ver la viabilidad de tu tienda. Y lo que si ten muy claro que tendrás que invertir adecuadamente en marketing online, ya que los clientes no caen del cielo.

Ten en cuenta las devoluciones y la atención al cliente


Es quizás uno de los mayores retos de una tienda online. Brindar el mejor servicio al cliente posible y lidiar con las devoluciones. Es un gasto que deberás tener en cuenta a la hora de planificar tu tienda, ya que para atender a los clientes lo podrás hacer tú al comienzo, pero en cuanto crezca la tienda tendrás que poner gente que te ayude..

Lo mismo con las devoluciones, que siempre algún porcentaje por pequeño que sea, tendrás. Es algo a analizar con cuidado, calcular y especificar adecuadamente en tus políticas de venta. Muchas tiendas ofrecen la devolución gratuita, algunas incluso te devuelven el dinero si no estás satisfecho, sin tan siquiera pedir el producto de regreso.

Es un costo a tener en cuenta, ya que al igual que en las tiendas físicas hay que lidiar con un porcentaje de productos que son robados o que “desaparecen” misteriosamente, en una tienda online hay que contar con que un porcentaje se perderá por devoluciones o clientes insatisfechos.

No pienses que la mayoría querrá estafarte porque no es así. Afortunadamente por estadística se sabe que la gran mayoría simplemente quiere comprarte y que todo le llegue bien. El porcentaje de personas que tratan de buscar la trampa es pequeño, lo que de todos modos, siempre fastidiará si se te da el caso.

Lo que de ningún modo te recomendamos es “pelear” con un cliente por un producto que no sea de su agrado. Incluso aunque creas que trata de estafarte. Siempre tendrás las de perder, ya que en las redes sociales fácil corren las acusaciones de un cliente.

Aunque sean mentira, la gente suele ponerse del lado del consumidor, por lo que nunca te metas en batallas en las que lo que puedes perder (tu reputación) es mucho mayor al producto en sí.

Las tiendas online están abiertas 24 horas

En las tiendas online tus potenciales clientes pueden visitarte desde cualquier parte del mundo a cualquier hora.

Mientras que en una tienda física puede que los horarios sean un problema, en las tiendas online tus potenciales clientes pueden visitarte desde cualquier parte del mundo a cualquier hora. De esta manera con tan sólo una conexión a Internet, podrás concretar transacciones, recibir dudas, resolver inquietudes a cualquier momento ¡Genial!

No necesariamente el comercio físico debe desplazar al comercio digital, los dos pueden coexistir, sólo fíjate en empresas como Wallmart, Apple, Zara, Forever 21, Mango, etc. De hecho, al combinar este tipo de negocios, repotenciamos nuestra actividad lo cual indudablemente aumentaría nuestro volumen de venta.

Tendrás que dedicarte en cuerpo y alma a tu tienda online

Con este último punto queremos dejar muy claro que a pesar de las ventajas mencionadas en una tienda online, hay que tener muy claro que de todos modos es duro y difícil. Requerirá de una dedicación plena de tu parte, como si de una tienda física se tratara.

No esperes que montar una tienda se hace en unos días y luego ya todo es automático.

Su desarrollo es complejo, no tanto por la programación, ya que hoy día hay plataformas y servicios muy interesantes, sino por todas las decisiones a tomar, organización que tendrás que hacer, pasarelas de pago, envíos, catalogar adecuadamente tus productos, los textos, las fotos…

Y una vez se tenga todo eso, no has hecho más que empezar. Es dedicarte plenamente a la tienda, para estar siempre mejorando detalles, aprendiendo a sacarle el máximo provecho, probar diferentes estrategias, obsesionarse con las estadísticas, los comportamientos del usuario, ver en qué puntos se puede mejorar, conversar con tu audiencia para ver qué otros productos incorporar, etc.

Si montas una tienda online que sea tomándotela absolutamente en serio, teniendo en cuenta que tendrás que invertir tiempo y dinero, tendrás que contratar profesionales, tanto en el aspecto técnico, como en consultoría, diseño y marketing.

Los beneficios de una tienda online pueden ser muchos, pero tendrás que comprometerte al máximo y confiar en profesionales que te apoyen, ya que la competencia es cada vez mayor, así como las exigencias de los consumidores.
Referencias:
Foto de cabecera: vía Unsplash.
Category:
  [2] Consejos para emprendedores

Si te gustó, agradeceremos que lo compartas :)

this post was shared 0 times
 000
José Vicente Rojo
About

 José Vicente Rojo

  (24 articles)

CEO y fundador de Tentulogo. Soy consultor experto en branding. Apasionado del diseño, el marketing, la publicidad, los negocios y sobre todo, los emprendedores. Me encanta el color rojo, básicamente porque es mi segundo apellido, ya que no tiene un sustento racional tener predilección por unas longitudes de onda del espectro electromagnético interpretadas emocionalmente por nuestro cerebro.